edición: 2365 , Viernes, 15 diciembre 2017
15/02/2017

RSC y mal gobierno

Algo debe fallar en la reputación corporativa, en el buen gobierno, en la administración responsable, etc. para que sigan llegando noticias de imputaciones de instituciones que venían gozando de un prestigio bien trabajado y mejor logrado, pero que el destino y el signo de los tiempos han conseguido mutar hacia zonas y lugares no deseados. En esa deriva, del honor perdido, se estrellan o caen de bruces autoridades, técnicos y profesionales hasta ahora de reconocido prestigio.

Puede que sea un caso más en la historia de las instituciones financieras. Pero lo cierto es que el Banco de España gozaba de gran reputación hasta que Luis Ángel Rojo concluyó su mandato. La decadencia comienza con Caruana, continuó de mal en peor con Fernández Ordóñez y finalizó, claramente a la deriva, con Linde. Así es imposible que salgan bien las cosas. Al menos, sirva de lección el reciente avatar para los futuros responsables, que se supone han de llegar algún día al Banco de España, conscientes de que el mismo episodio de Bankia proyecta una sombra tan alargada y alarmante como bajos han caído los niveles de conducta -si se puede denominar- profesional de los encausados que deberán desfilar en próximas fechas por el banquillo.

En cualquier caso, las conductas de los muy altos funcionarios imputados bien pueden servir para ilustrar, a modo de casos prácticos, las enseñanzas de futuros directivos jurídicos, financieros y demás responsables políticos. Las escuelas de negocios y algunas cátedras ilustres de más ilustres universidades alardeaban de haber incorporado al elenco de conocimientos a impartir, asignaturas sobre humanismo, rigor, desempeño, lealtad, bien común, reputación y gobernanza, entre otros muchos.

Tampoco se tiene conocimiento del desempeño ni resultados de la aplicación de tales asignaturas, si están adelantadas, o atrasadas, o ni siquiera si han sido ya incorporadas al temario. A tenor de lo visto, cabe dudar sobre la intención de fomentar las citadas disciplinas porque lo cierto es que de poco o de nada están sirviendo. Al menos, por ahora, no se percibe su eficacia. Esperemos que todo el montaje de responsabilidad social corporativa, buen gobierno y mejores prácticas, orgullo de muchas instituciones, no sea tan sólo un camelo, elementos de marketing para entretener al personal. Algunos ya desconfiamos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...