edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
22/03/2012
Catalunyacaixa, la vedette que ahora todos desean
Banesto tiene en juego su propia razón de ser

Santander y BBVA pujarán “en serio” por las cajas en liza

El Banco de España consigue animar las subastas a pesar de no haber más dinero
La catalana sería la salvación para Banesto y la masa crítica para Popular y Sabadell
Si Banesto no se mueve, Santander tendría que reconsiderar hasta su razón de ser
Juan José González

Algunas declaraciones y movimientos de staff, están aportando estos días alguna pista nueva sobre las estrategias de las cinco entidades financieras con capacidad y, sobre todo, con interés en esta fase de la reforma financiera. Todo apunta a que la segunda parte de la fase, va a estar más competida que la primera, en particular por ese mayor interés mostrado por los grandes equipos; Banco Santander, BBVA y Caixabank, y sin eliminar de esta especie de semifinal al dúo –obviamente, por separado- de Banco Popular y Banco Sabadell. Santander puede confirmar en breve que estará presente en, al menos, la subasta de Catalunyacaixa; el segundo, aunque acaba de hacerse con Unnim no descarta otra compra, la de Novagalicia, pieza por la que puede competir llegado con Caixabank si es que esta, finalmente, no se cobra Banca Cívica. Popular y Sabadell, se miden en su particular pulso por dar el golpe definitivo a su particular estrategia, aunque deberán vaciarse por completo en semifinales.

Continuando con el símil deportivo, y tras las subastas de Catalunyacaixa y de Novagalicia, el terreno quedaría a expensas tan sólo de conocer al ganador, al finalista, que será aquel que haya conseguido mayor masa crítica, más dimensión, mejor economía de escala y más control del mercado, en definitiva, el que haya sido capaz de concentrar más poder financiero. Hasta el momento, la peculiar modalidad impuesta para sanear el sector financiero no había suscitado, exteriormente, el entusiasmo de los más grandes, que ahora en declaraciones aisladas muestran todo lo contrario.

Francisco González y Ángel Cano, presidente y consejero delegado de BBVA, aseguran que el banco esta fuerte, saneado: vienen a decir que pueden con todo, incluso después de haber absorbido Unnim. Su estrategia parece estar orientada hacia Novagalicia, aunque tuvieran que competir (con una buena puja) con Caixabank, dejar Catalunyacaixa para Santander, una vez que Banca Cívica quedara en la órbita de Caixabank.

Santander, BBVA y Caixabank, como Popular y Sabadell, no pierden de vista la operación que todos consideran redonda: la adjudicación de la CAM a Sabadell. Y como tampoco pierden de vista la ayuda inestimable que acaba de recibir Unicaja para desatascar la fusión con Caja España. A todos ellos, a las cinco entidades que permanecen en competición, el Banco de España les comunicó el pasado sábado que tras el dinero aportado en la operación de CAM-Sabadell, la caja de liquidez para estas operaciones se ha quedado seca, sin fondos.

De ahí que el Banco de España vaya a cambiar, como se pudo saber ayer, algunas condiciones para las próximas subastas, sobre todo cuando en esta fase semifinal la reforma financiera puede haberse quedado un paso atrás. En todo caso, la intervención del Banco de España se produciría en la dirección de mejorar, incluso, las buenas condiciones de los ganadores, una vez que la vía de la aportación de recursos, tanto del FGD como del Estado, estaría –como se dijo- agotada.

Tras la adjudicación de Unnim, el sector viene observando un cambio de actitud en el Banco de España. Algo más que una sensación de que se trata de una fase diferente, con mayor compromiso, y en la que no se “permitirán” posiciones como en la anterior, cuando Banco Santander y BBVA mostraban cierta desidia por participar en la puja por unas entidades que le interesaban, como quedó de manifiesto en el caso de Unnim. Un cambio de actitud del Supervisor justificado en el tamaño de las piezas: Catalunyacaixa 76.000 millones de activo, cuya adjudicación puede producir cambios en el dibujo del mercado financiero, y no sólo por razones de ránking.

La próxima fase puede convertir a Popular en la quinta entidad financiera (240.000 millones de activos) a 33.000 millones de Caixabank, si se cobra la pieza llamada Catalunyacaixa. De la misma forma que si es Sabadell pasaría a la quinta plaza con 245.000 millones. Si es Caixabank quien gane la partida a BBVA en su pugna por Novagalicia, la catalana se pondría al frente del ránking con 349.000 millones de euros.

Mientras los más grandes se miran de reojo, Popular y Sabadell continúan con su particular pulso por la quinta plaza, Santander empieza a ver más cerca -y claro- que la Catalunyacaixa sería la pieza de salvación para un Banesto cada vez más vacío de contenido, hasta el punto de que si no da un paso adelante, su matriz tendrá que reconsiderar su estrategia con la filial y hasta su razón de ser.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...