edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
24/02/2011
La ‘letra pequeña’ de la ley apunta a la catalana como el camino a seguir

Salgado, convencida de que La Caixa es el modelo de transformación para las cajas

Explicaría, en parte, la elección de Fainé al frente de la patronal
Isidro Fqainé, presidente de La Caixa
Juan José González

Se sabe que la patronal de las cajas de ahorros (CECA) tendrá los meses contados a partir del momento en que expiren los plazos fijados en el Real Decreto Ley (RDL) del viernes para la reforma del sistema financiero (6º norma que afecta al sector) y su transformación en entidades de crédito, privadas y cotizadas. Hasta entonces, la patronal tiene encomendada la que será la última función que lleve a cabo en su dilatada historia: conseguir que las 15 cajas que sobrevivan a la reforma funcionen en la nueva dimensión que imponen los tiempos, con modelos abiertos, transparentes y profesionalizados, adaptados a las posibilidades de cada entidad o grupo de entidades. La tarea supone en la práctica una labor de encaje de bolillos, y para ello, nada mejor que un negociador con fundamento, Isidro Fainé, presidente de La Caixa, entidad elegida por Elena Salgado y el Gobierno como modelo a seguir para el resto del sector.

Las medidas adoptadas por el Ejecutivo el viernes pasado, han tenido, como se esperaba, honda repercusión en el sector financiero: son drásticas y definitivas, no admiten más que un mínimo margen de movimiento, precisamente el que se logró obtener como resultado de las negociaciones entre Salgado y Fainé en los días precedentes al último Consejo de Ministros. La intervención del presidente de La Caixa y de la CECA fue, según la opinión de un miembro de la patronal “fruto de la negociación de una persona serena, rápida y dialogante”. La referencia a Fainé no deja lugar a dudas sobre el acierto en su elección. Por parte del Ejecutivo, desde la vicepresidencia Económica se destaca el carácter dialogante y negociador del catalán, partidario de alcanzar soluciones que “lleguen mejor con calma, sin lamentos ni ruidos”.

La mayoría absoluta en la elección de Isidro Fainé al frente de la patronal de las cajas fue una de las decisiones mejor recibidas por Salgado. Alguien en el Ministerio exclamó “al fin una persona capaz, inteligente y rápida al frente de las cajas”. Sin duda, la declaración, correspondía a una de las personas que se encargaría a partir de ese momento de negociar buena parte de la reforma del sector con el responsable de la patronal.

Pero era sólo el primer paso, porque el más importante era trasladarle a Fainé la idea de que Moncloa estaba deseando conocer los planes inmediatos de La Caixa, una vez que fueran publicadas las pruebas de esfuerzo realizadas por el Banco de España en el mes de julio pasado. Recordar que Fainé había sido elegido para la CECA el 20 de abril. Y los pasos que la caja decidió fueron decisivos para que el Gobierno se decantara, finalmente, por el modelo más razonable: el de La Caixa.

La reorganización fue estudiada con el máximo interés y detalle por la vicepresidencia Económica, y en Moncloa se emplearon horas y horas discutiendo y celebrando las virtudes del plan de la caja. Habían decidido que este era el modelo de conversión de las cajas en bancos que más convenía a todos. La reorganización consistía, básicamente, en traspasar el negocio bancario a Criteria CaixaCorp, que pasará a ser un grupo bancario bajo la denominación de Caixabank.

De esta forma, Criteria traspasará parte de sus participaciones industriales –Gas Natural Fenosa, Abertis, Aguas de Barcelona, Port Aventura y Mediterránea Beach & Golf- a la nueva entidad, la cual dependerá de La Caixa. Las participaciones financieras, el negocio asegurador así como el resto de las participaciones industriales –Telefónica y Repsol- estarían en el nuevo banco, en CaixaBank. Un cambio, o reordenación que La Caixa precisa que seguirá siendo una caja de ahorros y accionista mayoritario de CaixaBank, en la que contará con el 81% del capital.

Modelo de reordenación que situará al resto de las cajas en la zona de seguridad en la que ya estaba La Caixa. Una nueva dimensión, los “modelos abiertos y adaptados a las posibilidades de cada caja”, según palabras de un directivo presente en las últimas reuniones en las que se decidió el contenido del RDL aprobado el viernes pasado. Otra cosa será si todas pueden seguir el ritmo de transformación de la caja modelo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...