edición: 2576 , Miércoles, 17 octubre 2018
03/05/2018

Santander y las barbas del Sabadell

Vive la dirección del banco días de presión sin igual a cuenta de la integración tecnológica del Popular. Observan con justificada preocupación las dificultades que sufre su colega Sabadell en sus tareas de integrar al TSB en su tecnología. Santander tiene registrados episodios de incidencias de ese tipo en abundancia -la Biblioteca Británica se quedaría corta-, cuando no es una caída general, es particular; cuando no es Almería, Madrid o Soria, es la Costa Este de EE UU, y claro, la gente se queja. Y claro, en Santander han puesto sus barbas a remojar.

Hace tres años por estas mismas fechas, un cliente del Santander abandonó una larga fila para pagar su viaje: su tarjeta Santander no funcionaba, se había caído todo el sistema informático del banco -confirmó la entidad- en Estados Unidos. Era toda la Costa Este del país, 2.000 cajeros, unos 1,8 millones de clientes. La conversión de las cuentas estándar del mismo banco al nuevo producto estrella -la `Cuenta 1,2,3´- daba fallos, numerosos y reiterados que acabaron con la paciencia de cientos de clientes particulares que no lograban sacar dinero de los cajeros.

Se conocen miles de incidencias a cuenta de los sistemas informáticos de Santander, célebre asunto y habitual en el trabajo de los defensores del cliente. Fallos técnicos de la red informática, como aseguraba esta entidad, para explicar el fallo de seguridad que se había detectado en marzo pasado a propósito de varios intentos de estafa utilizando el nombre del banco como gancho (conocido como phishing). Lo cierto es que alguna peculiaridad debe tener el tal sistema del Santander para atraer a tanto estafador.

Fallos que la clientela del Santander sufría también a finales de 2016, cuando un problema técnico dificultaba el acceso a la operativa online y que, por fortuna, no afectó a la seguridad de los sistemas, aunque sí provocó la cancelación de compras en varios puntos de la geografía española. Clientes que no recibieron algunos ingresos habituales en fin de mes como alquileres, nóminas o pensiones. En fin, episodios puntuales, evidencias de escasa inversión en servicios básicos, de los de mayor valor añadido para la entidad. Va a ser que la tecnología es un punto débil de Santander, razón que ha provocado que, visto lo visto -lo del Sabadell y su TSB- algunas barbas ya están en buen remojo.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...