edición: 2851 , Jueves, 21 noviembre 2019
21/03/2016
banca 
Asesores controvertidos

Santander y BBVA fichan peligrosos compañeros de viaje `digitales´

El filón tecnológico y la transformación comercial, de maduración a muy largo plazo, sirve de parapeto a la gestión de Botín y González 
Juan José González
Ana Patricia Botín, presidenta del Banco Santander, acaba de fichar a Larry Summer para su consejo asesor internacional por su "perfil digital" y, se supone que también, por la agenda que atesora el ex del Tesoro de EE UU, territorio en el que la banquera suma problemas sin conseguir que el banco arranque. Como si fueran dos vidas paralelas -y digitales-, el competidor Francisco González, presidente del BBVA, se arranca también con otro fichaje: Ben Milne, fundador y Ceo de Dwolla, un emprendedor "fintech" que ha enamorado a FG de un sólo golpe de vista. Ambos, Botín y González parecen enganchados al `timo de lo digital´, como se dice abiertamente en el sector, al parecer filón del que pretenden obtener la mejor coartada para sus resultados futuros, pues a todo lo tecnológico se le asigna un período de maduración largo, y así evitan presiones y se cuestiona menos su gestión. Pero hay más, porque los socios digitales son cuestionados.
Las dos juntas de accionistas son de fecha reciente. Y los dos presidentes; una, la heredera aventajada, y otro, el tenaz y pertinaz agente de cambio y bolsa, no han escatimado en autobombo para presentarse ante sus accionistas con unos resultados de 2015 que representan un `sálvese quien pueda´. En medio de frases amables y en un alarde de cortesía zalamera y lisonjera, los dos presidentes bancarios justificaron sus fichajes digitales. González sigue pasmado con lo digital, no vive para otro asunto. 

Falto de aprecio y estima en el interior, busca en el exterior. Y allí encuentra, a golpe de oneroso talonario a `Ceos´, profesores y algún que otro emprendedor como Milne, fundador de la `fintech´ fichada por González para pagar rápido y hacer transferencias y el comercio B2B en un suspiro. Otro asunto será -cuando lo sea- el retorno de sus apuestas. En ellas ya suma González cerca de 4.000 millones de euros, el equivalente a dos años de dividendos, si los beneficios se mantienen al mismo ritmo. En el caso de Santander, lo que denominan "transformación comercial y digital", cajón de sastre integrado por un poco de todo, la inversión `confesada´ en lo digital no alcanza los 4.000 millones de euros, quizá porque la estrategia de "transformación" está orientada a despistar al enemigo. 

En cualquier caso, más astutos que los de González, apuntan a que dicha transformación comercial del grupo, está apoyada en la mejora tecnológica y digital, un epígrafe enorme que se come todo lo que le echen; más astutos porque ya han lanzado a los cuatro vientos -para conocimiento de inversores y accionistas- que aunque "sus nuevas iniciativas de negocio son a largo plazo", la aplicación del `big data´ ya está anticipando que el banco ingresará en el corto plazo unos 2.500 millones de euros. El BBVA nada dice de ingresos ni fechas de posibles retornos.

Y ¿quiénes son los nuevos socios y/o consejeros digitales? En el caso de BBVA, se trata de Ben Milne, emprendedor y fundador -hoy CEO- de la `fintech´ Dwola, sociedad tan polémica como polémico su fundador, pues hace tan sólo diez meses la oficina de defensa y protección de los consumidores norteamericanos multaba con 100.000 dólares, así como un compromiso por parte de Dwola para cumplir 22 requerimientos y eliminar de sus prácticas una serie de actuaciones por las que "engañaba" a los consumidores en temas de seguridad de datos. Curiosa multa y llamada seria al orden para una empresa cuyo principal activo era la protección y la seguridad de los datos. Hace unos meses, González y Milne se declaraban amor recíproco y orgullo compartido de trabajar juntos en el futuro. Y en ello andan. Las transferencias de dinero por móviles en BBVA pasarán por el fruto de esta alianza.

El fichaje de Botín no es tan pintoresco como el de González; sólo más folclórico y costumbrista, entendiendo por el mismo, un personaje del establishment norteamericano que como Larry Summers, ex secretario del Tesoro de los EE UU, parece estar `de vuelta´ de casi todo. De casi porque el cometido del nuevo consejero, del que se dice `digital´ para justificar otra justificación -la "transformación comercial digital"- y en clara competencia con González -"mi fichaje es mejor que el tuyo", y así andamos- tiene la enmarañada tarea de despejar los caminos legales, administrativos y políticos para que Santander pueda comenzar a hacer negocio en Norteamérica.

Summers, polémico y controvertido economista, es partidario de mantener la economía con tipos de interés en cero con carácter indefinido para que, siempre que se desee  "tomar medidas extraordinarias y, por qué no, crear burbujas que relancen la actividad: tan sólo hay que controlarlas antes de que estallen". Parece que el consejero Summers sólo se dedicará a lograr lo primero, es decir, a derribar muros y barreras jurídicas y administrativas, y no a lo de las burbujas. Y todo por un precio de consejero. No sorprende que en Santander, al término de la junta, un veterano accionista reflexionara: "malgastan el dinero de los dividendos en sabios de relumbrón; esto no es banca".

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...