edición: 2366 , Lunes, 18 diciembre 2017
05/02/2010
El heredero (o heredera) debe seguir esperando, Botín no se quiere jubilar ni a los 75

Santander podría haber anunciado hasta 13.000 millones de beneficio

Botín se juega su credibilidad al creerse las medidas propuestas por el Gobierno
Juan José González

No se sabe si el primer banquero de España y tercero del mundo en beneficios –los dos primeros son dos gigantes bancarios chinos- conoce la Casa Blanca, pero ayer tuvo el detalle de valorar como prioridad la cita con analistas y medios de comunicación para hacer un primer balance de actividad del banco en 2009. Así que el desayuno con Barack Obama, al que estaba invitado, deberá esperar a mejor ocasión. Emilio Botín, como cada año por las mismas fechas, es capaz de resumir en 17 folios el trabajo de todo un año, que resultó ser “el más duro para la economía española en muchas décadas”. Seguro y firme, dibujó el escenario en el que se desarrolló el negocio bancario del grupo, que equivale, en la práctica, a un análisis macro de la economía de medio mundo, al menos, donde su imperio –en el que tampoco se pone el sol- cuenta con algo más que sucursales, el medio mundo donde tiene diversificado todo su riesgo.

Y el imperio marcha bien, más que bien. Algunos analistas que habían asistido a la reunión previa a la de los medios de comunicación (algún año debería invertir el orden) no escatimaron alabanzas hacia una empresa que fue capaz de hacer casi 9.000 millones de euros de beneficio, como tampoco se explicaban por qué no había apuntado doce mil quinientos o trece mil millones, algo que podría haber enseñado sin el más mínimo esfuerzo. De hecho, esos 13.000 millones de beneficio son los que algunos de esos analistas apuntan como cifra real alcanzada por el grupo. En fin, en todo caso, los beneficios de más que ahora no se quieren mostrar como tales, están igualmente en el banco.

La jornada se presentaba complicada en extremo: rumores y más rumores sobre la deuda española, la griega –Alcoyano para el banquero, que utilizó un símil para diferenciar España de Grecia, “…es como comparar al Real Madrid con el Alcoyano” dijo-, la italiana, la portuguesa. La bolsa cedía posiciones con fuerza a esa hora de la mañana. Pero nada de esto inquieta ni incomoda a Emilio Botín, “hay nervios, pero nada más” se limitó a calificar la situación con un gesto amable. Lo cierto es que cuando el máximo responsable de un banco como Santander se muestra tan confiado, la tensión del que escucha baja de forma considerable.

El que llaman banquero más poderoso de España, estaba ayer al frente del timón, arengando a los suyos. Y los suyos eran conscientes de que en ese ejercicio de presumir de banco, de gestión, de metas alcanzadas y superadas, de más ganancias que nadie, de menos costes –también que nadie-, de máxima eficacia, algo que se repite año tras año, les concierne a ellos. Botín presume de su gente, de la que dice ser la base del éxito. Presume de tener en sus filas al mejor consejero delegado del mundo. Presume hasta de haber hecho una buena inversión en Ferrari (alguien apuntó que el emperador ya tiene ahora su ‘caballino’). Y todo esto resulta ser el mejor alimento para la organización, ¿a quién no le gusta que valoren su trabajo? Pues eso.

Él se niega a jubilarse; está en su derecho –y en los estatutos desde hace mucho tiempo-. Es un asunto que le preocupa, y no porque la vayan a jubilar. Ni los suyos –consejeros-  ni los socialistas ni los del PP lo van a lograr. Puede que su familia consiga algo, pero tampoco es seguro, así que el heredero (heredera) deberá continuar a la espera. El caso es que se niega a jubilarse a los 67; un asunto que se toma con humor, pues en su caso ya no es posible, y nadie le va a quitar la razón –tiene 75, de octubre pasado-. Pero que no sea posible en su caso no quiere decir que no esté a favor de las nuevas reformas legislativas que propone –como patán- el Ejecutivo español. Quizás fue este –el respaldo abierto, claro y sincero- a las medidas emprendidas por el Gobierno, lo que resto credibilidad al jefe de Santander.

En este caso, no se puede esgrimir como excusa que se trataba de una pregunta realizada por un periodista. Como líder del primer grupo financiero, y como ciudadano del mundo, puede declarar lo que desee. Pero no es lo mismo que lo diga el líder a que lo diga el ciudadano. En el primer caso, y se supone que esa sería la intención, la imagen que transmite a la opinión pública es de respaldo, apoyo y aprobación. Es posible que la de infundir ánimos a la tropa política no sea función del banquero. Por eso, ese apoyo al Gobierno, y en momento y asunto tan delicado, sea un gesto que a muchos de esos 3,5 millones de accionistas les sobre.

En todo caso, y apelando a la responsabilidad, hay que apuntar que al primer banquero le preocupa la situación económica y la política también. Pedir dinero es siempre caro y difícil, y cuando la confianza es un bien escaso se hace más difícil todavía salir al mercado a eso, a pedir dinero, porque las emisiones de deuda de una empresa es raro que se puedan hacer por debajo de la referencia del papel soberano. Como apuntaba uno de sus técnicos, la cobertura de los CDS de Santander es más costosa últimamente, precisamente por ese elemento de mayor riesgo que el inversor tiene sobre España.

Por todo esto también es fácil entender que las palabras de elogio del presidente hacia la política de reformas emprendida por el Gobierno, no puedan tener otra dirección: ¿se imagina alguien, qué hubiera sucedido si el mensaje de Botín hubiera sido negativo?  Pues que se hubiera armado una buena. Las consecuencias habrían disparado todas las alarmas al tiempo que hubiera hundido los mercados. Sirva como ejemplo la afirmación del comisario europeo Joaquín Almunia sobre las afinidades de Grecia, Portugal y España para demostrar que en algunas ocasiones es mejor permanecer callado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...