edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
27/02/2015
Supera la caída de precios y la interrupción en Libia

Repsol gana 1.612 millones tras sanear YPF

Antonio Brufau, presidente de Repsol
ICNr
Repsol obtuvo un beneficio neto de 1.612 millones de euros en 2014, apoyada en la fortaleza de su modelo de negocio integrado, lo que supone un 724% más respecto a los 195 millones de euros registrados en 2013, ejercicio en el que la compañía realizó saneamientos extraordinarios derivados de la expropiación de YPF.
El beneficio neto ajustado, que mide específicamente la marcha de los negocios, se situó en 1.707 millones de euros, lo que supone un aumento del 27% respecto al año anterior, ha informado este jueves la petrolera.

La compañía ha subrayado que este resultado resulta "especialmente significativo" si se tiene en cuenta la complejidad del contexto, caracterizado especialmente por la abrupta caída de los precios internacionales del crudo en el segundo semestre del año, con un efecto negativo en el resultado neto del ejercicio de 606 millones de euros, y la interrupción de la actividad en Libia.

Ambos factores fueron "eficazmente compensados" por la entrada en producción de proyectos estratégicos en Perú y Brasil y por el excelente resultado del área de Downstream (Refino, Química, Marketing, Trading, GLP y Gas&Power) que aportó 1.012 millones de euros gracias, principalmente, a la eficiencia de las instalaciones de refino y su capacidad técnica para destilar crudos pesados.

En el área de Upstream (Exploración y Producción), la compañía logró un resultado de 589 millones de euros frente a los 980 obtenidos en 2013, debido a la interrupción de la producción en Libia y a los menores precios de realización del crudo, afectados por la brusca caída de los precios internacionales de referencia durante la segunda mitad del año.

En este contexto, Repsol logró aumentar su producción media durante el año un 2,5%, hasta los 354.500 barriles equivalentes de petróleo al día, cifra que incluye alrededor de 32.000 barriles equivalentes de petróleo al día de nueva producción, proveniente de proyectos en Bolivia, Brasil, Perú, Rusia y Estados Unidos.

Tras la aprobación de la operación por la junta General de accionistas de Talisman el pasado 18 de febrero, Repsol espera obtener los permisos y autorizaciones regulatorias necesarios para cerrar la transacción durante el segundo trimestre de 2015.

Al cierre del ejercicio, la deuda del grupo se situó en su mínimo histórico, 1.935 millones de euros que, junto con una liquidez acumulada de 9.844 millones de euros, ha ofrecido a la compañía una posición privilegiada para afrontar una nueva etapa de crecimiento.

La situación financiera de Repsol se vio reforzada por la "exitosa" gestión de la recuperación del valor de YPF, tanto en el acuerdo de compensación como en la posterior monetización de los activos recibidos hasta la obtención de 5.000 millones de dólares.

Tras esta operación Repsol distribuyó entre sus accionistas un dividendo extraordinario de 1 euro por acción, que sumado al ordinario, por un importe aproximado de otro euro por acción, supuso un rendimiento del 12,6%, la mayor rentabilidad por dividendo entre las grandes empresas del sector en Europa. La compañía ha reiterado su intención de continuar con su política de scrip dividend como fórmula de remuneración a los accionistas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...