edición: 2616 , Viernes, 14 diciembre 2018
13/06/2012

Soria dice que "no se puede renunciar" a alargar vida de nucleares o explotar yacimientos de gas y petróleo

El ministro de Industria, Energía y Turismo, José Manuel Soria, ha afirmado que en España "no podemos permitirnos algunos lujos", como infrautilizar fuentes de energía que están disponibles. Como ejemplo, ha apuntado que "si hay capacidad de producción eléctrica a través de centrales nucleares, de reactores nucleares que están activos y el Consejo de Seguridad Nuclear estima que la vida útil de un reactor en lugar de acabar dentro de dos años, puede acabar dentro de diez, no hacerlo es infrautilizar una parte de la potencia instalada que tenemos".

En una jornada empresarial organizada en Bilbao por la Fundación Popular de Estudios vascos, Soria ha manifestado también que "si en algún lugar encontramos gas o petróleo, difícilmente podríamos permitirnos el lujo de renunciar a la explotación de esos hidrocarburos", porque estas explotaciones contribuirían a disminuir la vulnerabilidad de España en materia energética.

En su intervención, el responsable de Industria ha aludido también a la necesidad de terminar con el déficit tarifario acumulado eléctrico, estimado para diciembre de 2011 en unos 24.000 millones de euros, de los que 17.000 millones tienen el aval del Estado.

A este problema, ha añadido el del crecimiento anual de este déficit "si no hacemos nada", lo que supone uno 5.500 millones de euros más para 2012 y otros 6.500 millones para 2013. De seguir esta evolución, ha advertido de que "de aquí a cuatro años ya no tendremos un problema del sector energético, tendremos un problema añadido en el sistema financiero y la economía no está para soportar problemas adicionales en el sector financiero".

Según ha indicado, el Gobierno ha optado por un mix en el que se reduzcan los costes de la producción de la energía y se aumenten los ingresos, "lo que quiere decir que no todo el déficit puede ir con cargo a los consumidores, ni todo puede ir a las empresas eléctricas, ni a las espaldas de la administración pública".

El Ejecutivo prepara una serie de medidas que se plasmarán antes del mes de julio que tienen por finalidad aquilatar los costes y los ingresos para llegar a un equilibro y a un sistema impositivo a todo tipo de generación, de manera "homogénea, no discriminatoria, que permita tener una estructura de precios más competitiva".

Por otra parte, Soria ha abogado por una reindustrialización en Europa y en España, que les haga menos vulnerable a las épocas de menor actividad económica. Para ello, ha destacado la necesidad de hacer una reflexión sobre las numerosas normativas y restricciones, que hay en el seno de la UE y no en el resto del mundo.

No obstante, ha precisado que las administraciones públicas tienen que jugara un papel para remover los obstáculos a los proyectos de inversión, obstáculos que pueden proceder ámbitos municipales, autonómicos o estatales.

En este sentido, ha apostado por un marco claro, "ya que la inestabilidad jurídica echa el freno a las inversiones", y por una política industrial activa en la que, por ejemplo, las subvenciones puedan ser el camino "siempre que sea una industria naciente, pero cuando tenga dimensión para andar sola, es momento de retirar la ayuda".

Por otro lado, ha aludido a los compromisos medioambientales asumidos en el seno de la UE, como el de reducir un 20 por ciento las emisiones de CO2 para 2020, lo que va a suponer un coste "muy elevado para los europeos, que se traduce en mayores costes para la industria". Esto hace, según ha dicho, que otras economías no tengan esas exigencias que tienen los países europeos y compitan en mejores condiciones.

"O llegamos a un acuerdo de cumplimiento por todos o difícilmente vamos a poder ir a hacia ese proceso de reindustrialización en toda Europa", ha indicado.

Tras explicar que esto no quiere decir "en modo alguno" que no esté en favor de una economía que emita mucho menos CO2, pero sobre todo en la que "estemos en pie de igualdad para competir con otros".

IBERDROLA

Por su parte, el consejero-director general de Iberdrola, José Luis San Pedro, ha alertado sobre al disminución del consumo eléctrico en Euskadi, que ha caído un 7 por ciento en los cinco primeros meses del año, lo que ha atribuido a una caída muy fuerte en el consumo industrial, en el que ha influido por ejemplo la parada de varios meses de la Acería compacta de Sestao.

En este sentido, ha apuntado que desde marzo-abril de 2011 hasta mayo de 2012 ha habido una bajada continuada en el consumo energético industrial vasco. Con estos datos, el consumo industrial en 2011 se equiparó al registrado en 2001, y supuso un descenso del 20 por ciento con respecto al 2008.

Por otro lado, ha destacado que la tarifa eléctrica española está por encima de la media europea, con un mercado de generación de los más competitivos de Europa, pero existe un déficit tarifario que ha atribuido a una planificación energética que "no ha sido buena" y a que la gestión ha sido "fatal".

Por ello, ha achacado las altas tarifas eléctricas a la apuesta por las energías renovables de anteriores gobiernos que fijaron la remuneración de las renovables.

Según ha recordado, en 2010 el 37 por ciento de la producción eléctrica de España fue de origen renovable. "Esto nos sale más caro porque hemos utilizado tecnologías muy caras y, como ha llegado la recesión y ha caído la demanda, ese dinero hay que repartirlo entre menos KW/h y sale por segunda vez más caro", ha explicado.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...