edición: 2514 , Viernes, 20 julio 2018
24/06/2018

Santander reta al Fisco

Ni las juntas de accionistas de una empresa privada son el Congreso de los Diputados ni este tiene que ver con una junta de accionistas. Pero las normas de reputación -de la buena- de la lealtad y la honradez, a buen seguro que la ciudadanía al completo no dudaría en igualar e identificar. Un diputado, representante de la ciudadanía defrauda, se le aplica la medicina política y administrativa conveniente y su Señoría debe dedicarse a otros menesteres. En la empresa privada es diferente; si los gestores defraudan a sus accionistas ¿qué sucede? pues nada, se regulariza o se paga la multa, se disculpa uno (o una) y a otra cosa.

¿Serviría la argumentación para aplicar al Banco Santander, presidido por una declarada feminista, con una tradición familiar arraigada en el terreno de la regularización y de la negociación con la Agencia Tributaria? Es probable que los 133 millones de clientes del banco se pregunten cómo es posible que un banco que presume de excelencia y modelo de responsabilidad social y buen gobierno corporativo figure siempre en lugares preferentes y destacados, cuando no en cabeza, de las listas de defraudadores mundiales. Habría que preguntarse si los 4,108 millones de accionistas de Santander aprueban la conducta (¿delictiva?) de algunos de sus miembros.

No hay un año, o ejercicio fiscal para ser exacto, en el que no desfile un Botín por los juzgados de turno para responder a cuestiones dudosas, oscuras, controvertidas y, para al final, concluir que se trata de conductas que, si bien no vulneran siempre la ley, sí terminan por bordearla con argucias y coartadas, caminos, atajos y demás enredos. De esta forma se combinan tretas y socaliñas para retar a la Justicia, a los supervisores y, en definitiva, a la ley que a todos obliga, en busca de debilidades, olvidos y lagunas del sistema.

Se cumple aquí con la familia financiera el pulso permanente a la norma fiscal. Y se pregunta un accionista de tan sistémico banco si no debería aplicarse la familia al completo a ofrecer a los millones de accionistas y más millones de clientes una actitud y comportamiento sobresaliente y modélica, aunque sólo fuera por orientar a la masa social del banco hacia la buena conducta fiscal y moral, hacia la ejemplaridad. No es presentable que quien más tiene, más intente el fraude, la burla a la norma y el choteo a la honradez. Sería la única forma de reconocerles, de mirarles a la cara. Aunque es probable que no deseen ni lo uno ni lo otro.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...