edición: 2576 , Miércoles, 17 octubre 2018
05/02/2009
Estimular el consumo: al Gobierno le sale el tiro por la culata

Regresa el ‘crowding out’

Macroemisiones de deuda provocan el “efecto expulsión” del consumo privado
Juan José González

Parecía desterrado, olvidado, o como esas enfermedades de las que se dice erradicadas. En las escuelas de negocios enseñan que tras la creación de la zona euro y dado el carácter supranacional de los mercados monetario y de financiación, todos pensaban que ya no volveríamos a padecer el efecto “desplazamiento”, ese que llaman ‘crowding out’, que no es otra cosa que la expulsión del consumo privado por parte del Estado cuando éste tiene que financiar sus planes de inversión, salvamento, presupuestos y déficits. Pues bien, al igual que la viruela o la tuberculosis, el “desplazamiento” ha regresado. Y ¡con qué virulencia! Precisamente ahora, cuando el Gobierno se propone estimular el consumo va a conseguir el efecto contrario. Y si no que se lo pregunten a un banco ¿a quién prefiere prestar dinero, al Estado o a una pyme, o a una familia? Está claro.

Cuentan que en la primera reunión del Ejecutivo con los primeros banqueros, a uno de estos se le ocurrió mencionar el “efecto expulsión” –otra denominación del ‘crowding out’- en una situación como la actual: no hubo contestación ni comentario alguno, como dando a entender que nadie allí quería batalla. Lo que sí tenían claro los presentes en la reunión es que el sector público va a acaparar buena parte de la financiación disponible actualmente en el mercado, desplazando así al sector privado (definición de ‘crowding out’). Porque liquidez hay para dar y tomar. Y el Tesoro va a tomar toda la que pueda.

Porque necesita dinero en cantidades industriales. Lo precisa para abrir nuevas líneas de liquidez. Y tiene por delante un déficit presupuestario de magnitudes colosales, de esos que luego se explican en las universidades. Debe financiarse a toda prisa, acudiendo a todo tipo de instrumentos, mercados y plazos. El Gobierno ha cuidado las formas y no abusó de las emisiones de deuda en enero; las justas. Pero ahora, nada más comenzar febrero, se lanza al mercado a saco en busca de dinero. Hace dos días realizó la mayor operación de la historia, por valor de 7.000 millones de euros pagando por ello, todo hay que decirlo, el margen más elevado desde que el Reino de España entró en el euro, 90 puntos básicos sobre el índice de referencia de este tipo de emisiones -que equivale a pagar un interés, o rendimiento, del 4,65%-. Es lo que tienen las prisas.

Para muestra basta un botón. En la emisión de deuda a diez años del martes día 3, el Tesoro recibió peticiones para 15.000 millones, de los que atendió 7.000 millones, lo cual viene a confirmar que cuando la situación es muy complicada, la aversión al riesgo crece, lo que empuja a los inversores a adquirir deuda pública como preferencia sobre la privada (otra prueba de ‘crowding out’). Además, las emisiones públicas en estas condiciones conllevan tipos de interés de financiación más altos de lo habitual, que hace difícil, cuando no imposible, su asunción por las empresas privadas.

Así las cosas, es fácil entender las palabras de “aliento” del ministerio de Economía y del Banco de España, en afirmar escenarios futuros de mayor inflación, en los próximos meses, a partir de abril. Porque la petición de crédito en tales cantidades provoca un aumento del tipo de interés, reacción natural del dinero ante el exceso de demanda.

En la subasta del martes no tuvieron acceso los inversores particulares al realizarse por el sistema de sindicación, en la que un grupo de entidades financieras se encargan de realizar la intermediación de la deuda entre inversores institucionales. El Tesoro continuará alimentando el ‘crowding out’ la próxima semana, en la que tiene previstas dos subastas de bonos a tres y cinco años para captar 5.500 millones de euros. Más leña al fuego.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...