edición: 2557 , Miércoles, 19 septiembre 2018
17/06/2014

Siemens se alía con el capital japonés para pujar por activos de Alstom y desbaratar la entrada de GE

La estrategia de la alemana es ganarse al Gobierno y a la empresa con el señuelo del campeón ferroviario europeo
Carlos Schwartz

La multinacional alemana Siemens ha hecho una oferta por la división de turbinas de gas de la ingeniería francesa Alstom por importe de 3.900 millones de euros en efectivo conjuntamente con la japonesa Mitsubishi. La propuesta establece un periodo de tres años de estabilidad laboral en Francia y en Alemania y el establecimiento de la sede de la empresa para esa división en Francia. La oferta es bastante más compleja porque incorpora a Mitsubishi y a Hitachi que son socios en sistemas de energía eléctrica y ofertarán por otras divisiones de Alstom relacionadas con energía. Pero el núcleo de la oferta de Siemens incluye el traspaso de activos de la división ferroviaria de Siemens a Alstom para crear una empresa de referencia en el sector en Europa en la cual la alemana tendría una participación. Con este señuelo, que supone crear un campeón continental en tecnología ferroviaria, Siemens aspira a derribar las potenciales resistencias del Gobierno a la entrada de capital japonés en esta operación.

El movimiento de Siemens se produce tras prolongados contactos con el Gobierno de Francia por parte del máximo ejecutivo de la alemana en París, Christophe de Maistre, lo cual sugiere conocimiento por parte del Elíseo y de Economía, del contenido de la oferta. Lo interesante de la oferta a tres bandas es que reúne a los principales capitales industriales del eje Berlín Tokio, es decir a la primera línea de resistencia a la ofensiva industrial estadounidense que, cabalgando sobre su fuerte capitalización, la recuperación económica estadounidense, y la alta productividad de su base tecnológica, aspira a conquistar mercados en Europa y Asia. El corazón de la propuesta de General Electric por la división de energía de Alstom por importe de 17.000 millones de dólares es capturar una cuota del mercado europeo y asiático de la energía.

La línea de batalla entre estos intereses encontrados está circunstancialmente en Francia, pero los territorios en juego son mucho más amplios que un país. Son en realidad continentales.
Parte de las tensiones que de una forma abierta ha expresado el ministro de Economía francés, Arnaud de Montebourg, que solicitó abiertamente una consolidación europea para hacer frente a GE tienen que ver con la posición privilegiada de la economía estadounidense.

Una vez más en los corrillos empresariales y de gobierno de Francia el murmullo evoca el “privilegio exorbitante” del dólar. Término acuñado por Valéry Giscar d´Estaing como ministro de Finanzas de Charles de Gaulle en la década de 1960. El término hace alusión a la posición de moneda de reserva y medio internacional de pago del dólar estadounidense, circunstancia que permite a los Estados Unidos exportar parcialmente sus crisis económicas financiándose a costa del resto del mundo. Es en parte esta circunstancia lo que ha permitido a la Reserva Federal financiar a la economía del país sin que se derrumbase su moneda sostenida por su papel internacional. La línea de resistencia al avance industrial estadounidense y su entrada en Europa en sectores estratégicos no sólo afecta a Francia, también muerde en el talón a los intereses industriales alemanes. Por lo tanto es probable que el Elíseo mire la intervención de Siemens con buenos ojos mientras que a Estados Unidos la pinza le huela a cuerno quemado.

La oferta considera la creación de tres operaciones conjuntas entre Alstom y Mitsubishi Heavy Industries con una inversión de 3.100 millones de dólares para crear una división de turbinas a vapor y nuclear con una presencia japonesa del 40%, una división de redes de transmisión de energía con una presencia japonesa del 20%, y una división hidroeléctrica con otro 20% japonés. La propuesta de Mitsubishi incluye la adquisición de un 10% en Alstom propiedad de la constructora Bouygues. El texto de la oferta de Siemens afirma que la sinergia resultante de la combinación entre Mitsubishi y Alstom generaría 1.000 empleos más.

El consejero delegado de Siemens, Joe Kaeser, y el presidente de Mitsubishi Heavy Industries, Shunichi Miyanaga se entrevistarán hoy con el presidente Françoise Hollande para informarle sobre los detalles de la oferta conjunta. La oferta de GE fue madurada en contactos sistemáticos entre el consejero delegado de Alstom, Patrik Kron, y el de GE, Jeff Imelt, durante largos meses hasta llegar a un acuerdo de separación de activos y dinero en efectivo que se ajustaba a las necesidades de la empresa francesa. La oposición de Montebourg a la operación, quien afirma en público que no tiene preferencias por ninguna oferta en particular, le llevó en su momento a acusar veladamente a Kron de actuar a espaldas del gobierno sin informar de cuales eran sus planes. En parte la energía de la intervención oficial tiene que ver con las inversiones estatales en Alstom en el pasado no muy lejano con el objetivo de alejar de la empresa el fantasma de la crisis de pagos.

La empresa ha costado al erario francés una cantidad ingente de dinero a fondo perdido para su saneamiento, cosa que podría volver a ocurrir de no mediar una reestructuración sobre la base de separación de activos no rentables por falta de dimensión como la división de energía. Este objetivo estaba en la base del acuerdo alcanzado con GE, quien pagaría una prima por hacerse con una cuota de un mercado muy sensible.

La empresa estadounidense no ha hecho ningún ademán de aumentar la oferta monetaria pero en cambio si ha añadido matices a su propuesta, desde garantizar 1.000 puestos de trabajo hasta asegurar que Francia seguirá teniendo el control de las turbinas de vapor para la generación nuclear. Pero de momento no hay señales de que estas concesiones de último momento hayan conmovido al Gobierno. Habrá que ver cuál es el desenlace. Si se impone la oferta de Siemens, Kron tendrá los días contados.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...