edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
01/03/2019

Sacyr vuelve a salvar el ejercicio gracias a Repsol

Pierde dinero con la construcción y aumenta la deuda
ICNR
En el año de la recuperación de la compraventa de viviendas, Sacyr vuelve a perder dinero con el negocio constructor y salva el ejercicio con los dividendos que le reporota su participación en la energética Repsol. Sacyr conitinua así sufriendo problemas de gestión y siendo víctima de las peleas entre accionistas por el control de la compañía.
Sacyr obtuvo un beneficio de 150,39 millones de euros en 2018, un 15,1% más que el año anterior, gracias a la aportación que se anota por su participación en Repsol, según informó la empresa. El resultado de la compañía que preside Manuel Manrique incluye una contribución de 184 millones de euros por el porcentaje del 8,2% que tiene como primer socio de referencia en el capital de la petrolera.

En el plano operativo, Sacyr aumentó un 22,7% su cifra de negocio el pasado año, hasta 3.795,7 millones de euros, por el crecimiento de todos sus negocios y el aumento de su actividad internacional, que ya aporta el 60% de la facturación total. A pesar de este incremento, los gestores no han conseguido poner la compañía en beneficios con su negocio tradicional

En cuanto a la situación financiera, Sacyr volvió a elevar, un 18,2%, su deuda neta, de forma que se situó de nuevo por encima de la cota de los 4.000 millones, concretamente en 4.045 millones de euros.

El aumento es consecuencia del préstamo bancario que firmó en diciembre para afrontar la devolución de 225 millones de los anticipos que en su día recibió de Panamá para construir la ampliación del Canal, ante el fallo en ese sentido emitido entonces por la Cámara Internacional de Comercio (ICC).

Con el cierre de 2018 Sacyr da por concluida la primera fase de su plan estratégico 2015-2020, que se ha centrado en la reducción de deuda y el reforzamiento de la internacionalización, e inicia la segunda en la que buscará reforzar el perfil de la compañía como grupo de concesiones.

HACIA UN GRUPO DE CONCESIONES.

Por el momento, al cierre de 2018, la filial de concesiones es la que más contribuye al Ebitda del grupo, dado que aporta 271 millones, la mitad del total. Asimismo, figura como la tercera fuente de ingresos, al generar 793,2 millones, cifra además un 29,5% superior a la de un año antes.

El tradicional negocio constructor se mantiene no obstante como primera fuente de ingresos, al facturar 1.713 millones de euros, un 39,8% más que un año antes, impulsada por la actividad internacional de esta división, que se disparó un 46%, y también la nacional, que se recuperó y creció un 12%.

A cierre del pasado año, Sacyr presentaba una cartera de contratos pendientes de ejecutar por valor de 6.183 millones de euros, de la que el 88% corresponde a proyectos internacionales.

La división de servicios Valoriza facturó 1.075 millones, un 13% más, mientras que el nuevo negocio de construcción industrial contribuyó con otros 526 millones, importe similar al del pasado año. No obstante, Sacyr suma ya una cartera de contratos de 2.511 millones de euros con esta actividad.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...