edición: 2494 , Viernes, 22 junio 2018
05/02/2009
Explosivo informe de cobertura del banco sobre Acciona

Santander pone en duda la solvencia de un cliente, influye en el mercado y dibuja el mapa eléctrico español

Dice que la constructora no tiene músculo financiero ni capacidad de aguante, y lo dice después de renegociarle el crédito
Hace recomendaciones hasta a Gas Natural y Endesa de cómo tienen que actuar en aspectos industriales
Alfonso Pajuelo

Saltó a la hora del almuerzo, con la bolsa todavía abierta. Un día después del consejo de administración de Enel y un día antes de que Botín comparezca ante los medios para explicar el ejercicio pasado del Santander. Añadamos a este contexto temporal la organizada estrategia de los italianos para quedarse con el gas de Fenosa. Y citemos como hecho clave que Santander tiene como clientes a Acciona, Enel y Gas Natural.
Y en eso aparece el informe de cobertura de Acciona elaborado por los analistas de Santander que lleva fecha 1 de diciembre pasado, cuando ya el banco había renegociado condiciones con Acciona y esta podía “respirar” al menos hasta junio de 2007, fecha del primer reembolso. Pero el citado informe (pueden leer en inglés el texto completo en el archivo adjunto al final de la información) comienza poniendo en duda la solvencia de Acciona:”carece del músculo financiero para mantener su 25% de Endesa”. Esto, dicho por el banco de un cliente al que ha podido mirar con lupa es algo muy serio, aunque sólo sea por la confidencialidad debida. En cualquier caso no casa con que pocos días antes del informe, banco y cliente dieran por buena la continuidad del préstamo. Pero el grave aserto casi parece una broma comparado con lo que viene después.

La Agencia Europa Press cursaba a las 14:51 un despacho en que bajo el título “Acciona no tiene fuerza para seguir en Endesa y Enel podría buscar socio como GN, según Santander”. Pasaron un par de horas y ni el banco rectificaba o aclaraba ni la CNMV se daba por enterada. La información cotizó en la Bolsa.

Que el banco no reaccionara, aparentemente, se debe a que el citado documento existe y la traducción del inglés de la agencia es correcta. Pero que la CNMV no pidiera explicaciones públicamente al banco no se entiende.

Y es que en el citado informe, Banco Santander hace afirmaciones, recomendaciones y lanza mensajes que afectan clara y decididamente en todo lo que ocurre en torno al conflicto accionarial en Endesa.

La más llamativa es que dice que “la constructora tendrá dificultades para mantener su 25% en Endesa si no ejercita el "put", tendrá que llegar a un nuevo acuerdo con los bancos" y "dudamos de que los bancos lo acepten, a no ser que los parámetros financieros de Acciona y las condiciones de mercado mejoren significativamente, lo que no es de esperar".

Eses “dudamos que los bancos lo acepten” suena a advertencia, incluso a amenaza, si tenemos en cuenta que Santander es el capitán del pool que financió a Acciona. Claro que también es el capital del pool que va a financiar a Enel para comprar el paquete de Acciona y, además, negoció directamente con Conti cuando este buscaba la financiación y se fue directo a la Ciudad Sanitaria del Santander para ello hace pocas semanas.

Enel no para de asegurar que tiene la financiación asegurada para la operación y los hechos parecen darle la razón. Sólo le queda que Acciona quiera vender y se fije el precio, algo que todavía no ha ocurrido. Y cuando ocurra, tendrá que pasar un tiempo prudencia, el suficiente para valorar los activos con los que se pagará una parte. Esa parte, para que nos entendamos, es Endesa pagándose a sí misma en beneficio de lls itlianos que son los que se quedan con las acciones. Pueso eso al Santander parece que le gusta y apuesta por ello.

En la mañana de ayer, Acciona había dicho al mercado que no tenía prisa por vender su 25% de Endesa, enfatizando que su situación financiera es desahogada en declaraciones a la Agencia EFE. La afirmación parece respaldada por la refinanciación del crédito hecha con el Santander hace poco más de dos meses.

