edición: 2784 , Lunes, 19 agosto 2019
15/04/2011
BOLSERIAS

Semana guerrera

El Ibex 35 baja 0,60% y cierra la semana en 10.558,6
Juan José González

De nuevo la periferia se sitúa en el centro de las preocupaciones de los inversores. Rumores de revisión en Grecia, rebaja del rating de Irlanda y bonos de los rescatados por las nubes –el griego a tres años en el 19,2% y en el 13% a diez años- dan una idea muy certera sobre la gravedad del momento. En pocas palabras, los mercados contraatacan y, como es habitual, de la mano de las calificadoras de riesgo. Por si fuera insuficiente, la inflación reclamó hoy su papel protagonista en un escenario que le es propicio. La semana quiso complicarse más aún y lo logró, con más inflación en Europa y subida de tipos en China. Y para rematar la faena, EE UU aportó sus indicadores macro. Todo un cúmulo de noticias que no fueron bien digeridas por el Selectivo, ni por nadie. El jarro de agua fría de los resultados de Bankinter -¿quién lo iba a decir? un banco de segunda fila- en la sesión de ayer, dejaron una huella que el resto de valores bancarios deberán borrar de alguna forma. Wall Street comenzó sin tendencia, lo que aportó mayor emoción a una sesión que optó por plegar velas a la espera de vientos a favor.
· COTIZACIONES
· Consejo de Ministros

Tensión, distensión, tensión… así vive las horas el diferencial de la deuda de los países en dificultades. En medio del fragor de los rumores sobre reestructuraciones y desmentidos de las mismas por parte de algunos intervenidos, la deuda española sube como la espuma, y no por arte de magia, sino como consecuencia de un cúmulo de noticias económicas. En clave local, el sector financiero sigue en fase de limpieza, y cada vez parece más claro que la nacionalización será cuatro, o quizás cinco entidades, la única vía de salida, previa a su desaparición definitiva. Preocupa en el sector financiero el creciente grado de intervención de las autoridades económicas y supervisoras en el mercado. La deuda española no pudo superar la ‘radioactividad’ de los periféricos, superando los 200 puntos básicos.

Sobresaltos que no ayudan a estabilizar el escenario y al que llegan constantemente novedades que exigen reacción. Wall Street cotizaba, a su manera, las subidas de la producción industrial, de la confianza de la Universidad de Michigan pero también la de los precios. Y Europa pensó que ante las dudas no era mala opción seguir la corriente, lo que sirvió para finalizar la jornada, y con ella la semana, en negativo, a secas, sin mayores calificativos.

Los principales valores del selectivo español finalizaron con recortes. Santander y BBVA, y junto a ellos los medianos Bankinter, Sabadell y Popular, se situaron en la parte más baja del selectivo, con recortes superiores al punto porcentual porque el patio financiero anda revuelto, y como no puede ser de otra forma con tipos e inflación al alza y un mar de fondo difícilmente controlable por las autoridades económicas. Recortes también para las energéticas Iberdrola y Repsol, a pesar de que esta última regresa al dividendo anterior a la crisis, algo que ya estaba descontado. En similar situación se encuentra Telefónica, que tras las jornadas de la Investor Conference en Londres retoma la rutina habitual aunque se a golpe de avance de noticias como el recorte de plantilla.

En todo caso, recortes moderados como balance final de una semana con abundancia de noticias. Los inversores parecen sentirse seguros con el suelo teórico de los 10.500 puntos de Ibex.

Las bolsas del resto de Europa finalizaron con avances moderados. Discreta recuperación de las tecnológicas pero sonada caída de las entidades financieras que fueron indicativas del sentimiento y de los problemas reales del mercado. Paris, Londres y Francfort cerraron en verde, con ligeros avances, firmando un equilibrio inestable reflejo de la acumulación de dudas, y que será la pauta de la próxima semana.

Fortaleza en la divisa única europea que se movió en los niveles más altos desde principios del pasado ejercicio, desde entonces la divisa avanza un 4,3% desde el anuncio del Banco Central Europeo. Al cierre del mercado bursátil, se cambiaba frente al dólar por 1,441 unidades con tendencia a la baja. La onza de oro se mantiene en cifras récord histórico para cambiarse por 1.472,5 dólares. Por su parte, el barril de petróleo Brent cotizaba en los 122,3 dólares, y el euribor cerró la sesión fijando una tasa diaria en 2,104%, dos milésimas por encima del cierre anterior.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...