edición: 2808 , Viernes, 20 septiembre 2019
21/05/2014
La diplomacia de los inversores
Sede de BBVA Bancomer en México

Santander y BBVA tendrán menor presión para repatriar sus beneficios

La inversión de mexicanos, venezolanos y colombianos, base ideal de las relaciones bilaterales financieras con España
Juan José González

450 millones de euros sirvieron a la familia mexicana Del Valle para convertirse en el principal accionista (con el 6% del banco) del Banco Popular. Otro mexicano (David Martínez) del brazo de un colombiano (Jaime Gilinski) hizo lo propio (un 10% del banco) en el Banco Sabadell. Por 1.000 millones de euros otro venezolano adquirió el 88% de Novagalicia Banco. Y hace unas horas, varias familias mexicanas anunciaron su intención de invertir entre 250 millones y 300 millones de euros para hacerse con el 10% de Liberbank. Ni en el tiempo ni por volumen, puede hablarse de oleada ni aluvión ni mucho menos de desembarco o de movimiento `contracolonizador´ del dinero procedente del otro lado del Atlántico. El flujo inversor del dinero mexicano, venezolano, brasileño o colombiano hacia España es cuestión de oportunidad, de precios baratos, de bancos y empresas que se ponen a tiro. Capital que, por otra parte, responde a un criterio de cartera, de simple diversificación de inversiones en mercados diferentes. Pero el movimiento tiene un balance entre pros y contras muy favorable para la política española y, de rebote, también para los dos bancos con mayor presencia en aquel continente: Santander y BBVA.

Llama la atención el hecho de que el interés del dinero procedente de Latinoamérica se esté focalizando en la banca en reestructuración, un sector que parece gozar ahora del mayor beneplácito de las autoridades locales, dispuestas y entregadas, como muestran las facilidades de algunas ayudas, a la entrada de estos inversores de raíces españolas (asturianas y gallegas). El acceso a la banca española no ha sido, como podría parecer, muy complicado, toda vez que el Banco de España y las autoridades locales como la Xunta de Galicia (con NCG Banco) o el Principado de Asturias (con Liberbank) se hayan cerciorado de las verdaderas intenciones de los nuevos inversores y, por supuesto, del origen de los fondos.

Respecto a los planes de futuro de los inversores en el Banco Popular y en el Sabadell, se conoce que son apuestas de largo plazo, con el objetivo de alcanzar la rentabilidad a partir del momento en que se recuperen los mercados y la economía. En ambos casos, los presidentes Ángel Ron y Josep Oliú, han despejado cualquier duda sobre los nuevos inversores. Sin embargo, las dudas se proyectan sobre los nuevos accionistas de Novagalicia Banco, de cuya actividad y movimientos poco o nada se conoce, y habrá que esperar y dejar pasar el tiempo para comprobar los planes y el desarrollo de la actividad del nuevo inversor de Liberbank. 

A pesar de las numerosas incertidumbres, en principio, el creciente interés de inversores con cierta proximidad cultural e identidad idiomática como los mexicanos, venezolanos o colombianos, parece apuntar a que en un teórico balance de pros y contras, pesarían más los primeros. Y lo cierto es que por diversas razones y si las `aventuras´ inversoras van por el buen camino, es probable, incluso, que todos salgan ganando.

En primer lugar, en el plano político, NCG y Liberbank van a convertirse en la punta de lanza de numerosos planes de inversión de las autoridades locales (Galicia, Asturias, Cantabria...) zonas de influencia de estas entidades. No será como en tiempos de las cajas, cuando la estructura de poder tanto de Gobiernos autónomos como de las propias cajas, era un sistema de basos comunicantes que terminó en catástrofe general. No será el viejo modelo pero seguramente la conexión será eficaz y rentable para ambos.

En segundo lugar, y sin abandonar el plano político, no cabe duda que la llegada de capital procedente del otro lado del Atlántico no es un hecho casual, que se debe enmarcar en el terreno de las relaciones diplomáticas bilaterales. La puerta abierta a los inversores latinoamericanos, donde no es casualidad las más grandes empresas españolas y cientos de pymes tienen una fuerte presencia, no deja de ser motivo de confianza entre España y los países de los inversores. Por tanto, las buenas relaciones con establecimientos localizados por ambos lados, debería facilitar las relaciones económicas y financieras, y entre estas últimas la facilidad para repatriar los beneficios de unos y otros, y que últimamente, en el caso de las empresas españolas pasaría por algunas dificultades.

Y en tercer lugar, cabe interpretar que la entrada de estos inversores en el capital de entidades bancarias, ha supuesto un gran alivio para entidades que, como Banco Santander y BBVA se sentían presionadas por las autoridades políticas y financieras. Los dos grandes bancos no se han destacado, precisamente, en esta crisis por su arrojo a la hora de analizar las operaciones de entidades en proceso de reestructuración como NCG y Liberbank. Un comportamiento que el Gobierno y el Banco de España tienen muy en cuenta, reprochando en varias ocasiones la falta de colaboración de los dos grandes en la reestructuración del sector. Al menos, BBVA se hizo cargo en mayo de 2012 de las cajas integradas en Unnim (por un euro y asumiendo 2.600 millones de euros en riesgos, cubiertos en un 80% por el Frob) pero Santander se mantiene al margen. La entrada de inversores latinoamericanos en el sector bancario español ayuda a reducir la presión sobre Santander y BBVA en la repatriación de beneficios.

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...