edición: 2514 , Viernes, 20 julio 2018
24/04/2018
banca 
Primer trimestre 2018

Resultados bancarios ajustados al mejor escenario pero con la consolidación final pendiente

Mientras Bruselas sigue presionando, pide celeridad en la privatización de Bankia y que la Sareb obtenga resultados positivos
Juan José González
Los resultados financieros parecen ir bien encaminados en la vía de la recuperación del negocio bancario. A las entidades que esta semana presentan los resultados de la primera cosecha anual les falta todavía la aportación del negocio típico, del que no se esperan frutos hasta que los tipos de interés abandonen el suelo y devuelvan la vida al crédito en todas sus modalidades. Presentan resultados del primer período todos los grandes en una suerte de citas públicas similares a una `operación salida´ al uso como la que previsiblemente se producirá en la semana siguiente. No se puede decir que el escenario sea adverso para el negocio financiero, dada la mayor actividad de la economía y sus ya inmejorables perspectivas de crecimiento del PIB español que casi con periodicidad semanal confirman o mejoran los organismos transnacionales más diversos. Si el escenario económico se encuentra despejado y avalado por los buenos datos macro, el político puede vivir en el corto y medio plazo del año algún cambio ritmo pero que, previsiblemente, en poco o en nada afectaría negativamente a la actividad bancaria. En otro plano más amplio, el escenario internacional, una vez calmados los ánimos prebélicos de algunas potencias, viene a añadir mayor optimismo a la posibilidad de más oportunidades para el comercio exterior y para las necesidades de financiación empresarial. Aunque la asignatura pendiente del sector en España, una nueva fase de consolidación, siga encontrando numerosas dificultades para llegar a buen puerto, resistencias que no parecen (o no quieren) entender las autoridades europeas.
Por tanto, con todos los frentes más importantes para el avance del negocio bancario en condiciones óptimas, las cuentas que presentarán a partir de hoy las primeras entidades del sector no deberían estar muy alejadas de esta realidad. Algunos precedentes pueden servir para confirmar la buena climatología que ha vivido el negocio bancario en este primer trimestre del año, del que ahora se presenta el balance.

Como por ejemplo las ganancias de UBS, casi un 20% más, o de los colegas Morgan Stanley, un 40% más, o su competidor Goldman Sachs con cerca de un 27%. Mientras el primero se ha visto favorecido por la operativa en divisas, los dos norteamericanos han aprovechado las `ayudas´ de la reforma fiscal y la aportación del negocio de trading, provocado por la elevada volatilidad de los mercados en esa primera fase del año. 

En términos generales, el sector parece haber superado algunos problemas que estaban estrangulando el balance y que impedían un mayor y mejor avance en los resultados. Fue el caso de los ingresos y de la carga de morosos, con dificultad para incrementar los primeros y los obstáculos para reducir los activos dudosos y la consiguiente exposición del crédito moroso. El primer trimestre del año es, por tanto, una muestra del cambio de tendencia en el volumen de ingresos, los cuales, procedentes de la fuerte actividad de trading en el período, son por ahora la base de la recuperación del negocio principal, a la espera de la ansiada subida de tipos en la que el sector tiene depositadas todas sus esperanzas.

Pero mientras llega el cambio en los tipos de interés, el sector ha asegurado en este primer trimestre un importante ajuste de costes, mejora en la calidad de los activos así como avances en las ratios de solvencia. Estas evoluciones tienen que reflejarse ya en las cuentas de resultados que se conocerán esta semana, y con carácter general en todas las entidades. Será importante conocer la aportación a las cuentas de las filiales exteriores, caso de Santander, BBVA y Sabadell y en menor medida de Caixabank. Santander parece haber ajustado sus márgenes a las aportaciones procedentes de Reino Unido; BBVA sigue sufriendo la incertidumbre de un mercado incierto e inestable como el turco, que espera ver compensado con la recuperación del mercado mexicano. Las cuentas de Sabadell se mantendrán en el trimestre y es probable que no empiecen a recoger los frutos de la filial británica, TSB, hasta por lo menos el segundo semestre del año.

El sector bancario parece recuperado en parte de los problemas que en el pasado reciente limitaron el avance de sus resultados. El primer trimestre ha sido, en la práctica, la salida del túnel o el final de la travesía del desierto, y que ahora sólo espera la recuperación del crédito y las expectativas creadas por el Banco Central Europeo sobre un cambio en la política monetaria. El supervisor bancario cree, sin embargo, que el sector bancario español continúa sin resolver algunos asuntos capitales, como la limpieza de activos tóxicos o la llamada a las autoridades del país para que aceleren los dos puntos negros que el supervisor considera que manchan el expediente español: la consolidación bancaria con la privatización total de Bankia y los resultados de la sociedad que gestiona los activos tóxicos del sector, Sareb, cuyos resultados negativos sirven de reproche al BCE para poner en cuestión los avances del sector bancario. A pesar de ello, el sector ha contado en este primer trimestre con todo el viento a favor para presentar avances en sus cuentas.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...