edición: 2327 , Viernes, 20 octubre 2017
11/03/2011
Sospechosa coincidencia de citas: Congreso, Banco de España y víspera de cumbre en la UE

Salgado asegura que la rebaja de Moody´s tendrá respuesta: la venganza

Zapatero pide hoy a la UE el fin del oligopolio de las agencias de rating
Sede del Banco de España
Juan José González

Con el despertador clavado en las 08:12h, Moody´s hacía pública la rebaja de la calificación de la deuda española, un escalón menos, hasta Aa2. Así despertaba ayer una España –la económica- con los ojos puestos en la lista de Ordóñez. La jornada se mostraba propicia a una pirueta bélica, propia de un buen estratega de guerra a quien, seguramente, también se le habría ocurrido desembarcar por Normandía si fueran los tiempos. Moody´s, que en realidad hizo lo que tenía que hacer, es decir, calificar la deuda española, según sus criterios y luego razonarlo, no se sabe si de forma alevosa, logró una conjunción de casualidades que terminaron por calificar la fecha elegida como una jornada de venganza. Ordóñez con la solvencia entre manos; Salgado en el Congreso convalidando el Decreto-Ley de reforzamiento del sistema financiero para la reforma de las cajas; Zapatero con el presidente de Polonia hablando de inversiones empresariales y, finalmente, pensando en que hoy, en Bruselas, la cumbre extraordinaria de la UE reunirá a los líderes europeos. Moody´s no pudo –o no quiso- elegir mejor día. Las desgracias nunca vienen solas.

Corría la tarde del 15 de diciembre pasado, cuando una fría nota de un no menos frío Juan Pablo Soriano, managing director, Spain & Portugal, según reza la tarjeta, hacía público que la agencia de calificación Moody´s “ha puesto en revisión la deuda de España (Aa1) para su posible rebaja por la vulnerabilidad del país a las tensiones que provoca sus necesidades de refinanciación en 2011”. Directo a la yugular, Salgado reaccionó en la creencia de que se jugaba una partida de mus. Así que el farol de Soriano no pasaría de eso, de farol. Y así se lo contó a su presidente, del Gobierno, quien, cándido, no le dio al asunto mayor trascendencia.

La agencia hilaba fino y en tres palabras (vulnerabilidad, tensiones y refinanciación) lanzaba el primer aviso. El segundo llegó poco después, cuando en ampliación de la primera nota, Moody´s dejaba entrever la preocupación sobre la capacidad del Gobierno para lograr la necesaria mejora sostenible y estructural de las finanzas, debido a los limitados controles del Ejecutivo sobre las cuentas de los Gobiernos autónomos. A partir de ahí, Salgado emprendió una cruzada para obligar –por las buenas- a las Autonomías a ser más transparentes con sus cuentas y despejar dudas. Pero las calificadoras y las Autonomías, ya estaban de uñas.

El que la hace la paga. Y vaya que si la paga. Moody's no olvida –y no perdona- los desaires, opiniones y campaña que el departamento de Elena Salgado emprendió tras el verano pasado contra la calificadora. Esta fue considerada como verdadero azote de los planes de imagen de un Gobierno que como el español hacía lo imposible por cambiar la imagen negativa y de insolvencia que se desprendían de las opiniones de las calificadoras, a propósito de cualquier juicio sobre la economía española. De ahí que las relaciones con Moody´s, en particular, no se hayan desarrollado por un camino de normalidad ni de cordialidad, señalan fuentes conocedoras de la relación.

Sobre la eficacia de Salgado, o de la acción de gobierno del Ejecutivo, Moody´s no tuvo la menor duda de que no llegarían a buen puerto; en realidad a ninguno. Así que convencido Soriano de sus argumentos, Moody´s siguió vigilando de cerca los permisos de endeudamiento que iba concediendo el Gobierno a todos aquellos que –a excepción del siempre incomprendido Alcalde de Madrid- se acercaban por Moncloa a contar penas y deudas. El equipo técnico de Juan Pablo Soriano, en sus visitas a las direcciones financieras de varias CC AA comprobaron in situ la escasa o nula sintonía de aquellas para con los deseos del Gobierno. Salgado pinchaba en hueso.

En medios financieros se asegura que la vicepresidenta Económica y el secretario de Estado de Economía, se mostraban inquietos en las últimas semanas. Numerosos motivos podrían explicar la actitud de los dos altos cargos, si bien, en los últimos días de la pasada semana el Tesoro Público no pudo ocultar algunos movimientos que confirmaron que estaba pidiendo precios, sondeando el mercado de deuda, lo que explicaría también las últimas colocaciones sorpresa, sin convocatoria ni calendario, de deuda pública. En resumen, Salgado y Campa abrigaban la idea de que tarde o temprano Moody´s haría acto de presencia, y ante tal posibilidad decidieron adelantar la colocación de deuda. Lo que no quiere decir que la calificadora no les haya pillado por sorpresa.

Acabar con el oligopolio: dudosa coartada
La tentación de hacer comparaciones entre Moody´s y AENA -sí, el gestor de control aéreo español- cada vez que la agencia calificadora hace acto de aparición pública, es cada vez mayor. El trasfondo que comparten, el terreno en el que desarrollan su función, se convierte en denominador común al compartir el mismo nexo: la posición de oligopolio. La Comisión Europea viene afirmando desde la penúltima crisis de la deuda soberana en el continente, que estrechará la vigilancia sobre las agencias de calificación con el único objetivo de acabar con la actual posición de mercado de dichas agencias: el oligopolio, en el fondo una coartada.

La Comisión quiere reformar el sector, no le gustan las formas en que hacen su trabajo las agencias, se puede mejorar la calificación de la deuda, quiere reducir la dependencia porque es peligrosa, es un sector muy concentrado, “luego, metamos nuevos actores”, que en AENA serían controladores. Una salida, una solución, que surge cada vez que Moody´s, u otra, lanza una calificación que no agrada, algo parecido a una huelga de los controladores. En el caso de las calificadoras, sólo faltan dos detalles por definir: primero, cómo se va a hacer la reforma para evitar nuevos episodios protagonizados por las agencias, y, segundo, decisión para arrancar en la tarea. Así que, mientras tanto, capítulos como el de ayer es más que posible que vuelvan a repetirse. Seguro que en breve.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...