edición: 2765 , Lunes, 22 julio 2019
15/02/2012

S&P ataca ahora a los principales bancos portugueses

La agencia de calificación S&P rebajó la nota de los cinco bancos más importantes del país y dos de sus entidades subsidiarias por el descenso de su capacidad para conceder créditos

En un comunicado de la agencia, se señala que recorta en dos escalones sus calificaciones al Banco Santander Totta, el Banco Comercial Portugués (BCP), la estatal Caixa Geral de Depósitos (CGD), el Banco Portugués de Inversiones (BPI) y una subsidiaria de este último.

También bajó, aunque sólo en un nivel, el rating del Banco Espirito Santo (BES) y una de sus subsidiarias especializadas en inversiones. De esta forma, todas las entidades financieras están consideradas por S&P inversiones poco recomendables debido a su alto riesgo, es decir, como bono basura, incluido el Santander Totta, que hasta ahora permanecía un escalón por encima.

La agencia cumple así con la advertencia realizada el pasado 31 de enero, cuando colocó en vigilancia negativa a las siete entidades financieras apenas dos semanas después de rebajar la nota de Portugal en dos escalones hasta BB, considerándola una inversión poco recomendable por su alto riesgo, llamada también bono basura.

Además de este último recorte, S&P agravó sus previsiones y pasó de tenerlas en vigilancia negativa a considerarlas directamente como negativas, lo que podría suponer nuevas bajadas en un futuro próximo.

Con la decisión de la agencia de notación financiera, el Banco Santander Totta -filial de la entidad española- pasa de "BBB-" a "BB", la CGD de "BB+" a "BB-", el BCP -participado por el Sabadell- de "BB" a "B+", mientras que el BPI -participado por La Caixa- y su subsidiaria lo hicieron de "BB+ a "BB-" y el BES y su subsidiaria de "BB" a "BB-".

S&P precisó en un comunicado que la caída del "rating" del Santander Totta "refleja sólo la bajada de la nota de la deuda soberana" de Portugal del pasado 13 de enero.

En el resto de casos, sin embargo, la agencia justifica su rebaja por el deterioro de la credibilidad de la capacidad de facilitar crédito de estas instituciones y recuerda "el difícil futuro económico y financiero al que se enfrenta Portugal".

Los principales bancos lusos cerraron el ejercicio 2011 con pérdidas históricas superiores en conjunto a los 1.500 millones de euros, con la única salvedad del Totta, que registró beneficios de 68,6 millones de euros.

En parte, estos malos resultados se deben a su exposición a deuda soberana portuguesa y griega, dependiendo de la entidad, así como a la necesidad de estas entidades de ajustarse a las exigencias de la Autoridad Bancaria Europea (EBA), que pide mayores rátios de capital.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...