edición: 3057 , Miércoles, 30 septiembre 2020
18/02/2009

Sólo la cuarta parte de las empresas cree que la nueva contabilidad es mejor que la antigua

Javier Ardalán

La aplicación del nuevo Plan General Contable ha supuesto para todas las empresas un gran desafío y para muchas se traduce ahora en la realización del cierre del ejercicio y la comparativa con los resultados de los ejercicios anteriores, preparados con el Plan de 1990. Se trata de un enorme esfuerzo para ajustar los registros contables a la nueva regulación. Hasta ahora la imagen que se ha podido recabar sobre este esfuerzo es la de departamentos de contabilidad enteros acudiendo a jornadas maratonianas de preparación para “ponerse las pilas” y adaptarse al nuevo cambio de conceptos y a una contabilidad que ha cambiado sus esquemas tradicionales, incluso en el tratamiento de las cuentas.

Por ello, resulta especialmente un estudio, basado en una encuesta a 459 empresarios y directivos de todo el territorio nacional, que KPMG se dispone a hacer público y en el que la firma de servicios profesionales analiza el grado de dificultad que han afrontado las empresas para ponerse al día en la reforma contable.

Sobre la eficacia de la normativa existe diversidad de opiniones, puesto que sólo supera ligeramente la cuarta parte de los entrevistados (27%), el porcentaje de las sociedades que considera que se ha producido una mejora con el cambio de reglas. Otro 21% estima que está dotado de una eficacia muy similar al anterior.

Los aspectos relativos a la información financiera que han mejorado frente a la normativa contable anterior son la fiabilidad de la información (40%), la comparabilidad entre empresas (37%), la mejora de la compresión (32%) y las relaciones con inversores (26%).

Sobre las tareas que han requerido mayor grado de esfuerzo en esta adaptación a la nueva normativa contable, en las conclusiones del informe de KPMG, se subraya la identificación de diferencias entre el Plan antiguo y el Plan moderno (55%), formación (53%), adaptación de procesos contables (44%), adaptación de los sistemas informáticos (39%), revisión de magnitudes contables en los contratos (26%) y adaptación de sistemas de control de gestión (22%).

Un 55% de los encuestados afirma que ya tiene conocimiento de los efectos fiscales que supone el asiento de primera aplicación, y un 47% reconoce que la determinación de los impactos fiscales de ese asiento se realizará con medios externos e internos a su empresa.

No obstante, no todo es tan positivo, puesto que hasta un 46% de los empresarios y directivos no se consideran informados sobre las implicaciones fiscales del nuevo Plan General Contable.

En relación con las necesidades de formación que ha implicado la adaptación, casi la mitad de las empresas (47%) la ha abordado con una combinación de medios internos y externos, y un (41%) con medios externos.

Así, el 77% se considera suficientemente o muy bien informado sobre las normas de transición, el 73% en cuanto a los requisitos de información (desglose), el 66% en torno a las transacciones intragrupo y el 64% en lo referente los instrumentos financieros. Por otro lado, quedan identificadas las áreas de mayor dificultad, pues el 50% cree que cuentan con poca o muy poca información sobre combinaciones de negocio.

Entre las principales adaptaciones de los procesos y procedimientos los encuestados destacan el plan de cuentas (94%), los procedimientos de cierre (75%), el reporting (53%), la consolidación (45%), y, en menor medida, los presupuestos (39%) y el control de gestión (39%).

Lo que si queda claro en las conclusiones del estudio, es que los responsables de contabilidad de las empresas españolas son previsores y más de la mitad, un 58%, afirma que la adaptación a las nuevas exigencias les ha supuesto un coste para la empresa que estaba dentro de sus previsiones.

Así, en sus conclusiones se manifiesta que el 56% de las empresas considera que la adaptación se está realizando con medios externos e internos a su compañía. Además, mientras un 21% lo ha efectuado de forma interna, el 20% lo ha abordado exclusivamente con asesoramiento externo.

Antonio Fornieles, socio responsable de Auditoría de KPMG en España, afirma en la introducción del informe, que “este primer año de los resultados de la encuesta también ponen de manifiesto que se han dejado para una segunda etapa la gestión de los impactos que el cambio de regulación contable tiene en aquellos otros ámbitos de la empresa que se ven afectados por una nueva manera de medir las transacciones”.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...