edición: 2740 , Lunes, 17 junio 2019
26/09/2012
O2 y Vodafone hacen frente a Deutsche y Orange en la batalla por la 4G

Semana decisiva para encontrar una salida a la crisis en torno a la red de nueva generación en Reino Unido

Carlos Schwartz

Las negociaciones en Reino Unido para encontrar una salida a la crisis en torno a la red de nueva generación de telefonía móvil denominada 4G entraron esta semana en la recta final. El ministerio de Cultura británico ha hecho de intermediario hace casi un mes entre los operadores del país, entre los que está Telefónica propietaria de O2 en Reino Unido, y la comisión de la competencia de ese país, Ofcom para crear un grupo de negociación. La condición de la negociación era no innovar durante un mes en el territorio de 4G. El Gobierno solicitó la tregua en un intento de impedir que una cadena de litigios retrasara de forma impredecible el inicio de las operaciones de la red de alta velocidad para datos que han puesto a la orden del día los terminales inteligentes.

La red actual británica, al igual que la española, es la denominada 3G y el país está intentando avanzar en la implantación del protocolo 4G. Pero en el camino hacia ese objetivo un operador solicitó y obtuvo una licencia para operar en 4G dentro de las frecuencias existentes. El operador es Everything Everywhere (EE), una fusión británica de las operaciones de Deutsche Telecom (T-Mobile) y France Telecom Móvil (Orange).

La concesión de la licencia ha despertado la ira de los competidores, entre ellos Telefónica y Vodafone. El motivo es sencillo y comprensible, la maniobra de EE es acaparar las frecuencias disponibles para 4G y dejar sin frecuencias al resto de los competidores hasta que el regulador británico limpie frecuencias nuevas y convoque a un concurso para adjudicarlas.

Lo raro de entender es que la Administración incurra en una concesión que atenaza a todos los competidores en el mercado y convierte de hecho a EE en el único operador posible de 4G hasta la concesión de nuevas frecuencias, lo que puede tardar no menos de seis meses, y siendo razonables hasta un año. Como se puede comprender los competidores de EE no se van a quedar cruzados de brazos mientras este gana tiempo, y lo que es previsible es una avalancha de litigios que paralicen el proceso por un tiempo imposible de prever.

Quien acabaría pagando las consecuencias de la falta de equidad sería el país, y desde luego los usuarios, con un inevitable retraso del protocolo 4G si hay pleitos. Ofcom ha impuesto una ley de silencio a los participantes en las conversaciones que se vienen desarrollando desde comienzos de mes. “Nadie puede decir nada”, afirmó una fuente de uno de los grandes operadores, quien sin embargo dejó traslucir que hasta el momento no ha habido progresos significativos. “Las espadas siguen en alto”, afirmó una fuente de otro de los operadores desplazados.

Una fuente vinculada a Ofcom señaló que: “Los esfuerzos para alcanzar un acuerdo que deje de lado los litigios prosiguen”. La única solución posible al entuerto sería en principio que además de convocar a muy corto plazo a un concurso para la concesión de nuevas frecuencias se aplicara a EE una orden de no innovar hasta que los concursos nuevos se hayan resuelto. Esta es una posibilidad que los analistas del sector consideran virtualmente imposible de materializar, entre otras cosas porque eso supondría un pleito entre EE y la Administración, algo que el Gobierno intenta impedir.

Sin embargo, por más silencio que reine el nerviosismo de los funcionarios involucrados en el proceso es evidente. El Gobierno de David Cameron tenía en su agenda como objetivo prioritario el desarrollo del protocolo 4G y los concursos de adjudicación de frecuencias. De estos la Hacienda británica esperaba recaudar unos 4.000 millones de libras. Por otra parte el equipo económico del Gobierno conservador ha especulado con la posibilidad de que los avances de lo que denominan la “economía digital” contribuya al Producto Interior Bruto con un 0,5% en diez años. Estos objetivos están ahora sumidos en la incertidumbre, lo cual indica que la concesión de frecuencias existentes a EE sin esperar a un reordenamiento de conjunto para dar cabida a todos los competidores es cuando menos un error con visos de favoritismo inexplicable.

Una de las cosas que enerva a los funcionarios británicos es el progreso de otros países, no ciertamente España, en la puesta en marcha del sistema. Estados Unidos y Alemania, por ejemplo, han dado prioridad a este desarrollo. Pero también lo han hecho países con escaso nivel de desarrollo como Uzbekistán y Lituania.

EE ha anunciado su intención de iniciar las operaciones este año, pero se ha visto obligada a frenar durante el mes de septiembre el progreso de su implantación. Aunque todos saben que de puertas adentro sigue trabajando en su proyecto y no tiene la más mínima intención de aparcar la comercialización de 4G hasta que se convoquen los concursos para la frecuencia de 800 Mhz. Esto ha dejado toda la iniciativa del lado de la Administración que ha formado cuatro grupos de trabajo para estudiar el problema. El desarrollo de la red 4G implica además la creación de una nueva empresa para supervisar que no hay interferencias entre las frecuencias de 4G y las emisiones de televisión.

Quedan pocos días para que el plazo de la tregua expire y los observadores del proceso de negociación son escépticos respecto de un acuerdo que de satisfacción a todas las partes. El problema es que no hay mucho margen para que el Gobierno de marcha atrás y restablezca el equilibrio. EE no ha dado señales de que vaya a aceptar por las buenas un retraso de sus planes.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...