edición: 2912 , Martes, 25 febrero 2020
21/01/2016

Shell mantiene dividendo con una reducción del beneficio para 2015 cercana al 50%

La petrolera prevé amortiguar el impacto de las condiciones del mercado con la compra de BG
Carlos Schwartz
La gigantesca petrolera anglo holandesa Royal Dutch Shell anunció una fuerte caída de su beneficio en el último trimestre de 2015 comparado con las cifras de un año antes, y por debajo de las expectativas del mercado. En esas condiciones era previsible un fuerte castigo de sus acciones en los mercados de valores. Las cifras de  ingresos para el cuarto trimestre son de entre 1.600 y 1.900 millones de dólares mientras que los ingresos para todo 2015 estarían entre los 10.400 y los 10.700 millones de dólares. Si se compara el conjunto de los ingresos estimados antes del cierre contable y aun sin auditar el beneficio quedaría un 50% por debajo de los resultados de 2014. Las acciones de Shell cayeron un 7% en el mercado tras el anuncio. La empresa hará públicas las cifras definitivas el 4 de febrero, pero el avance de esta semana forma parte de los compromisos vinculados a la oferta de adquisición del capital de BG Group (BG) en una operación equivalente a 33.000 millones de dólares.
Las asambleas de accionistas que deben votar la aprobación definitiva de la operación están convocadas el 27 de enero. De acuerdo con fuentes próximas a ambas empresas “los consejos cuentan con mayoría”. Pese a ello en los últimos meses se han levantado voces críticas por considerar excesivo el precio ofertado por la gasista británica.

Shell considera que los recursos obtenidos distribuibles entre sus accionistas con cargo al ejercicio 2015 están entre los 1.600 y 2.000 millones de dólares. La empresa afirmó que el dividendo por acción sería de 1,88 dólares y anunció que el de 2016 “será como mínimo de 1,88 dólares por acción”. Estas afirmaciones están en línea con el compromiso hecho público con los accionistas y en vísperas de las críticas asambleas que deben aprobar el proyecto de adquisición de BG. Entretanto las cifras difundidas por BG han sido una sorpresa para el mercado con un aumento de la producción, distribución y comercialización de gas y petróleo.

La empresa ha superado sus propias previsiones con 704.000 barriles equivalentes de petróleo diarios lo cual supone un aumento del 14% sobre las cifras de 2014 por el buen resultado de la actividad gasista en Australia, y de petróleo en Brasil y Noruega. Los incrementos en estas cuencas vienen a compensar las caídas ya previstas en Egipto y Trinidad-Tobago. “Para tener una visión más precisa de lo que está ocurriendo con Shell habría que solapar y comparar resultados. La empresa se ha adelantado a las condiciones del mercado con una adquisición que no es barata, pero que podría ser mucho más cara en poco tiempo”, señala una fuente del mercado en Aberdeen.

Su observación lo que da a ver es que los activos de BG en Brasil, Australia y Mar del Norte son el verdadero objetivo de Shell porque tienen un horizonte productivo distante por su juventud hasta llegar a una madurez como la de Trinidad-Tobago. En el Mar del Norte la gasista ha estrenado operaciones en el campo de Knarr en marzo pasado. Mientras que el precio del gas ha caído víctima de un verdadero derrumbe del barril de crudo, el aumento de producción permite a la empresa equilibrar mejor sus ingresos y atenuar el efecto de la caída de precios. “El precio de equilibrio para una fusión Shell-BG está en el horizonte de los 60 dólares por barril de crudo lo que en el plazo de un año es posible, y en cualquier caso la adquisición va a mitigar para todo el grupo los efectos de la crisis. El desempeño de BG bajo su nuevo consejero delegado que acaba de cumplir un año al frente de la empresa, Helge Lund, indica que en el pasado reciente la empresa se ha enfrentado a problemas de gestión. Si Shell no hacía la oferta ahora bajo Lund BG podría haber disparado su valor de mercado en poco tiempo”, señaló a ICNreport una fuente de un fondo de inversión.

Lo interesante de la operación es observar como una adquisición apoyada en una mirada estratégica puede abrir un espacio de respiración a pesar de su alto coste financiero para una empresa en un momento en el que pareciera que van todos asfixiados. “Shell tiene como seguir pagando dividendo aun con un mercado tan a la baja como se ve en enero”, añadió la fuente. Lo cierto es que la adquisición con el plan de reducción de empleo, recortes de inversión e incremento de producción va a suponer mayores ingresos para el grupo y más disponibilidad de caja. Distinto hubiese sido el panorama si Shell hubiese comprado junto con BG un agujero financiero, algo que se puede descartar a la luz de la información disponible. La inversión de capital de Shell durante 2015 fue de 29.000 millones de dólares lo que supone una reducción del 20% respecto de las cifras de 2014, es decir 8.000 millones de dólares menos. La inversión en capital conjunta para 2016 de BG y Shell está previsto que sea de 33.000 millones lo que supone una reducción combinada de 33.000 millones de dólares lo que implica un recorte global del gasto combinado del 45% respecto del presupuesto del año pasado.

Entretanto, las ventas de activos combinadas de 2014 y 2015 han ascendido a 20.000 millones de dólares muy por encima de los 15.000 millones presupuestados a comienzos de 2014 para ambos años. Si la adquisición de BG se lleva adelante tal como está previsto las ventas de activos para el periodo 2016-2018 alcanzarían a los 30.000 millones de dólares.

Además de la venta de activos, la petrolera ha abandonado proyectos de upstream de alto coste y bajo rendimiento como las operaciones previstas en Alaska o la explotación en Canadá de crudo pesado en Carmon Creek, además de abandonar proyectos de crudo no convencional en varios países.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...