edición: 2865 , Viernes, 13 diciembre 2019
12/12/2013
Juan Manuel Soria, ministro de Industria, Energia y Turismo

Soria intenta frenar subidas en el recibo de la electricidad aduciendo la condicionalidad del aval estatal al déficit de tarifa

Las eléctricas quedan a la espera de una convocatoria para materializar un acuerdo en torno a los 3.600 millones

El ministro de Industria, Juan Manuel Soria, ha reiterado que no ve motivos para que haya incrementos en la tarifa eléctrica si el estado da su aval al déficit acumulado de 3.600 millones de euros que en un principio estaba previsto que serían aportados con cargo a los presupuestos del estado 2014. Esta es al menos la segunda vez que el ministro condiciona de hecho el aval a que no haya subidas en el recibo de la luz de un lado y a que las compañías eléctricas desistan de su política judicial beligerante. Soria anunció que esperaba este año un superávit entre los ingresos y los gastos en el sector eléctrico, es decir que en 2013 no habría déficit. No es desde luego la primera vez que se afirma esto. En realidad Industria ya lo dijo por escrito en la orden ministerial de principios de agosto en la que se revisaron los peajes de acceso -la parte regulada de la tarifa eléctrica destinada entre otras cosas a cubrir el déficit- aplicándoles un incremento del 8%. En esa pieza única de especulación metafísica se afirmaba que el superávit sería de 19 millones de euros. En el proyecto de dicha orden se estimaba además que los recortes a las primas del régimen especial alcanzarían los 750 millones de euros y el total de las primas sería de
10.000 millones de euros.

En su momento estas cavilaciones llamaron la atención de la hoy absorbida Comisión Nacional de la Energía (CNE). Cuando ese organismo era independiente, es decir no formaba parte del apéndice multi ministerial que es la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), se preguntó y con razón cómo habría hecho Industria para hacer estas previsiones ya que las retribuciones a las energías renovables se deben calcular sobre estándares diferenciados de aplicación a cada tecnología que para entonces no estaban elaborados. De hecho siguen siendo un misterio puesto que  su desarrollo será subsiguiente a la aprobación de la Ley del sector eléctrico que se cuece a fuego lento en el Congreso. Parte de las incertidumbres sobre el superávit tiene que ver con la caída de la demanda para 2013, estimada inicialmente por el ministerio en el -1,1% corregido al -2,4% -y que fuentes independientes estiman en no inferior al -3%- lo que implica menor recaudación por el concepto de los peajes. Desde luego las incertidumbres se transmiten a la industria, ya que por ejemplo no pueden saber el impacto de la nueva Ley entre otras cosas porque no se han hecho públicos los estándares a aplicar a cada tecnología verde.

Como telón de fondo del pulso entre Gobierno y eléctricas está la demanda presentada por la asociación del sector UNESA y la compañía Iberdrola contra la orden ministerial IET/1491/2013 de 1 de agosto en la que se establece el aumento del 8% en los peajes de acceso. Si bien el Tribunal Supremo desestimó las medidas cautelares solicitadas por los demandantes que obligarían hasta el fallo a que se incrementaran los peajes hasta cubrir como mínimo un déficit de entre 2.500 y 3.000 millones de euros, la posibilidad de una sentencia favorable -algo sobre lo que hay antecedentes puesto que la justicia obligó ya a refacturar en el pasado ventas a los usuarios- no se puede descartar una sentencia a favor de los demandantes. Vale la pena recordar por otra parte que la CNE había calculado el déficit de tarifa para 2013 en poco más de 4.100 millones de euros y Fitch en 5.000. Puestos en estos antecedentes agitar la posibilidad de que el Gobierno al final no de el aval del estado a los 3.600 millones hasta ahora cuantificados no parece argumento suficiente.

A principios de noviembre las compañías eléctricas ya sabían que el crédito extraordinario de 2.200 millones de euros destinado a financiar los costes renovables de los peajes no sería liberado por Hacienda. Lo sabían porque el propio ministro de Hacienda, Cristóbal Montoro, había enviado el mensaje a los socios de UNESA a través de un muy alto ejecutivo de una de las empresas del sector. Ahora las empresas están a la espera de que se cite a la comisión mixta que reúne a las partes en lisa en esta batalla para negociar los términos del “acuerdo” que según Soria “se ofreció” a las empresas del sector. Mientras las cinco generadoras a las que les toca soportar el déficit de tarifa todavía este año -se supone que con la nueva Ley ese coste lo soportarán todas las generadoras- mantienen tensa la cuerda para evitar tener que financiar sin el respaldo de un aval estatal una cifra aun imprevisible, aunque prefieren dar por buena la de 3.600 millones que es lo cuantificado al menos en lo que hubiera sido aportado por los Presupuestos Generales del Estado.

El otro pulso está en la subida del recibo de la luz. De acuerdo con el ministro de Industria la subida del recibo en 2013 será del 0,9% en total. En esa línea de razonamiento Soria argumentó que si las eléctricas aceptan la “oferta” del Gobierno, “no habrá ninguna repercusión” sobre el precio de la luz que pagan los consumidores. Es difícil de saber lo que realmente quiso decir el ministro que también ha entrado en la línea de eufemismos, metáforas y neologismos que configuran la lengua vernácula de los miembros del Consejo de ministros, en especial los del área económica, fiscal e industrial. ¿Acaso que no habrá un incremento de los peajes que debe regular el Gobierno ya que el déficit se lo van a comer las eléctricas? La realidad es que el recibo de la luz para los consumidores residenciales se ha incrementado ya este año lo suyo, en octubre por ejemplo la cuarta subida del año representó el 3,1%, tras el aumento de agosto. De momento por otra parte las subastas sobre las que se marca el precio de la parte no regulada y que comprende el 40% del recibo de la luz indican que habrá subida de tarifas a comienzos del año próximo. El Gobierno desde luego en este aspecto se encoge de hombros “porque esos son precios que dicta el mercado”, como señala una fuente oficial.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...