Si el FMI dice que España va bien, es que “estamos al
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
13/05/2011
DIARIO DE LAS REDES SOCIALES

Si el FMI dice que España va bien, es que “estamos al borde del colapso”

Los internautas temen que ocurra lo mismo que en Argentina o Irlanda
El ajuste fiscal español será el que más frene el crecimiento en Europa
ICNr

Si el FMI dice que España va en la dirección correcta, probablemente ocurra todo lo contrario. O al menos así lo estima gran parte de los internautas que se hicieron eco ayer de las declaraciones de Antonio Borges, director del departamento de Europa del Fondo Monetario Internacional, quien afirmó que las reformas económicas llevan a España por el buen camino y que la situación del sector bancario es “sólida”. La noticia fue una de las claves económicas del día al convertirse en una de las más comentadas y compartidas tanto en Facebook –más de cien veces sólo en la web de elEconomista- como en Twitter. Y aunque a simple vista pudiera ser un dato positivo, parece que estas declaraciones despiertan más miedo que alegría.

“Mi experiencia me demuestra que cuando el FMI dice que un país va en la dirección correcta, es exactamente lo contrario”, comenta un lector que, como muchos, ve en este guiño de la institución un modo de generar confianza en la mejora española para protegerla en los mercados. Pero el efecto podría ser el contrario teniendo en cuenta que esta idea de mejora resulta del todo opuesta a la realidad que ven los internautas: se habla de una “inflación descontrolada”, una enorme tasa de desempleo, una bolsa que “no hace más que dar bandazos porque no despierta confianza a nivel internacional” y de falta de consumo. En este sentido, el discurso del FMI “no refleja en absoluto la sensación que tenemos en España de que las cosas van demasiado mal”, comenta un usuario.

Algo se oculta tras esas declaraciones, según opinan muchos lectores, y hay dos ejemplos que vienen a la cabeza de muchos de ellos: Argentina e Irlanda. “El FMI fue el que hundió a Argentina, prestando dinero que se malgastaba, igual que Zapatero en España, y después obligándola a vender las mejores empresas del país a precio de saldo”, reza un comentario. Si el FMI saca este argumento a relucir, “es que estamos al borde del colapso total”.
 
EL AJUSTE FISCAL ESPAÑOL, EL QUE MÁS FRENARÁ EL CRECIMIENTO
 
El FMI también dio que hablar al recoger en su último informe sobre Europa, hecho público ayer, que España será el país que más frene el crecimiento de todos los países europeos analizados. La causa se encuentra, tal y como publicó –entre otros- el diario El País, en el aumento de los impuestos y en los recortes de gasto. Esta política fiscal restrictiva frena el crecimiento español y, aunque las reformas imprimen ciertas mejoras, España sigue estando en la misma categoría que Grecia, Irlanda o Portugal.
 
No es una realidad desconocida para muchos lectores, que critican que no se han acometido durante estos años los cambios estructurales necesarios para salir de la crisis. “En lugar de eso, el Gobierno toma medidas ‘obligado’ a medias para no perder peso electoral”. Y es que, tal y como señala un lector de la noticia, un país donde los estímulos al ahorro y a la inversión productiva en la pequeña y mediana empresa y autónomos está bajo mínimos o no existe, está abocado a una ralentización de su economía “sin precedentes”, donde la contención de los salarios, el aumento de la temporalidad, la inseguridad en el puesto de trabajo, el recorte en las nóminas de los funcionarios y su congelación, así como las pensiones, “no son precisamente elementos que vayan a dinamizarla”. En esta misma línea, el consumo “está bajo mínimos por razones obvias”: el miedo y la incertidumbre crean un panorama poco alentador, denuncia un internauta.

