edición: 2845 , Miércoles, 13 noviembre 2019
19/01/2009

Reino Unido presenta un segundo plan de rescate bancario para reactivar el crédito al consumo

Con la intención de que los bancos se animen de nuevo a conceder créditos, el Gobierno de Gordon Brown ha anunciado un nuevo paquete de medidas para impulsar al sector financiero británico y limitar sus pérdidas valorado en 100.000 millones de libras (más de 110.000 millones de euros).Según explicó Darling, Reino Unido garantizará, a través del pago de un honorario y hasta un determinado nivel, la deuda respaldada en hipotecas y activos tóxicos.

La intención es limitar las pérdidas de las entidades. De hecho, la principal preocupación del programa es proporcionar protección a los bancos ante futuros impagos en los préstamos.

El Ejecutivo británico también autoriza al Banco de Inglaterra a poner un marcha un programa de recompra de activos, con un prespuesto de 50.000 millones de libras, a partir del 2 de febrero. A través de este plan, la insititución financiera adquirirá bonos corporativos, papel comercial y préstamos sindicados, entre otros activos.

Además, amplía el Plan Especial de Liquidez del Banco de Inglaterra, que vence este mes, y permite a las instituciones financieras canjear activos de difícil negociación por otros más líquidos.

Por otra parte, el paquete de ayudas de Reino Unido incluye un aumento de la participación en Royal Bank of Scotland desde el 58% actual.

Reino Unido inyectó 37.000 millones de libras a los bancos en octubre, pero el crédito sigue restringido. Según ha informado el Gobierno británico, estas nuevas ayudas son necesarias porque "en los últimos dos meses en particular, la situación financiera global y la economía han seguido deteriorándose".

"Las medidas de hoy pretenden atajar la principal fuente de incertidumbre en el sistema financiero y mejorar la confianza, permitiendo a los prestamistas aumentar sus créditos, lo que se traducirá en un apoyo mas eficaz a la economía", puntualiza en su comunicado.

De hecho, los bancos que se beneficien de la ayuda gubernamental adquirirán una obligación legal vinculante a abrir el grifo de los préstamos al consumo privado y a las empresas. Además, según recoge el diario estadounidense Wall Street Journal, sólo para participar en el programa de ayudas los bancos tendrán que abonar una tarifa al Gobierno británico, con una cuantía sin especificar.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...