edición: 2597 , Viernes, 16 noviembre 2018
21/03/2017
banca 
Reordenación del sector

Sabadell cambia de marcha y retoma el contacto con el Popular

La integración esperada, pero repentina, de Bankia y BMN, despeja una de las incógnitas de Saracho
Juan José González
La integración de Bankia y BMN viene a representar un nuevo movimiento en el tablero de ajedrez que está resultando la reestructuración bancaria en esta considerada como fase final de los ajustes. Lejos de sorprender a nadie, la integración de las dos entidades, participadas mayoritariamente por el Estado, resulta así como un acelerador del proceso. Un cambio de marcha en la reordenación de la banca cuyo efecto más inmediato puede ser otro movimiento por parte del Popular, entidad que ahora parece estar acaparando todo el interés y miradas del público, dado que las fechas corren en contra del nuevo responsable de la entidad, Emilio Saracho. Si bien este cuenta con un tiempo de gracia que le otorga la costumbre de los cien primeros días al frente del banco, no puede ni debe demorar mucho más algún movimiento que transmita al público las intenciones de Saracho. Por lo pronto, según fuentes cercanas a la entidad, Popular ya se ha acercado a otras entidades para contrastar líneas posibles de trabajo en el futuro. Y el Sabadell, única entidad entre las consideradas medianas, parece estar ya en disposición de ofrecer a corto plazo una contestación, una decisión sobre sus planes de futuro.
El escenario indica que tras aquel contacto del catalán con el anterior presidente del banco, Ángel Ron, se puede producir otro en breve de gran trascendencia para las dos entidades. Al menos servirá para despejar definitivamente, si llegan a un entendimiento o bien, todo lo contrario, a descartarse. Se trata de los dos bancos medianos que quedan en escena, Sabadell y Popular, el primero con un valor de mercado del doble que el segundo, complementarios, eficaces en el segmento de las pymes, área siempre deseada por los dos grandes Santander y BBVA, un caladero siempre costoso y complicado para estos dos que, sin embargo, es el terreno habitual de juego los dos medianos cuentan sus mejores resultados.

Sobre el papel, a Sabadell le salían los números de un posible viaje al futuro con el Popular. Pero éste último se mostraba escéptico: el sindicato de accionistas no estaba dispuesto a ceder el control de la resultante. En todo caso, desestimada inicialmente la operación entre Ron y Oliu por las reticencias del primero, Popular vio cómo su camino quedó despejado para retomar las conversaciones con Sabadell, una vez que el consejo acordó la salida de Ron. Pero es más, tras la integración de Bankia y BMN, las posibilidades de que Bankia y Popular llegasen a un acuerdo `de salvación´ -por no decir rescate de esta última- se han evaporado: a corto y medio plazo, señala una fuente del sector, "sería imposible que Bankia-BMN acometiera una nueva operación de compra o de integración como sería absorber al Popular.

Desde otro punto de vista, con la reciente integración de los dos bancos controlados por el Estado, la arquitectura del sector parece que comienza a resolverse en favor de la práctica territorial o distribución geográfica de las redes bancarias. Es este punto uno de los considerados como capital en cualquier proceso de integración y que, en el caso de Sabadell y Popular, la teórica nueva entidad, suma de ambas, significaría la quinta entidad del sector, con claras sinergias geográficas que le convertirían en un serio competidor para Santander, BBVA, CaixaBank y el nuevo Bankia-BMN. Pero no sólo en el aspecto geográfico de la red tendría el hipotético dúo Sabadell-Popular una baza competitiva, sino también que ambas entidades se mueven históricamente con más habilidad que los más grandes en el terreno de las pymes como también en el de la banca de particulares.

Al margen de la competición que mantienen los más grandes, y a la espera de nuevos movimientos en el terreno de los medios Sabadell y Popular -y haciendo aquí abstracción momentánea de Bankinter- queda un grupo de cinco entidades, un resto de ex cajas y Abanca, jugadores invitados a modo de reservas en un partido que se juega entre grandes. Son Unicaja, Liberbank, Ibercaja y Kutxabank de las que no se debería prescindir pues, a pesar de su menor tamaño en activos, la presencia muy localizada y especializada en sus zonas naturales, podrían servir de algo más que de comodín en una operación corporativa.

Mientras tanto, los tres más grandes parecen observar con serenidad y temple la escena. Las prisas de un Gobierno exigido por los compromisos de Bruselas, así como la determinación de ir resolviendo problemas y no aparcarlos para el futuro, han acelerado la operación de Bankia y BMN. La recuperación del mercado bursátil era (y es) una oportunidad que tampoco se puede despreciar. Mientras CaixaBank está volcada en el trabajo de integrar al BPI, el banco portugués en el que controla el 84,5% del capital desde el pasado febrero. BBVA parece inmerso en consolidar posiciones en Latinoamérica y Turquía, dos mercados que mantienen al banco en constante situación de peligro. Por esta razón, el banco parece descartado para cualquier operación en España. Y Santander, más obligado por necesidades de balance que preocupado por asuntos corporativos, se instala en una posición cómoda, de observador, al margen de la primera línea de fuego. Quizá haya entendido mejor que nadie que la reordenación del sector en esta fase final de la crisis, no pasa por Santander sino por Bankia, Sabadell y Popular, y la primera de ellas ya ha despejado, por el momento, el camino a seguir.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...