Como medidas para incentivar el crecimiento, se propone, por ejemplo, modificar de forma real el modelo económico español, cambiando el turismo y el ladrillo por una economía “industrializada, científica, tecnológica e investigativa”, que cuente con una educación de primera calidad como base. Son pilares más estables que evitarían estar tan expuestos a que desde instituciones externas, como el propio FMI, “se diseñen las políticas de un país.”
En este sentido, se apunta también que sería necesario, sobre todo, un cambio de carácter. “Política somos todos” y por eso, tal vez sí nos representen nuestros políticos, en contra de lo que solemos manifestar, como si el resultado en las urnas no fuera reflejo de nuestras propias exigencias políticas, tal y como señala un internauta.

Esta línea de pensamiento es la que lleva a muchos a afirmar que los ciudadanos recogen lo que han sembrado. Por una parte, al no quejarnos lo suficiente cuando se toman medidas restrictivas para los derechos de los ciudadanos –como ejemplos de los comentaristas, la reforma laboral o el retraso de la edad de jubilación o el recorte salarial al funcionariado, que promete volver a repetirse precisamente por esa falta de movilización, señala un internauta- y por otra, al no ser serios ni solidarios a la hora de rendir cuentas al Estado o de mejorar nuestra productividad. Evasión fiscal, falta de innovación en el pequeño comercio y unas vacaciones excesivas son algunos de los puntos clave para el lector. “Tenemos el doble de vacaciones que en EEUU o en Alemania”, recuerda un usuario en el foro de la noticia. “No es falta de información, es falta de educación. No es falta de formación, es falta de motivación. Y no es falta de reacción social, es falta de ética individual”. En total, más de quinientos comentarios se vertieron tan sólo en la web de El País en contestación a las conclusiones del informe, que se compartieron por cientos de usuarios de redes sociales.
 
CREAR UNA EMPRESA POR CIEN EUROS EN 24 HORAS
 
A pesar del marco económico que ha generado la crisis, el Estado ha creado herramientas que intentan que cada vez resulte más sencillo el proceso de creación negocios propios. Los costes administrativos se reducen, y los plazos para llevar a cabo los trámites necesarios también se acortan -al menos en teoría- gracias a las vías legales creadas para agilizar este proceso. Así, según recoge elEconomista en un análisis sobre la creación de empresas “express”, es posible crear un negocio en menos de 24 horas y con unos costes de tramitación de cien euros.

Con casi quinientas recomendaciones vía Facebook y más de doscientas en Twitter, los lectores opinan que, por encima de los costes o plazos, la verdadera clave a la hora de emprender con éxito es “saber lo que quiere la gente” y tener empatía, si bien ayudaría una simplificación real del proceso de creación. “Tengo un amigo de solamente 21 años creo una empresa relacionada con la compra de productos por Internet y le va sobre ruedas”, comparte un usuario, que también muestra sus reservas sobre el supuesto coste de cien euros y sobre la materialidad de ese proceso tan breve.

En este sentido, tampoco es tan importante el tiempo como lo son las trabas que la Administración impone normalmente para poder regularizar estos negocios, que muchas veces se traducen en tasas e impuestos y en “cero ayudas”. Algún empresario recomienda en el foro de la noticia crear los nuevos negocios en el extranjero y, en todo caso, crear una sucursal en España, ya que aquí no se recibe ayuda alguna y, además de tener que pagar unos elevados impuestos, cuando la Administración muchas veces no responde de sus propias deudas. "Me deben dinero doce Ayuntamientos distintos", afirma: no hay que confundir patriotismo con “dejar que te roben”.

Existe la opinión de que, si los dirigentes políticos fueran “listos y eficientes” y quisieran de verdad que la gente dejara de trabajar en negro, “ayudarían con verdaderos medios, y no con demagogia, a crear empresas”, y premiarían con exenciones de impuestos a los negocios verdaderamente innovadores. Esa es la clave para muchos usuarios, ya que “el caldo de cultivo para la supervivencia es la relación entre el emprendedor y el propio mercado, y si se equivocan de mercado o no lo conocen entonces sí que, de antemano, están muertos”.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...