edición: 3102 , Viernes, 4 diciembre 2020
29/07/2020
banca 

Santander registra pérdidas de 10.798 millones en el primer semestre por un ajuste contable

ICNR
Contabiliza un resultado negativo por la actualización de fondos de comercio por el efecto de la Covid-19, saneamiento (12.600 millones) que le hace entrar por primera vez en números rojos y no afecta ni a la liquidez ni a la solvencia.
El Banco Santander obtuvo un beneficio ordinario de 1.908 millones de euros en el primer semestre de 2020, un 48% menos que en el mismo periodo del año anterior, por las mayores provisiones relacionadas con la pandemia de la Covid-19. La entidad destaca en un comunicado a la CNMV que aunque la pandemia ha afectado a la actividad, se mantiene un buen resultado ordinario gracias a los ingresos de clientes, una reducción de costes por encima de lo esperado, una sólida calidad crediticia y la generación orgánica de capital.

Tras este análisis de la situación , el banco ha realizado una actualización del valor del fondo de comercio y los activos fiscales diferidos (DTA) que genera un cargo extraordinario sin efecto en caja por valor de 12.600 millones, de los que 10.100 millones corresponden a los fondo de comercio (el 45% del total del fondo de comercio del grupo) y 2.500 millones. "Aunque esta actualización da como resultado una pérdida atribuida para el primer semestre de 10.798 millones de euros, este deterioro no tiene efecto en caja ni impacto en la liquidez, el riesgo de crédito ni el capital CET1", destaca la entidad financiera.

Este ajuste obedece al deterioro de las perspectivas económicas como consecuencia de la crisis del covid-19 y no afecta a la liquidez, al riesgo de crédito ni a la ratio de capital CET1, según ha informado el banco, que tiene la intención de abonar un dividendo correspondiente a 2019 en nuevas acciones equivalente a 0,10 euros por acción.

“Los últimos seis meses nos han planteado uno de los mayores desafíos de nuestra historia. El impacto de la pandemia nos ha puesto a todos a prueba y estoy muy orgullosa de la respuesta que ha dado el banco", ha comentado la presidenta del banco, Ana Botín. "Hemos dado 1.600 millones de euros diarios de media en préstamos, atendido con normalidad a nuestros clientes y priorizado la salud de nuestros empleados. Además, hemos destinado 100 millones de euros a iniciativas solidarias para combatir la pandemia", ha subrayado.

Respecto al negocio, el margen de intereses y los ingresos de clientes se mantuvieron estables, en 16.202 y 21.338 millones de euros, respectivamente, impulsados por el crecimiento de ingresos en Latinoamérica, Santander Corporate & Investment Banking (SCIB) y Wealth Management & Insurance. Esto y el control de costes permitieron aumentar un 2% el margen neto, hasta 11.865 millones de euros.

El plan de reducción de costes va más rápido de lo previsto. Europa logró más de 300 millones de ahorros en el primer semestre, es decir, un 75% de su objetivo para todo el año 2020. Los gastos operativos cayeron un 2%, un 5% sin inflación.

El banco destaca que ha seguido apoyando a sus clientes durante la pandemia con la concesión de 1.600 millones de euros diarios de media en nuevos préstamos en el segundo trimestre y dando moratorias a más de cinco millones de clientes. Además, ha mantenido el servicio con normalidad mientras mantenía unas medidas de seguridad adecuadas tanto para los empleados como para los clientes. Alrededor del 90% de las oficinas están actualmente abiertas y prácticamente la totalidad de los 40.000 cajeros del grupo están en funcionamiento.

Por su parte, el crédito y los depósitos crecieron con fuerza, un 6% y un 9%, respectivamente. En el segundo trimestre, se aprecian mejoras del crédito a particulares, mientras que el de pymes, empresas y SCIB vuelven a la normalidad tras el pico de abril. La calidad crediticia se mantuvo estable, con una tasa de mora que se redujo en 25 puntos básicos en los últimos 12 meses, hasta el 3,26%, mientras que la ratio de cobertura, que mide la capacidad de absorber posibles pérdidas derivadas de la morosidad, aumentó hasta el 72%.

El coste del crédito -lo que el banco provisiona cuando concede un préstamo- aumentó 28 puntos básicos, hasta el 1,26%, debido al crecimiento de un 78% de las provisiones, hasta 7.027 millones de euros, por la crisis. El banco mantiene en el segundo trimestre su previsión de crecimiento del coste del crédito al final de año.

La ratio de capital CET1 aumentó en 26 puntos básicos en el trimestre, hasta el 11,84%, es decir, en la parte alta del objetivo a medio plazo del 11-12% que se ha fijado el grupo. La buena evolución del beneficio antes de provisiones permitió una fuerte generación orgánica de capital (+28 puntos básicos). El banco aumentó su capital otros puntos básicos gracias a los cambios en el Reglamento de Requerimientos de Capital (CRR, por sus siglas en inglés) de la Unión Europea, aunque esta partida queda neutralizada por el impacto de operaciones corporativas.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...