edición: 2851 , Jueves, 21 noviembre 2019
17/09/2014

Statoil vende activos a Wintershall y aumenta su presencia en operaciones internacionales junto a Repsol

Las aspiraciones de incrementar la presencia petrolera española en el mar del Norte no se concretan
Carlos Schwartz

No es ningún secreto que Repsol aspira a aumentar su presencia en campos de petróleo y gas en países de la OCDE pero en lo que va de año las ventas que ha hecho la noruega Statoil en el mar del Norte han ido a parar a otras manos. La última ha sido una operación por importe de 1.750 millones de dólares pagados por la filial petrolera de la alemana Basf, Wintershall, por el 49% de su campo de Aasta Hansteen y los campos de Vega y Gjoa. Wintershall pagará 1.250 millones de dólares en efectivo y otros 500 millones si se alcanzan ciertos objetivos en el campo de Aasta Hansteen. En la transacción se incluye una participación en cuatro licencias de exploración en la región de Voring. El conjunto de los activos están sobre la plataforma continental noruega. La operación tiene plazo de cierre fin de 2014 y está pendiente de la autorización administrativa del Gobierno de Noruega. En octubre del año pasado Wintershall adquirió de Statoil activos por 1.450 millones de dólares en la misma región. El grupo alemán se ha hecho además con participaciones en oleoductos y zonas de exploración más al norte en la misma región. La escalada pone de relieve que la filial de Basf mantiene el objetivo de incrementar su presencia en gas y petróleo en una zona estratégica para Alemania por su proximidad.

Mientras, Statoil ha firmado con Repsol este mes un acuerdo para adquirir participaciones en dos operaciones en aguas profundas frente a las costas de Colombia. La petrolera española vende a la estatal de Noruega un 10% en la licencia de Tayrona y un 20% en la licencia offshore de Guajira 1. La estructura de Tayrona quedará en un 40% en manos de Petrobras que es su operador, un 20% en manos de Repsol, un 10% en manos de Statoil, y el resto en manos de la petrolera colombiana Ecopetrol. En el caso de Guajira 1 el operador es Repsol quien conserva un 30% tras la venta, 20% queda en manos de Statoil y el resto es de Ecopetrol. El acuerdo firmado entre la petrolera española y la noruega requiere la aprobación de la Agencia Nacional de Hidrocarburos de Colombia. Este acuerdo sigue a la adjudicación en julio al 33,3% de la licencia en aguas profundas colombianas llamada Col 4 a Repsol, Statoil y Exxon Mobil. Lo cual sugiere que los lazos entre Statoil y la petrolera española son un poco más estrechos de lo que es visible en la superficie.

Lo curioso, por ello, es el retraso por parte de la petrolera española en hacerse con activos de más envergadura en el mar del Norte. Repsol opera en esa región y en el mar de Barents, sobre la plataforma continental de Noruega en muchas áreas en proceso de prospección y perforación como socio minoritario. Su actividad en la región comenzó en 2008 y se ha mantenido de forma incesante pero desde entonces no ha dado ningún salto significativo. En marzo de este año Marathon Oil anunció la venta de sus activos en la plataforma marítima de Noruega a Det Norske Oljeselskap por 2.700 millones de dólares en efectivo, pese a las informaciones que daban por seguro que la adquisición la haría Repsol.

Lo cierto es que el negocio se le escapó de las manos a la petrolera española según fuentes de la industria en la ciudad de Aberdeen. Es cierto que en marzo Repsol aun no había cerrado la salida de Argentina que le ha dejado en caja una cantidad significativa de dinero. Pero por el momento la petrolera sigue sentada sobre su tesorería mientras los rumores sobre su interés en hacer adquisiciones en Canadá y Colombia siguen circulando por los mentideros de la competencia.

Por su parte, Statoil ha incrementado los últimos dos años la venta de activos no estratégicos con los que hace caja con el objetivo de concentrar inversión en nuevas regiones. Statoil ya tiene una presencia significativa en Azerbaiyán donde forma parte del consorcio Shah Deniz II que explota desde hace años el gas de azerí junto con British Petroleum, la estatal Socar, y la francesa Total que han firmado un contrato para el suministro de gas con el Gasoducto Trans Adriático (TAP, por sus siglas en inglés) de 10.000 millones de metros cúbicos anuales. El 80% de ese gas está destinado a Italia, mientras que un 10% es para Bulgaria y otro 10% es para Grecia. El contrato de largo plazo firmado el año pasado ha sido el final de las expectativas de la Comisión Europea para su candidato, el gasoducto Nabucco, desechado por el consorcio en junio de 2013. En el último año Statoil ha acelerado su presencia en América Latina.

Con su última venta a Wintershall la petrolera estatal noruega espera liberar de sus flujos de caja 1.800 millones de dólares destinados a inversiones en bienes de capital para el desarrollo de los campos cedidos. Por añadidura realizaría plusvalías de entre 700.000 y 900.000 dólares. De la comparación del orden de magnitudes queda claro que el objetivo de la venta, como ha sido el caso en la mayoría de los bloques del mar del Norte, es reducir la carga de la inversión en la región.
Statoil ha criticado a la Unión Europea la ausencia de una política energética coherente, en particular respecto del gas. En el contexto de esas críticas señaló que la posición de la UE suponía un verdadero desincentivo para la inversión en el mar del Norte.

Las críticas coincidieron con la firma de los contratos entre el consorcio de Shah Deniz II y el gasoducto TAP el año pasado. Pese a que desde entonces su venta de activos ha seguido su curso ascendente Statoil ha señalado que mantiene su compromiso de una inversión de 20.000 millones de dólares anuales en los tres años hasta 2016 en los que incluye el gasto que supone el desarrollo de la plataforma Gudrun, la primera operada por la empresa cuya construcción se inicia en la plataforma continental noruega desde 2005. De momento no hay señales de que Repsol vaya a decantarse por una inversión significativa en el mar del Norte.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...