edición: 2594 , Martes, 13 noviembre 2018
16/12/2014

Repsol mantiene el pulso en su intento por adquirir Talisman Energy por sus activos en Canadá

De acuerdo con fuentes del sector el fondo CPP se ha acercado a la petrolera con una oferta competidora
Carlos Schwartz

Repsol ha sellado todas las fugas de información sobre su intento de adquisición de la petrolera canadiense Talisman Energy con sede en Calgary. La sociedad se limitó a un lacónico hecho relevante en respuesta a una pregunta de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) impulsada a su turno por la comunicación hecha por Talisman al regulador canadiense. El levantamiento de todos los puentes informativos está en línea con los intentos de la empresa por alcanzar un acuerdo amistoso con la petrolera canadiense. De acuerdo con fuentes del sector en Canadá, la visita que realizó la semana del cinco de diciembre el presidente de Repsol a Nueva York para recibir un premio no ha sido ajena a la reanudación de las negociaciones con Talisman abandonadas desde el verano pasado. En esas fechas ya trabajaba en la operación un equipo de ejecutivos. El centro del interés de Repsol está en los activos de la petrolera en Canadá, cuya producción tiene como mercado Estados Unidos. Los activos que menos interesan por el contrario son los del Mar del Norte en una sociedad conjunta de la canadiense con la china Sinopec en la cual tras una actividad de due diligence en el verano pasado Repsol encontró datos financieros que no cuadraban con la información concedida por el vendedor. Esta peculiaridad puede involucrar en el acuerdo al socio chino con el cual Repsol está asociada en Brasil.

Hasta la medianoche, Repsol no había emitido comunicado alguno sobre una eventual decisión en su reunión de consejo cuyo tema central ayer era analizar la propuesta de adquisición de Talisman Energy en su conjunto. De acuerdo con fuentes en Toronto el gestor paraestatal de fondos de pensiones Canada Pension Plan Investment Board (CPPIB) también habría manifestado su interés por la adquisición de Talisman creando la posibilidad de una oferta competidora que amenaza con complicar las negociaciones, hasta el pasado viernes encarriladas para su final. No parece razonable pensar que a esta altura, y tras tantas aproximaciones y retiradas, la empresa presidida por Brufau esté dispuesta a perder la pieza. El presidente de CPP, Mark Wiseman, declaró a mediados de noviembre que la caída de los precios del petróleo iba a modificar precios en el sector abriendo una serie de oportunidades para la adquisición de activos para su explotación en el largo plazo. El razonamiento de Wiseman no fue una percepción exclusiva. Los menores ingresos pondrán en apuros a las petroleras con menos oxígeno financiero lo que las puede obligar a vender. Pero este es un elemento del mercado en todos los países, aunque en especial en América del Norte por los altos costes de la explotación del crudo y el gas no convencional.

CPPIB no es un advenedizo al mercado de la energía. Con el 15% de su capital es el principal accionista de Seven Generations Energy Ltd. Que salió a bolsa este año. La gestora de fondos no vendió su participación y se mantiene como inversor de largo plazo en la empresa. También tiene una inversión relevante en Teine Energy Ltd que ha pospuesto su salida a bolsa hasta 2015. De forma coyuntural además la apreciación del dólar frente al  resto de las monedas, incluido el dólar canadiense, ha beneficiado a las empresas del sector de la energía cuyas ventas se dirigen fundamentalmente al mercado estadounidense. El fondo CPPIB es un organismo autónomo pero fue creado en 1997 por el ministerio de finanzas canadiense como supervisor e inversor del fondo de pensiones de 18 millones de trabajadores del país de acuerdo con el último censo disponible. Los recursos bajo la administración de CPPIB ascienden a unos 234.400 millones de dólares canadienses. De acuerdo con las versiones que circulaban el pasado viernes en Canadá la valoración que manejaba Repsol para una adquisición de la petrolera era del orden de los 8.000 millones de dólares canadienses ($C) o entre 6 y 8 $C por acción. Es decir en torno a los 5.300 millones de euros.

Las estimaciones de los analistas del sector del petróleo respecto de la disponibilidad de Repsol para una adquisición es de unos 13.000 millones de dólares tras la compleja pero exitosa salida de YPF en Argentina. Las versiones que circulaban esta semana sobre el nivel de precios de la operación estaba en los 10.000 millones de dólares, por encima de la del viernes. Sin embargo es imposible arriesgar un precio mientras no se despeje la posibilidad de una oferta competidora.

El consejo de Repsol tomó la decisión estratégica de centrar sus inversiones en países estables con marcos reguladores asentados lo cual implica invertir en mercados como América del Norte y Europa esencialmente sin descartar economías emergentes con un marco regulador sólido. Pero la experiencia de Argentina y de Libia han supuesto una prueba compleja. El norte de África aun lo es, en la medida que las inversiones en Libia afectan de forma directa a la cuenta de resultados de la petrolera española con presencia significativa allí. La oportunidad de comprar una empresa como Talisman tiene que ver además con un problema de precios. En 2011 la petrolera canadiense valía en bolsa 20.000 millones de $C, mientras que le jueves pasado, antes de dos subidas consecutivas el viernes y el lunes por el interés de Repsol, su cotización había caído en lo que va del año un 65%. Esto explica en parte el interés de CPPIB que se mueve en materia de inversión en un horizonte de 25 años.

De acuerdo con los analistas en Toronto el precio de 8 dólares la acción no va a dejar contentos a los accionistas que han entrado por encima de ese precio antes de la precipitada caída del precio del crudo.

Uno de los inversores que entró tarde en la empresa pero antes del ajuste profundo de precios del crudo es Carl Icahn, quien anunció su participación en octubre pasado. Sin embargo, los analistas señalan que la operación puede abrir una puerta a los accionistas atrapados en la medida que les permitiría hacer caja antes que el precio del título siga cayendo. “Las acciones pueden tardar en subir nuevamente más tiempo del que un inversor de corto plazo puede estar dispuesto a esperar”, afirmó una fuente consultada que considera que las cartas de Repsol en esta mano parecen ganadoras.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...