edición: 2247 , Lunes, 26 junio 2017
02/10/2008
En actitud de desafo, casi de bravata.
Solbes, Fernndez Ordoez y Quints

Solbes, F. Ordez y Quints juegan a los mensajes del miedo

Juan Jos Gonzlez

Nunca nos habíamos acordado tanto como en estos días del austríaco Schumpeter y de su teoría sobre la destrucción creadora del capitalismo y de sus vaivenes, los cuales provocarán que la gente se incline por el socialismo y abandone el capitalismo. Esperemos que no sea esta reflexión schumpeteriana la que atenaza en estas últimas horas las cabezas de los congresistas norteamericanos, dispuestos a propinarle la segunda patada en los redaños al Washington Bush II.

No sabemos, tampoco, si nuestro Gobernador del Banco de España, Miguel Ángel Fernández Ordóñez o el vicepresidente y ministro de Economía Pedro Solbes Mira, se habrán propuesto lo mismo en sus intervenciones públicas de ayer y anteayer, invocando los “mensajes del miedo” para provocar en el público el mismo efecto que cuando se inocula un virus a modo de vacuna. Y como no hay dos sin tres, el presidente de las cajas españolas, Juan Ramón Quintás Seoane, les ha seguido el juego como fiel cordero (aunque se trate de sus enemigos).

Los tres han hecho gala de su papel de garantes de la ley, el orden y los depósitos. Que el vicepresidente del Gobierno diga que nuestros ahorros están garantizados porque el sistema financiero español “no tiene ningún peligro”, anima a ir corriendo veloces a nuestro banco o caja a sacar lo que nos dejen (si es que nos llega, 20.000 euros). ¿Por qué? Porque con la misma cara y con la misma mirada que se nos decía (hace bien poco) que no había crisis ni recesión, nos dicen que no hay problemas con nuestros ahorros, que están ahí. Y claro, es lógico que cunda desasosiego y hasta canguelo. O ¿es que no causaron cierta turbación las colas en Northern Rock? Pues de esto, hace pocos meses. Imágenes que aún están frescas en la retina.

A los tres se les ve en las últimas horas en pantallas, papeles y se les escucha en las ondas. Los tres en actitud de desafío, casi de bravata. El Gobernador lanza sus mensajes abiertamente, no se corta; “que las entidades hagan su propio reajuste sin interferencias políticas”, es decir, que las cajas, con todas sus basuras en cartera, se las ventilen sin interferencias políticas. En el fondo, es un mensaje liberal que, al igual que una parte de los congresistas norteamericanos, le transmite al mercado el mandato de “absorba usted sus propios excesos” porque sino los tenemos que pagar nosotros, los de siempre, ¿quién va a ser? el contribuyente. Y el contribuyente cada vez va a estar más en paro, ahora camino que vamos del parado tres millones.

Desde Alcalá, Solbes tiene que escuchar preguntas incómodas y tiene que llamar de urgencia a Miguel Martín, presidente de la AEB y al Gobernador del BE, para ver cómo se puede solucionar (parchear) el fiasco manga por hombro del Fondo de Garantía de Depósitos (el FGD lo preside el subgobernador del BE). Un poema. Ahora nos enteramos que un grupo de técnicos en Economía recaban información sobre el modelo de la norma que los irlandeses acaban de publicar, por la que el Estado garantiza todos los depósitos de sus ciudadanos en los seis mayores bancos y por dos años.

Por cierto, no hay ocasión en la que, bien Solbes Mira, bien Fernández Ordóñez, no se haga referencia a la regulación, a las normas. Por una parte se alaba la regulación de nuestros mercados, pero por otra se afirma que para corregir los desequilibrios, desfases, fallos, errores, insuficiencias, etc… será necesaria una nueva regulación. A este paso, vamos camino de superar a las 90.000 leyes del sistema jurídico italiano. Por el momento, no llegamos a las 85.000, pero todo se andará.

Como apunta un economista liberal, “lo que estamos viendo ahora es el lado oscuro del libre mercado”, es decir, los errores, las cosas que han salido mal, los efectos de haber “regalado” dinero al 1%, creando un exceso de liquidez que dio origen a la burbuja inmobiliaria. Solbes Mira, Quintás Seoane y Fernández Ordoñez se muestran dispuestos a impedir que el mercado haga su propia selección natural, evitando de esta manera que sea el propio mercado quien remedie y despeje las dificultades que puedan tener bancos o cajas, especialmente estas últimas.

Quintás es beligerante y en su papel de dirigente de la CECA le planta cara al Gobernador: “las fusiones no son la solución en sí mismas”; claro que sí, con políticos por medio sentados en todos los consejos, a ver quién es el valiente que se atreve. Pues tarde o temprano las cajas estarán obligadas a concentrarse, integrarse, concertarse o fusionarse, sea cual sea el ámbito geográfico, provincial o interprovincial (parece que gusta más lo segundo pero va a tener que ser lo primero). Para ello será necesario, antes, transformarse en sociedad anónima y dar solución a una cartera de participaciones (modelo Criteria, Cibeles o lo que sea) y racionalizar la Obra Social (muy útil y sobredimensionada). Pero esta ya será tarea para el futuro, para José Antonio Olavarrieta.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan Jos Gonzlez
  • Javier Ardaln
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicacin de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaqun Mara Lpez, 30. 28015 Madrid
Telfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproduccin sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...