edición: 2745 , Lunes, 24 junio 2019
07/09/2016

Sobran dos

Alfonso Pajuelo
El desistimiento forzado de Soria no afecta a la culpa por su elección porque ni la atenúa ni, por supuesto, la anula. La vergonzosa elección de Soria por De Guindos y Rajoy para un puesto directivo en el Banco Mundial ha sido un ejercicio inaceptable de amiguismo trufado de soberbia que ha perjudicado la imagen de España, al margen de que han utilizado fondos públicos en beneficio de un tercero. El BM se nutre de los fondos de sus socios, entre ellos España. Por si fuera poco, había sospechas de que la junta de gobernadores del BM podía reaccionar malamente a la designación tras la magnitud del escándalo. Si Soria no merecía ser ministro, mucho menos representar a España en el organismo internacional.
Rajoy y De Guindos manipularon todo lo que pudieron para colocar a Soria en la susodicha canonjía, es decir, hay dolo. Por si fuera poco, ambos mintieron reiteradamente sobre las circunstancias del nombramiento, especialmente De Guindos que ha quedado en pésima posición, posiblemente invalidado como político.

El suceso va a ser muy ingrato para Rajoy. En primer lugar, por el error en sí mismo, pero fundamentalmente porque ha provocado una reacción contraria en el seno del PP como nunca se había visto. Eso se produce en el momento en que la  idea de que Rajoy es el problema y debe dar paso a otro candidato va tomando cuerpo, ahora cebada con el error que nos ocupa y las mentiras. Tomar esto como un simple episodio aislado sería equivocado dada la importancia del disenso y el nivel de los contestatarios. Y qué decir de las “victimas” que salieron a defender lo indefendible de la decisión del preclaro líder.

Mientras esto ocurre, Sánchez hace funciones de ‘mago Pedro’ como un funambulista que pretende utilizar el partido como red. No se entiende qué es lo que busca pero debemos suponer que será algo que sólo él sabe. Quizá quiera aprovechar el inicio del desmoronamiento de Podemos para hacer una jugada que le redima pero también puede ser que esté ganando tiempo y evitar lo que parece inevitable, es decir, que se vea obligado a dar un paso a un lado. Sánchez no está a la altura.

Quizá debamos hacer una adenda a la idea de que Rajoy se vaya con un complemento: que Sánchez también lo haga. Fuera los dos. Sobran.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...