Las sociedades civiles reguladas por la Ley de Sociedades
edición: 2534 , Viernes, 17 agosto 2018
11/02/2016
LA OREJA DE LARRAZ

Las sociedades civiles reguladas por la Ley de Sociedades Profesionales tributan por el régimen de atribución de rentas del IRPF

Javier Ardalán
Una sociedad civil que desarrolla una  actividad sometida a la Ley 2/2007, de 15 de marzo, de sociedades profesionales, tiene una actividad excluida del ámbito mercantil y, por tanto, está excluida de tributar por el Impuesto sobre Sociedades y sus socios seguirá tributando por el régimen de atribución de rentas, tributando por el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).
Con la entrada en vigor de la reforma fiscal, se ha establecido que son contribuyentes del Impuesto, cuando tengan su residencia en territorio español, las personas jurídicas, excluidas las sociedades civiles que no tengan objeto mercantil.

De esta forma, desde el pasado 1 de enero, se han incorporado unos nuevos contribuyentes al Impuesto sobre Sociedades, como son las sociedades civiles con objeto mercantil, a diferencia de lo que ocurría con anterioridad, en que todas las sociedades civiles tributaban bajo el régimen de atribución de rentas en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF).

Señala Tributos, que al margen de la discusión doctrinal que pueda plantear esta cuestión, lo cierto es que en el tráfico jurídico existen sociedades civiles que actúan como tales frente a terceros y también frente a la Hacienda Pública, no siendo pocos los casos en que la jurisprudencia ha admitido esta realidad en los distintos ámbitos jurídicos.

Concluye, por tanto esta institución, que el artículo 7.1.a) de la Ley del Impuesto sobre Sociedades al configurar la figura del contribuyente de esta figura tributaria está aludiendo a esta realidad, haciendo abstracción de la dogmática doctrinal suscitada en torno a la personalidad jurídica de este tipo de entidades.

De acuerdo con lo dispuesto en el artículo 1669 del Código Civil, la sociedad civil tiene personalidad jurídica siempre que los pactos entre sus socios no sean secretos. Requiere, por tanto, una voluntad de sus socios de actuar frente a terceros como una entidad. Para su constitución no se requiere una solemnidad determinada, pero resulta necesario que los pactos no sean secretos.

A este respecto, Tributos concluye que para considerarse contribuyente del Impuesto sobre Sociedades, es necesario que la sociedad civil se haya manifestado como tal frente a la Administración tributaria. A efectos de su consideración como contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades, las sociedades civiles tienen que constituirse en escritura pública o bien en documento privado, siempre que este último caso, dicho documento se haya aportado ante la Agencia Tributaria para que les asigne un número de identificación fiscal de las personas jurídicas y entidades sin personalidad. Sólo en tales casos se considerará que la entidad tiene personalidad jurídica a efectos fiscales.

Adicionalmente la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades requiere que la sociedad civil tenga un objeto mercantil. A estos efectos, se entiende por objeto mercantil la realización de una actividad económica de producción, intercambio o prestación de servicios para el mercado en un sector no excluido del ámbito mercantil.

Así, una sociedad civil que se dedica al alquiler de una propiedad urbana y que no cuenta con local ni personal empleado para el desarrollo de su actividad tendrá la consideración de contribuyente del Impuesto sobre Sociedades, puesto que cumple los requisitos establecidos en la Ley del Impuesto sobre Sociedades, según aclara la Dirección General de Tributos en su respuesta a una consulta vinculante de un contribuyente.

También, lo será una entidad que desarrolla una actividad de consultas y clínicas veterinarias, venta de alimentación de todo tipo de animales y de farmacias, comercio al por menor de medicamentos y productos sanitarios, actividad económica no excluida del ámbito mercantil y por tanto constitutiva de un objeto mercantil.

Quedan, por tanto, excluidas de ser contribuyentes del Impuesto sobre Sociedades las entidades que se dediquen a actividades agrícolas, ganaderas, forestales, mineras y de carácter profesional, por cuanto dichas actividades son ajenas al ámbito mercantil.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...