edición: 2863 , Miércoles, 11 diciembre 2019
03/11/2009
Reestructuración financiera

Se levanta la veda del director de sucursal

Los grandes bancos, a la caza de buenas sucursales; los medianos, de los buenos cuadros
Un mar revuelto de 13.000 profesionales puede cambiar caja por banco
Juan José González

Buena oportunidad para los bancos medianos, aunque los más grandes –los dos- aguardan pacientes en lo alto de la colina a la espera de ver cómo se desarrolla la batalla. Grandes y medianos, banca toda, no dejarán pasar en vano una crisis de sus vecinos. Con un sector entero de reforma como el de las cajas de ahorros, se estima que a mediados del próximo año se ponga en marcha una especie de ‘mercadillo’ de buena parte de los activos que las entidades más deterioradas y damnificadas por los efectos de la crisis financiera, se verán obligadas a poner en venta. Participaciones empresariales y oficinas, inmuebles representativos (edificios céntricos) o instalaciones deportivas y ocio, además de otros activos financieros, se encuentran entre la mercancía que pronto saldrá a la venta o a subasta, quién sabe. A los grandes les sobran sucursales con baja rentabilidad y cuentan con suficientes cuadros medios. Los bancos medianos prefieren personal iniciado para su expansión y la ubicación de las sucursales no es prioritaria.

La historia puede repetirse y seguro que lo hará. Como el año en que surgieron los bucaneros Velasangre, cerca de las costas de Tuercespina, se abordaban los galeones con desalma y a la fuerza. En esta ocasión no será necesaria la reedición de Velasangre porque las batallas no se miden por el número de cañones ni de hombres, sino por el de activos, volumen de deuda, cuota de mercado y depósitos, sobre todo esto, depósitos, porque no hay que olvidar que los españoles tienen depositado el 50% de sus ahorros en estas entidades, algunas de las cuales se disponen a entrar directamente a la ‘uvi’ FROB.

Pero dicen en los bancos medianos –en voz baja, claro- que más valioso que los activos físicos y materiales, lo que les interesa de verdad es el capital intelectual, los profesionales, esos miles de directores en sucursales y cientos en agencias urbanas, tanto en grandes ciudades como en sus barrios, y en las localidades de más de 15.000 habitantes. Directores de oficinas y sucursales con edades entre los 30 y 35 años de edad, con un buen expediente académico y profesional, y al menos dos años de experiencia en el cargo y, si es posible –“se valorará”- con experiencia en la apertura de nuevas delegaciones. Todo un mar revuelto de profesionales con expectativas de cambio que pueden ver en breve, cómo bajan su remuneración, por recorte de objetivos, por ejemplo, o cómo se quedan en la calle en caso de que se decida el cierre de su oficina o agencia.

Santander, BBVA y Popular han sugerido o insinuado, o incluso, declarado, que la reestructuración de las cajas es una auténtica oportunidad para ellos de ganar cuota de mercado y que, a un descenso en la capacidad instalada del sector “los bancos grandes tendrán capacidad de ganar cuota”, aseguró Alfredo Sáenz, consejero delegado de Banco Santander. De la misma opinión es Ángel Cano, consejero delegado de BBVA que da por hecho que sus “equipos de las siete territoriales están en forma y dispuestos a seguir captando cuota de mercado y clientes”. El más claro y directo es el consejero delegado de Banco Popular “si el precio está por debajo del valor en libros y nos encaja la zona” González Robatto no renunciará a adquirir redes “si bien no es esta una de nuestras prioridades”.

Se estima que el excedente de directivos –cuadros medios- del sector bancario español asciende a 12.700 profesionales (85.000 en Europa). Un mar inmenso plagado de piezas interesantes, con formación incluida, experiencia y, seguramente, con ganas de continuar su carrera en banca, una buena oferta en uno de esos momentos de mercado a la baja que las entidades en expansión no van a dejar pasar de largo. La formación en banca requiere dinero y tiempo -tiempo que también es dinero- requiere práctica, lo que significa experiencia. Posiblemente varios miles de cuadros medios se encuentren de hoy en seis meses en esa situación.

En el Banco de España también hacen sus cálculos. Están más interesados en dar solución a las redes de oficinas, antes que resolver compra-ventas de agencias concretas y aisladas para resolver situaciones puntuales de alguna caja. Le preocupa igualmente, los excedentes laborales como consecuencia del reajuste que se tiene que producir aunque sabe que si se salva el barco se salvarán también los tripulantes. Uno de esos cálculos del banco señala que las cajas cuentan con un excedente de puntos de distribución -24.598 sucursales- del orden de un 25% y que los bancos deben adaptar los suyos -15.056 sucursales- en un 7%. Así las cosas, difícil será que los bancos se hagan cargo de un ‘sobrante’ de las cajas cuando en la propia banca hay también ‘sobrante’. Sin embargo, es posible que en la reestructuración de ambas redes se aprovechen las sucursales de mayor venta y se cierren las menos rentables, un proceso de depuración natural que se producirá en los próximos meses.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...