edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
14/02/2014

Repsol se acerca a un acuerdo con una Argentina muy urgida por anular el efecto expropiación ante los mercados

El ministro de Economía fue recibido fríamente por los organismos multilaterales a los que ha solicitado financiación
Antonio Brufau y Cristina Fernández
Carlos Schwartz

Repsol estaría acercándose a un acuerdo definitivo para el pago de la indemnización acordada con Argentina, según fuentes al tanto de las negociaciones consultadas por ICNreport. El Gobierno de Cristina Fernández al borde de una crisis fiscal intermitente necesita ese acuerdo como agua un sediento. Los organismos multilaterales a los que el país ha acudido en busca de financiación han puesto entre otras condiciones la eliminación de los casos más controvertidos del registro del CIADI. Las otras han sido la devaluación acometida recientemente y un nuevo y creíble índice de precios al consumo, ya estrenado en Buenos Aires. El Fondo Monetario Internacional (FMI) “tomó nota” de la decisión de elaborar un índice tal como lo exigió el organismo hace ya dos años, aunque no se pronunció sobre la veracidad del indicador que tiene ahora en estudio. Los intentos por lograr que los activos con que se pagará la deuda se emitieran en plazas financieras como Nueva York o Londres, por las garantías jurídicas de hacerlo allí, han fracasado. Sin embargo existe una fórmula a la que hasta ahora el Gobierno no ha puesto reparos que permitiría proteger al acreedor.

La idea es ampliar la emisión de activos que ya están en circulación en el mercado, de forma que no sea necesario hacer una emisión especial destinada a Repsol. La ventaja de una operación de este tipo es que es mucho más difícil suspender el pago de una emisión de bonos que afecta a muchos inversores institucionales y no sólo a Repsol, suspensión que tendría un efecto amplificado en los mercados financieros internacionales. De otro lado al utilizar instrumentos que ya están en circulación se podría hacer una cesta de activos con diferentes vencimientos escalonando de hecho el pago de los 5.000 millones de dólares. Este mecanismo permitiría además que el descuento sobre los bonos sea menor que el que tendría una emisión reservada exclusivamente al pago del acreedor español. Va de suyo que con esta estrategia Repsol podría liquidar en el mercado los bonos sin esperar a su vencimiento sufriendo un descuento pero blindándose contra las vicisitudes del país.

A mediados de enero el Gobierno argentino, con la intermediación de su agente, Deutsche Bank, y funcionarios de Repsol habían alcanzado un principio de acuerdo para un bono a 10 años con un interés del 8,75% pagadero en Argentina con dos años de periodo de carencia. Sin embargo las reticencias argentinas a garantizar el bono han llevado a rediseñar la operación en la línea de lo expuesto.

Un acuerdo con Repsol se ha convertido en una verdadera piedra de toque para cerrar la negociación con el Club de París a quien Argentina debe 4.176 millones de dólares de principal que con intereses y recargos se han convertido en unos 10.000 millones de dólares. A su turno un acuerdo con el Club de París es una de las condiciones esenciales puestas por el Fondo Monetario Internacional (FMI) para volver a acoger en su seno al país. El ministro de Economía Axel Kicillof capitanea la navegación por las aguas encrespadas de los acreedores internacionales y tras años de estadísticas falseadas han reconocido mediante el nuevo IPC que la inflación en enero fue del 3,7% lo que en tasa anual puede estar en el 45%.  El problema de fondo de esta inflación es la pérdida de valor del peso por la persistente emisión de moneda para atender a los gastos corrientes del estado.

Para drenar ese exceso de liquidez del sistema que se inyecta de forma permanente el Banco Central de la República Argentina (BCRA) emite deuda, Letras del Banco Central (Lebac) al 28,5% y al 28,8% de interés en plazos cortos . En lo que va de año el BCRA ha retirado del mercado bancario la cifra récord de 29.500 millones de pesos argentinos. El BCRA limitó la tenencia de dólares por el sistema bancario al 30% de su patrimonio neto, lo que llevó a las entidades a vender dólares que el banco emisor compró en los últimos dos días lo que ha generado cierta estabilidad cambiaria.

Mientras, en el mercado interior, el Gobierno tras ofrecer un dólar “petrolero” a 6,89 pesos, por debajo de la cotización oficial de 8, para frenar las subidas de precios de los productos del petróleo debió retroceder por las críticas de los gobiernos provinciales que perciben ingresos de la venta de crudo. En lugar de ello ha pactado una reducción de precios del crudo del 14% por parte de los productores de petróleo para las ventas a los refinadores en el mercado interior, entre ellas Shell y Oil. En base a este acuerdo Shell, que había incrementado las gasolinas un 12%, rebajó sus precios en un 6%. En marzo el descuento se reducirá al 8,5% y en abril al 3,75%. Las petroleras refinadoras por su parte aumentarán precio en un 5% en marzo y en otro 5% en abril. Lo cual dejará el aumento de las gasolinas en un 16% en el primer cuatrimestre del año si se tiene en cuenta el aumento ya materializado del orden del 6%.

Argentina tiene la vista puesta en los ingresos de divisas por exportaciones de soja y cereales que alcanza sus niveles más altos en marzo cuando se vende la campaña de verano. La devaluación del 18% llevará a los productores agrarios a vender sus stocks ya que incrementarán de forma significativa sus ingresos en pesos a diferencia de 2013 cuando retuvieron los stocks para no incurrir en pérdidas por el valor artificial del dólar. Sin embargo la situación sigue siendo sumamente precaria.

Para Repsol el acuerdo supone asumir pérdidas respecto al valor en libros de la inversión expropiada. Sin embargo zanjar esta situación supone la posibilidad de concentrar sus energías en los objetivos estratégicos de la empresa que en este momento tienen como foco la actividad upstream en África. Cerrada la compleja situación argentina se despejaría en parte la presión de Pemex sobre el consejo de la sociedad aunque no se puede descartar que la petrolera mexicana busque nuevos aliados pata lograr sus objetivos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...