edición: 2826 , Miércoles, 16 octubre 2019
03/09/2010

Regulación supranacional en marcha

Carlos Schwartz
Anoche, representantes del Parlamento Europeo y del Consejo Europeo llegaron a un acuerdo sobre regulación financiera paneuropea y supranacional que deberá ser aprobada el 7 de septiembre por el Consejo Europeo y sometida a votación en la segunda sesión plenaria del Parlamento Europeo de septiembre. La idea central es dejar en manos de los reguladores nacionales la supervisión en cada país mientras los organismos específicos creados a nivel europeo para la regulación, es decir las nuevas Autoridades Supervisoras Europeas (ASE), diseñarán el conjunto de disposiciones que armonizarán la labor de los reguladores nacionales. Sin embargo, el acuerdo extiende la posibilidad de que dichas ASE puedan intervenir en la jurisdicción de los países miembros si los reguladores nacionales no actúan en casos de infracción manifiesta. El acuerdo incluye la formación de un Consejo Europeo de Riesgo Sistémico.

El acuerdo implica que los colegios de supervisores europeos podrán solicitar la mediación de la ASE en caso de que un supervisor nacional no actúe de acuerdo con las directivas de regulación europeas. En esos casos las ASE actuarán como mediadoras en el conflicto que surja en el colegio correspondiente. La ASE correspondiente puede además imponer al regulador nacional que no se avenga a la aplicación de las medidas requeridas las decisiones que el colegio apruebe de acuerdo con las directivas europeas. Las ASE podrán constituirse en mediadores de forma discrecional ante el colegio de supervisores nacionales sin que los miembros reclamen esta participación.

Por añadidura, las ASE podrán supervisar el cumplimiento de las directivas europeas en cada país por parte de los supervisores nacionales. En caso de incumplimiento de la normativa europea la ASE podrá exigir la rectificación de la acción a los supervisores nacionales. Si estos últimos no actúan de acuerdo con las instrucciones recibidas la ASE podrá exigir de forma directa a la institución que incumpla las directivas europeas la rectificación de su acción.

Las principales áreas de supervisión son la bancaria, de mercados de valores, de seguros y de pensiones. Estas cuatro áreas de momento no serán concentradas en una sola ciudad, sino que quedaran repartidas entre ciudades de países diversos. Esta decisión será revisada cada tres años cuando en un informe del trienio las ASE deberán evaluar si es o no conveniente concentrar los supervisores europeos en un solo organismo. La descentralización pactada es esencialmente una concesión al Reino Unido que ha sido refractario a la existencia de una capacidad de supervisión supranacional y ha aceptado a regañadientes el pacto. Por su parte la preocupación central de las autoridades de la UE son las entidades financieras europeas transfronterizas de gran envergadura.

Las ASE podrán investigar tipos específicos de instituciones financieras, productos financieros como los activos “tóxicos” o simples actividades financieras como las posiciones cortas. Las ASE podrán prohibir de forma temporal o restringir prácticas y productos de alto riesgo y sugerir a la Comisión su prohibición.

Por su parte, el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico deberá desarrollar una serie de normas que permitan valorar de manera uniforme el riesgo de las entidades financieras transfronterizas y permitir una fácil valoración de los riesgos que entrañan. Por motivos de visibilidad y credibilidad la presidencia de este cuerpo durante los primeros cinco años le corresponderá al presidente del Banco Central Europeo.

Si se tiene en cuenta que el más probable futuro presidente del BCE será el alemán Axel Weber, actual presidente del Bundesbank, todo parece indicar que las huestes alemanas y francesas han logrado imponerse a las aspiraciones británicas de mantener un laissez faire en el terreno de la regulación financiera que siga garantizando una suerte de condición extraterritorial a los mercados financieros de envergadura internacional que operan en Londres.

Los datos publicados cada tres años sobre los mercados de divisas por el Banco de Pagos Internacionales, cuya última edición se ha dado a conocer esta semana, indican a las claras que pese a la supuesta reducción de la trascendencia del Reino Unido como plaza financiera internacional ésta sigue creciendo.

No cabe la menor duda que las fisuras entre Weber y el presidente del BCE, Jean Claude Trichet, acerca de la retirada de las medidas “extraordinarias” con las cuales se ha dado financiación a las entidades de crédito europeo en el medio de la congelación extrema de la financiación interbancaria no es más que un reflejo de discrepancias menores vinculadas entre otras cosas a los despropósitos verbales sobre política monetaria emitidos en el pasado reciente por el miembro del consejo del Bundesbank Thilo Sarrazin purgado de la institución el miércoles pasado. Pero en cualquier caso las desavenencias entre Weber y Trichet son de escasa dimensión si las compara con las resistencias que el Reino Unido ha manifestado ante la evolución de las intentonas reguladoras pan europeas de las autoridades de la Unión.

La puesta en marcha de la reforma de la supervisión financiera europea requiere la aprobación del proyecto por el Parlamento Europeo y por los estados miembros. El objetivo de que tanto las Autoridades Supervisoras Europeas como el Consejo Europeo de Riesgo Sistémico estén en funcionamiento en enero de 2011 dejará a la luz si el pacto alcanzado anoche va más allá de los acuerdos entre parlamentarios europeos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...