edición: 3028 , Viernes, 14 agosto 2020
28/03/2019

Rescate de la España cañí

El suflé populero se apodera estos días del paisaje político. Concurso de figuras del famoseo y de la más rancia gente de la farándula renuevan vestuario en su regreso a la fama. A la clase política le ha dado por las viejas glorias y personajes populares, un target de incierto resultado. La política pesca en aguas mansas y revueltas, da igual; se trata de pescar. Caladeros variados, gentes en reserva, clases pasivas, prensa tertuliana, folclore nacional, ex directivos espirituosos... todo y todos valen.

El espectáculo está servido. En las listas no faltan tampoco ex convictos, condenados en su día por muy graves fechorías. Uno se imagina a un ex presidiario cediendo el paso a un general a la entrada del hemiciclo. En fin. Pero lo dicho, da igual. Lucen, dan aroma y color. Incluso logran crear gamas, reproduciendo el escalafón de la estructura del mando militar: generales, coroneles, tenientes coroneles. Hasta los galones se dejan ver de un sargento primero de zapadores que coge posición en lista. Es la Sociedad, dicen.

Todos aspiran a presencia en el hemiciclo patrio. Representantes de casi todos los cuerpos y ejércitos: tierra, mar, aire y legión. El colorido está asegurado. La escopeta nacional se recorta y se queda corta, desfasada y pobre. Un suspiro (de España) exclama ¡Ay, qué tiempos aquellos! cuando Las Cortes franquistas estaban salpicadas por representantes saharauis, con sus `daraas´ blancas y azules. La prensa gráfica levantará acta de la vestimenta, del traje de luces, de los uniformes con sus medallas y de las corbatas de los tertulianos.

Quedan así reducidos a la casi nada los ajustes de cuentas, gente que ya no se encuentra en las listas, dedazos y fullerías en las primarias que evidencian cambio pero de paso, también limpieza. Cualquier parecido con las praxis políticas italianas se revela aquí mera coincidencia: la limpia ha sido fina, fina, filipina. Pero se echa en falta algo, que lidie y maride con el color de las luces y los trajes. Eso, una voz, una cantaora -se valoraría flamenca- porque el concurso de una tonadillera, justo aderezo y compaña para el guardia civil y el matador, daría como resultado la imagen de la España más cañí, lo más retro que, según parece, puede vender bien. Ahora sólo queda saber si habrá compradores. Pero eso será otra copla.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...