Para dar más valor a su afirmación, la constructora enviaba una comunicación a la CNMV en la que dejaba claro que estaba dispuesta a ralentizar su plan de inversiones de 6.500 millones previsto para los próximos tres años en caso de que no venda de forma anticipada la participación del 25% en la eléctrica. El mensaje parecía claro pero aun así precisaba que todavía no ha recibido una oferta forma de Enel, es decir, que puede seguir esperando, que de hecho tiene que seguir esperando.

Regresemos al informe del Santander. El banco da por hecha la capacidad de pago de Enel, algo lógico si se va a convertir en financiador a pesar que de esta empresa por muy pública que sea tiene un endeudamiento que va a llegar en breve a los 57.000 millones de euros. Por si cupiera alguna duda, Santander recuerda que el grupo italiano tiene el respaldo del Estado de su país y que, en caso necesario podría recurrir a la venta de activos en Europa, activos que podría colocar a posibles aspirantes como E.ON, RWE, EDF, GDF o a Iberdrola. Es obvio que Santander sabe de lo que habla, incluso más de lo que habla.

Sólo con estos comentarios se puede deducir que Santander aspira a tener un lugar en el rediseño energético de Europa, pero la deducción se convierte en certeza en España al dar pistas precisas sobre su aportación al nuevo mapa eléctrico español.

Dice el Santander que Acciona no se puede permitir renunciar a las ganancias de vender esta participación a Enel, que a su vez podría buscar un socio industrial como Gas Natural en su asalto final a la eléctrica. Este socio industrial, señala el informe, no entraría en el accionariado de Endesa, pues no le convendría, sino que obtendría como contrapartida un futuro intercambio de activos con Enel, lo que ayudaría a equilibrar el mix de unos y otros. Lo dicho, le hace la operación a todos, y todos son clientes. Resultado, Santander es y quiere ser más que un banco y eso debería apreciarlo el Gobierno español.

A Gas Natural la mete en danza y multiplica los consejos al señalar que "podría tener interés en la compra de algunos activos" de la eléctrica y que, pese a sus fuertes compromisos financieros para comprar Unión Fenosa, podría hacer nuevas ampliaciones de capital para tomar posiciones en Endesa y hacerse posteriormente con activos que reequilibren su parque de generación, indica el banco. Lo dicho, Santander aspira al negocio bancario, al financiero y parece que al derivado de la actividad industrial por el diseño de la operación. Y son consejo, no lo olvidemos, que vienen del financiador en un momento en que la financiación escasea.

Una ocurrencia interesante del informe es cuando dice que los títulos de Endesa valen ahora 18 euros menos que en el momento de la OPA, mientras que Acciona tiene garantizado un precio de venta por más del doble. "Si esta brecha se mantiene al inicio del periodo del "put", la dirección de Acciona deberá explicar a sus accionisas (y familia) por qué renuncian a una ganancia de 4.800 millones". Esa alusión a la “familia” está fuera de lugar pero desde luego no es baladí poirque el banco sabe muy bien las fibras que toca.

El resumen, para que Banco Santander está más que interesado en que la operación se haga y aporta la presión necesaria. Está claro que ha apostado por los italianos, aunque eso no tiene nada de irregular. Sin embargo hay que poner en duda que todo este lio lo haya organizado el Santander.

El banco suele mantener estos informes para uso exclusivo de analistas y les da escasa circulación. Por los comentarios que ayer llegaron del interior del banco había mucho desconcierto y no menos indignación por lo inoportuno de la información. No es que no estuvieran de acuerdo con ella, al fin y al cabo es suya, es que era un pésimo momento para abrir ese frente a la opinión pública.

Aunque los informaciones que aparecen en los medios sobre el asunto son ciertamente escasas, no va a pasar desapercibida y es más que posible alguna inquisitoria en la rueda prensa de Botín, lo que puede diluir un poco un acto que, en principio, estaba dedicado a cantar la loas de un buen ejercicio.

Por lo tanto busquemos al filtrador en otros lares. Pero tampoco se esfuercen mucho, huele a antipasto.

El caso es que tal y como se han desarrollado los hechos y en el momento en que se han desarrollado; dado el contenido del informe no estaría de más que una investigación descartara cualquier manipulación de mercado y quedara claro que la confidencialidad banco-cliente no se ha roto.

INFORME DE COBERTURA DE ACCIONA

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...