edición: 2361 , Lunes, 11 diciembre 2017
09/02/2009
En marcha en Portugal, Italia, Alemania, Reino Unido y Francia

Solbes “echa las cuentas” para una rebaja de impuestos

Bajo presión de Ferraz y UGT, y amenaza de movilización de CCOO
Juan José González

Entre la espada y la pared. No está decidido si será en sociedades o en renta; la elección dependerá de la mayor aportación al PIB. El presidente José Luís Rodríguez Zapatero y su vicepresidente Económico, Pedro Solbes, no se ponen de acuerdo. El primero ya se ha mostrado proclive a poner en marcha alguna medida de tipo fiscal, similar a las de otros socios europeos como Italia, Portugal, Alemania, Reino Unido y próximamente Francia. Y el segundo alega que es una locura y que Bruselas no aguantaría el colosal agujero en el déficit si se llevan a cabo algunas ideas del Ejecutivo español en esta materia. Mientras tanto, Economía hace las cuentas para calcular el importe de una caída de los ingresos fiscales, que podría rondar entre los 2.500 y los 3.200 millones de euros menos en 2009, aunque a cambio, se podría producir un efecto positivo sobre el PIB de entre el 0,3% y el 0,5%.

En las últimas semanas, y especialmente desde la toma de posesión del nuevo dirigente de CC.OO, Ignacio Fernández Toxo, al presidente del Gobierno le llegan presiones desde el partido, desde UGT y sugerencias desde el ministerio de Trabajo, que reclaman recobrar la iniciativa social “antes de que la tomen otros”, en referencia al sindicato de Toxo. Éste ya habría comentado en diversos círculos políticos y sindicales su intención de salir a la calle como amenaza ante la falta de diálogo social y, de paso, dar la imagen de borrón y cuenta nueva a la etapa de Fidalgo. Zapatero no quiere ni pensar en los efectos de un millón de personas manifestándose en la calle contra el Gobierno socialista en temporada de elecciones autonómicas y europeas como en los próximos meses. Y en el partido tampoco quieren hablar de una huelga general. Así que, el presidente ha puesto a trabajar a la maquinaria de Hacienda para tomar decisiones.

Desde comienzos del año, los vientos a favor de un paquete de medidas fiscales, como estímulo para que grandes empresas y empresarios autónomos pongan en marcha inversiones productivas, recorre los países de más de media Europa; desde Portugal hasta Alemania, Reino Unido, Italia y, recientemente, Francia. En la última reunión de Ecofin, la ministra de Economía francesa, Christine Lagarde, y Pedro Solbes mantuvieron, en conversación aparte, un intercambio de opiniones sobre la conveniencia de combinar medidas de apoyo al consumo con otras de estímulo fiscal. Lo que para Lagarde estaba muy claro, para Solbes era un mar de dudas. Los franceses le temen a las protestas sociales, de las cuales ya han visto unas cuantas en los últimos meses, con resultados nefastos de orden público.

Una sensibilidad similar es la que últimamente siente el Ejecutivo español, sobre todo cuando el “estímulo” procede del partido y del sindicato socialista. De esta forma, en Economía miran de soslayo las medidas que el Gobierno francés va a anunciar en breve y en cuyo primer cálculo ya se avanza un recorte en la tributación empresarial de 8.000 millones de euros, que estaría incluido en el paquete de estímulos al sector privado por valor de 26.000 millones.

En el caso español, el Ejecutivo le da un mayor grado de eficacia a las medidas francesas porque impulsarían la productividad de las empresas frente al otro modelo de medidas fiscales propuestas, y ya en marcha, en Reino Unido, de las que Francia y Alemania se han desmarcado por considerarlas, únicamente, como estimulantes del consumo y no de la actividad empresarial. Gordon Brown optó por la rebaja en el impuesto del valor añadido del 17,5% al 15% a lo largo de 13 meses, a contar desde diciembre pasado.

En el camino de las medidas fiscales, varios socios de la eurozona ya vienen trabajando desde hace meses. Portugal ya se había adelantado tras el verano pasado, acometiendo una reforma en el impuesto de sociedades, rebajándolo hasta el 12,5% para las empresas cuya base imponible no superasen los 12.250 euros. E Italia, hace dos meses, no se ha podido resistir a las peticiones de estímulos fiscales por parte de las patronales para el sector del automóvil y electrodomésticos, sectores a los que ha destinado en su presupuesto del Estado cerca de 3.000 millones de euros en medidas de estímulo fiscal.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...