edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
28/05/2014

Siemens y GE informan a puerta cerrada a un comité parlamentario sobre sus ofertas por Alstom

Los analistas, pendientes de la alemana mientras hay versiones contradictorias sobre su voluntad de compra
Carlos Schwartz

Tras semanas de contactos sin filtraciones entre los ejecutivos de General Electric y de Siemens con ministros del Gobierno de François Hollande las empresas han debido hacer frente a una comisión de la Asamblea Nacional a quien han intentado convencer de las bondades de sus respectivas ofertas. Solo que en el caso de la empresa alemana dicha oferta no se ha formalizado. Sin embargo, de acuerdo con fuentes al tanto de los acontecimientos el representante de Siemens dio una descripción detallada de lo que contendría su oferta. Las fuentes han señalado que la propuesta podía ser presentada a Alstom este viernes.
Sin embargo, algunos analistas del sector industrial francés dudan de que la empresa alemana “esté dispuesta a hacer una oferta para ganar”. Fuentes próximas a la empresa muy por el contrario aseguran que se emplearán a fondo en su propuesta, pero admiten que el precio deberá estar en línea con las expectativas de negocio que esperan y su valoración de los activos.

Uno de los problemas que se presenta a Siemens es que no está dispuesta a pagar la prima de acceso al mercado europeo que en principio General Electric parece dispuesta a aceptar, de acuerdo con fuentes del sector industrial. Pero como puntualizó un ejecutivo de un banco en París a ICNreport “La alemana debería dar vuelta el axioma. Quien tomó la iniciativa fue GE, y ahora si se trata de una prima es para impedir que los estadounidenses accedan al mercado europeo y se queden con la cartera de Alstom en el sector de la energía. Habrá que ver si están dispuestos a pagar para que eso no ocurra... yo lo dudo”. Pero a estas alturas de la batalla y tras mucho esfuerzo empeñado en contactos con el Gobierno el sentido común indica que habrá oferta y pronto. Otra cosa es que sea satisfactoria para Alstom que ha invertido largos meses en ajustar los detalles de su operación con GE.

El máximo ejecutivo de Siemens en Francia, Christophe de Maistre, hizo hincapié en el objetivo de integrar la división de trenes de su empresa en Alstom y aportar una suma de dinero que no especificó en pago por la división de energía de la francesa. El modelo de segregación y cruce de activos es algo que resulta atractivo para el Gobierno. Pero resta el asunto del dinero... El argumento de de Maistre es que se crearían dos grandes campeones, uno en energía y otro en ferrocarriles. El alto ejecutivo dijo sin embargo que su empresa no se precipitará en hacer una oferta que en cualquier caso se haría antes del 16 de junio. De acuerdo con fuentes del sector industrial el consejero delegado de GE, Jeff Imelt, habría informado al comité parlamentario que quien se acercó a GE fue Alstom y lo hizo ante la falta de dimensión para competir adecuadamente en el sector de la energía.

El problema de la dimensión ha sido una preocupación de la ingeniería francesa en el sector de la energía y les ha limitado las posibilidades de competir en igualdad de condiciones de forma creciente. Immelt señaló según estas fuentes que la combinación de los activos de GE con los de Aslstom en ese sector supondría una mayor capacidad de capital y una gama de tecnologías mucho más amplia, factores que le permitirían competir en mejores condiciones en los países emergentes cuyas tasas de crecimiento son muy superiores a las economías avanzadas. Pero la clave de la posición de GE es su disposición a aceptar una inversión del estado francés en el capital de la sociedad que se constituya como división de energía.

Immelt puntualizó que la empresa que se cree tras la adquisición de los activos de energía de Alstom conservará su sede en Francia, y no sería absorbida por GE. Sería una combinación de los activos de ambas sociedades en una empresa separada. La garantía de que la sociedad resultante de la adquisición quede en Francia y que GE muestre disposición a aceptar una inversión del estado francés no tiene precedentes en este tipo de adquisiciones y si algo demuestra es que para la empresa estadounidense entrar al mercado europeo, adquirir tecnología y cartera de clientes y poder comercializar su potencial en las economías emergentes bajo bandera francesa es de suma importancia.

GE redefine el futuro de su división de energía en torno a esta adquisición y está dispuesta a pagar un precio que incluye una perdida relativa de independencia si el estado francés admite coinvertir en esa empresa.

La rueda de informes a la comisión parlamentaria por parte de de Maistre y de Immelt han servido de ejercicio de precalentamiento. Hoy Hollande se reunirá con el ejecutivo estadounidense quien deberá reiterar el mensaje que hizo llegar ya a la Asamblea Nacional a través de la comisión con la que se reunió. Todo el cabildeo protocolario que ha llegado a delinear con mayor claridad las posiciones de ambos contrincantes no supone que el Gobierno haya tomado  posición definitiva, porque para ello debería contar con la oferta de Siemens.

Ahora no va avanzar con un compromiso con GE entre otras cosas porque está interesado por sobre todas las otras en dar una imagen de defensa de los intereses nacionales en particular tras la caída electoral ante la ultraderecha nacionalista. Esto hará que el Gobierno espere a la oferta alemana antes de tomar cualquier decisión.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...