edición: 3102 , Viernes, 4 diciembre 2020
27/10/2020
banca 
BNP Paribas y Credit Agricole, con visión trasnacional europea

Sabadell encaja mejor en una fusión que valore más la expansión que el logro de sinergias

Dos visiones enfrentadas, la del supervisor europeo, inclinada hacia la protección del beneficio, frente a la expansión del negocio, de las entidades bancarias, puede determinar la nacionalidad del candidato 
Juan José González
La `prórroga´ de la fusión, como convienen en denominar los analistas financieros a la situación en la que se encuentra Banco Sabadell, tras decidir éste comunicar que se tomaría un tiempo de reflexión hasta tomar alguna decisión sobre una posible fusión, va a ser aprovechada por la entidad bancaria para poner en orden algunas participaciones y mejorar la visibilidad de unas cuentas que, si pintan bien para el final del año, es decir, que la caída de beneficios no sea escandalosa si se compara con la media del sector, puede dibujar un nuevo escenario para Sabadell en el tablero de candidatos a una fusión. Antes de todo, recordar que la propuesta de fusión de Caixabank y Bankia sorprendió por su celeridad, dando así una sensación de seguridad pero al mismo tiempo evidenciando una claridad meridiana de la operación en las cúpulas de ambas entidades y quizá también la sensación de la existencia de trabajos y contactos previos al anuncio, esos que, por razones obvias nunca se confirman. La fusión de Caixabank y Bankia dio lugar a la formulación de una lista rápida de candidatos inminentes a operaciones corporativas similares, y entre ellas figuraban BBVA y Sabadell como los participantes en un sorteo donde contarían con la mayoría de las papeletas. En medios próximos a las dos entidades daban por hecho que la primera fusión enfriaba y restaba presión de los supervisores sobre las dos candidatas inmediatas.
Y así, si para BBVA el aplazamiento tácito de las operaciones en marcha fue un balón inmenso de oxígeno, para Sabadell parece haber sido un tiempo de oro que aprovechará para replantear alguna estrategia corporativa que parecía inminente. El tiempo de oro es ahora vital para el banco de Josep Oliu, le permitirá despejar dudas cuando conozca los resultados trimestrales peso sobre todo los que puedan condicionar el cierre anual. Tiempo de oro para despejar alguna de las variables que se vienen considerando en el sector como fijas, pues BBVA no es el único candidato para la boda con Sabadell ni el que más le conviene, pues algunos analistas ya afirman rotundos que esta unión no daría por bueno el resultado de la suma de uno más uno igual dos, sino a poco más de uno y medio si se tiene en cuenta que los ajustes del banco resultante reducirían notablemente las potenciales ventajas de la fusión. 

El banco de Oliu gana tiempo para meditar algunas propuestas estratégicas de sus asesores -Goldman Sachs- que podrían confirmarse en la primera parte del próximo año, alguna de las cuales podría coincidir con la presentación de resultados de 2020 en los primeros meses de 2021. Pero los asesores estratégicos, si bien no parecen decantarse por una opción concreta, sí están ofreciendo un mapa de posibilidades a modo de ilustración con candidatos ciertos, con nombre y apellidos, y valorando la disposición de unos y otros respecto a su posición en el mercado de fusiones; bien como comprador, bien como comprado, o dicho en otros términos, a diferenciar entre entidades compradoras y entidades `opables´.

En todo caso, el banco de Oliu puede sentirse halagado si se tienen en cuenta los posibles candidatos para una fusión, incluso en el caso más previsible de que sea opado. Sabadell es una entidad que parece reunir los requisitos que desean varias entidades francesas, BNP Paribas y Crédit Agricole. Incluso una entidad italiana, Intesa, podría estar valorando la adquisición de Sabadell dado los intereses empresariales de la primera en la Península Ibérica. Por tanto, los candidatos para el Sabadell estarían valorando más la expansión internacional -o su refuerzo, según el caso- frente al interés en la defensa del beneficio y la reducción de costes que representaría una opción nacional.

Pero los asesores bancarios parecen estar valorando las opciones de Sabadell desde otros puntos de vistas, con otros criterios. Uno de ellos sería la constatación del interés mostrado en los últimos meses por entidades francesas e italianas en cerrar acuerdos de fusión con entidades de la Eurozona, no necesariamente de la misma nacionalidad, es decir, tendrían una visión y, por tanto, propensión, a considerar fusiones trasnacionales. Es la otra cara de la consolidación bancaria, distinta a la visión española más tendente hacia una operación nacional en tanto que encuentran mayor justificación las sinergias, los mercados y la capacidad de expansión internacional de la que andan escasos, aunque parezca mentira, algunos de los grupos financieros que hoy miran hacia Sabadell.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...