edición: 2365 , Viernes, 15 diciembre 2017
15/12/2009
OBSERVATORIO DE COYUNTURA

Se frena el retroceso económico español

SERVICIO DE ESTUDIOS DE 'LA CAIXA'
El producto interior bruto (PIB) anotó un decrecimiento intertrimestral por quinta vez consecutiva en el periodo julio-septiembre de 2009, cifrado en 3 décimas. No obstante, este registro supone una mejora de 8 décimas en relación con el trimestre anterior y la confirmación del giro hacia la recuperación iniciado en el segundo trimestre. Esta evolución se explica por la mejora de la coyuntura internacional, la tendencia a la normalización de los mercados financieros y especialmente por los estímulos monetarios y fiscales puestos en marcha. Los menores decrementos intertrimestrales empezaron a reflejarse en la tasa de variación interanual del PIB, que marcó una caída del 4,0%, dos décimas menos que en el trimestre precedente. El retroceso de la actividad fue debido al descenso de la demanda interna, que detrajo 6,5 puntos, pero 0,9 puntos menos que en el trimestre anterior. La contribución del sector exterior al crecimiento fue de 2,5 puntos, 7 décimas inferior a tres meses antes.

Desde el punto de vista del gasto, el consumo de las familias moderó apreciablemente su descenso y anotó una bajada interanual del 5,1%, 9 décimas menos que en el segundo trimestre. Esta caída es atribuible a un retroceso de las rentas salariales dada la fuerte contracción del empleo, al efecto de la reducción de los precios inmobiliarios, a unas condiciones de financiación menos favorables y a una mayor propensión al ahorro por motivo de precaución ante el ascenso del paro. No obstante, los menores tipos de interés, los estímulos oficiales y la recuperación de las bolsas contribuyeron a la mejora de la confianza de los consumidores respecto al segundo trimestre. Las ventas de automóviles experimentaron un notable repunte gracias a las ayudas directas del Plan 2000E y en octubre anotaron un alza interanual del 26,4%.

Por su parte, el consumo público se elevó el 4,9% con respecto al tercer trimestre de 2008, 3 décimas menos que en el segundo. Tanto las compras de bienes y servicios como los gastos de personal registraron un menor ritmo de avance.

La inversión atenuó su retroceso en el tercer trimestre hasta un descenso interanual del 16,2%, un punto menos que en el trimestre anterior. Esta mejora provino tanto de los bienes de equipo como de la construcción, que contrarrestaron el deterioro de los otros productos, que incluyen el software informático y prospecciones mineras y petroleras. La fuerte disminución de la formación bruta de capital en el último año es atribuible a una demanda débil, a la reducción de los beneficios empresariales y a la incertidumbre sobre las perspectivas económicas.

Es especialmente notable la mejora de la inversión en bienes de equipo, que aumentó el 1,9% en el tercer trimestre y el decremento interanual se redujo en 4,6 puntos hasta el 24,3%. Tanto la inversión en material de transporte como en maquinaria registraron crecimientos intertrimestrales positivos, con lo que disminuyeron los descensos interanuales y los situaron en el 15,0% y el 28,3%, respectivamente.

En cuanto a la inversión en la construcción, presentó una baja interanual del 11,5%, con una mejora de 3 décimas respecto al trimestre precedente. Esta fue debida al segmento no residencial, que anotó un aumento anual del 1,5%, ligeramente mayor que en el segundo trimestre gracias a las obras de infraestructuras ligadas al Fondo Estatal de Inversión Local y al ferrocarril de alta velocidad. La construcción residencial continuó deprimida y registró una caída interanual del 25,5%, 2 décimas más que en el trimestre anterior. No obstante, se apreció una ralentización de la caída de los precios de las viviendas y de las transacciones inmobiliarias, apoyadas por los bajos tipos de interés.

Por lo referente al sector exterior, tanto las exportaciones como las importaciones aminoraron sus retrocesos. Las exportaciones bajaron el 11,1% con relación al tercer trimestre de 2008, 4 puntos menos que en el segundo trimestre gracias a la mejora de las transacciones de bienes a resultas de la mejor evolución de la demanda, básicamente de la Unión Europea. Por otro lado, el gasto turístico de los no residentes mantuvo su descenso en el 9,5% interanual. Por su parte, las importaciones redujeron su decrecimiento anual en 5 puntos hasta el 17,0%.

Por el lado de la oferta, la construcción y los servicios anotaron tasas de variación interanuales iguales al trimestre anterior. En cambio, tanto las ramas agraria y pesquera como las energéticas e industriales mejoraron.

El valor añadido bruto de la industria manufacturera redujo el ritmo de caída interanual en 1,3 puntos hasta el 15,7%. Las ramas energéticas aminoraron su descenso anual en 1,7 puntos hasta el 7,9%. Así, se constata una mejora en el sector secundario, cuya confianza ha aumentado, si bien los problemas de competitividad y de debilidad de la demanda lo siguen afectando.

Respecto a los servicios, el valor añadido bruto de los privados recortó su decrecimiento en una décima hasta el 2,4%. El comercio experimentó un mejor comportamiento. Por el contrario, los servicios a empresas y las actividades inmobiliarias registraron la evolución más negativa.

Desde la óptica de las rentas, la remuneración de los asalariados bajó 6 décimas más hasta el 3,4%. Esto fue consecuencia mayormente de un descenso del crecimiento de la retribución media en 8 décimas hasta el 3,9%, aunque fue muy superior a la inflación de los últimos doce meses, lo que pone de manifiesto que, a diferencia de otros países, el ajuste en el mercado laboral español se ha producido en el empleo más que en los salarios. Por su parte, el excedente bruto de explotación y la renta mixta intensificaron su disminución hasta el 3,3% interanual.

La productividad aparente del trabajo progresó el 3,4% en el último año, 2 décimas más que en el segundo trimestre. De esta forma, el coste laboral por unidad de producto se deceleró un punto hasta el 0,4%, 8 décimas más que el deflactor implícito de la economía.

En este contexto, se observa una tendencia a la mejora de los índices de confianza, aunque todavía se colocan sensiblemente por debajo de las medias históricas. En su último informe sobre la economía española la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico aconsejaba diferir la prevista subida de los impuestos en 2010 hasta el año siguiente para reforzar el relanzamiento. Por su parte, la Comisión Europea aconsejó aumentar la competitividad mediante la moderación de los salarios y una mayor productividad entre otras medidas. En este marco, si no hay cambios en la política económica prevemos una lenta salida de la recesión, con crecimientos interanuales positivos en la segunda mitad de 2010. Esto se explica por el impulso del sector exterior y una mejora gradual tanto del consumo como de la inversión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...