Santander entraría, junto a otros cinco bancos, en el rescate
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
24/11/2016
banca 
A través de un pool de `bancos amigos´

Santander entraría, junto a otros cinco bancos, en el rescate de Monte dei Paschi

Se harían cargo de, al menos, el 10% de los 55.180 millones de activos tóxicos del banco italiano
Juan José González
En principio, nadie, o muy pocos, parecían interesados en el referéndum italiano sobre la reforma de algunos aspectos de su Constitución, como si el `problema italiano´ fuera de menor entidad que el Brexit europeo o que el Trump norteamericano. Y sin embargo, el resultado de la consulta italiana amenaza con tener consecuencias para los mercados, en particular, para el europeo. De esta forma, diciembre se presenta como un nuevo riesgo, como el británico y el americano, impredecible, pues, si predecible era el voto de los ingleses y previsible el de los americanos, tras conocer ambos resultados, se da por seguro que nadie se atreva esta vez a adelantar previsiones y, ni mucho menos, hacer caso a las encuestas. Así las cosas, surge un problema inmediato, de urgente decisión como es la situación de una entidad bancaria; Monte dei Paschi, pues su capacidad de arrastrar al Estado es tan grande como seguramente lo es también el volumen de las ayudas necesarias. Hay otras soluciones, como la propuesta por el Gobierno italiano: crear un pool de `bancos amigos´ que se hagan cargo, mediante compra, de los activos tóxicos. Un asunto que interesa a una entidad española.
El tercer banco italiano necesita un salvavidas, y además, de forma urgente. Desde julio pasado la situación de Monte dei Paschi está próxima a la catástrofe, toda vez que el BCE `sentenció´ las cuentas de la entidad con un rotundo suspenso. El balance del banco muestra que cualquier solución aplicable al caso, dado el estado de su salud, debe ser de carácter extraordinario y excepcional. Es un problema amplio, de mala gestión y administración, de ausencia de medidas que debieron evitar que la entidad se implicase en inversiones de dudosa rentabilidad futura, y que, llegado el tiempo, cumplido el plazo, se han confirmado desastrosas: el resultado son los 55.180 millones de dólares que figuran en rojo en su cartera de inversiones.

Desde la entidad recuerdan que si el banco está mal, es debido a que el BCE en aplicación de sus hipótesis de estrés, concluyen que el banco no resistiría a una nueva recesión económica, lo que equivale a una sentencia de intervención por parte de alguien, preferentemente de un aportador importante de capital. Pero la normativa europea vigente no atiende todo tipo de ayudas, entre ellas, las estatales, pues la BCE prohíbe expresamente la medicina pública, de ahí que los contribuyentes, según la nueva filosofía de Bruselas, deban quedar a un lado e intentar buscar una solución que implique a los accionistas, los acreedores y/o alguna entidad o entidades que quizá pudieran estar interesadas en la operación de salvamento de Monte dei Paschi.

En cualquier caso, la solución debe pasar, según el interés mostrado por Bruselas, por un socio importante, de peso, con muchos recursos y en posición saneada. O bien, un macro acuerdo de clientes, acreedores y accionistas que, obviamente, deberían tener pensadas y calculadas quitas e impagos. Algunos representantes financieros del Estado recuerdan que la banca griega logró llegar a la orilla -salvarse- gracias a las numerosas inyecciones de dinero público. 

Quizá olvidan que las inyecciones públicas, en este caso, de gran tamaño o grueso calibre, saldrían de las arcas del Estado, y claro, la reacción de los contribuyentes, en este caso los pagadores, no se haría esperar. Por otro lado, no son la griega y la italiana crisis similares, pues desde el punto de vista de la deuda, mientras la mayoría de los acreedores griegos eran fondos extranjeros e institucionales griegos, en el caso de Monte dei Paschi los acreedores son nada menos que 130.000 pensionistas, cuyas inversiones en bonos se encuentran colocadas en el mercado local.

Con la catástrofe más cercana que nunca en el horizonte, el Ejecutivo italiano llegó a proponer varias soluciones, en cualquier caso, obras de ingeniería financiera para evitar que el edificio no se viniera abajo. Una de ellas, quizá la menos `aparatosa´ pasaba por la creación de un pool de entidades solventes, sin problemas, con el visto bueno del BCE, con la mediación de las autoridades italianas y todas las bendiciones posibles. Santander, Goldman Sachs, Bank of America, Credit Suisse, Citi y Deutsche Bank serían los seis bancos que aportarían entre 5.000 y 8.000 millones de euros para evitar la liquidación de Monte dei Paschi. De lo contrario, habrá que esperar a enero cuando, tras el referéndum de diciembre para la reforma de la Constitución, el actual Gobierno, si gana el `Sí´, o el nuevo, si gana el `No´, tendrá en su mano la última decisión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...