edición: 2363 , Miércoles, 13 diciembre 2017
25/07/2011
OBSERVATORIO DE MERCADOS EXTERIORES

Sudáfrica necesita impulsar su crecimiento

La potencia indiscutible de África subsahariana se enfrenta a una recuperación económica todavía poco sólida pero con un entorno de negocios muy bueno
CRÉDITO Y CAUCIÓN

Sudáfrica es la potencia indiscutible en África subsahariana y un motor de la cooperación política y de la integración económica dentro la Comunidad de Desarrollo de África Austral. Además, Sudáfrica es miembro del G-20 y está buscando una cooperación política y económica más estrecha con otros importantes mercados emergentes, como Brasil, China y la India. A pesar de tener un muy buen entorno de negocios, el clima social de Sudáfrica sigue siendo problemático, con un alto índice de delincuencia, inmigración ilegal, tensiones raciales, un elevado desempleo, desigualdad, pobreza y un índice de VIH/SIDA muy extendido entre la población activa.

Con un crecimiento del PIB del 2,8% el año pasado, Sudáfrica se ha recuperado lentamente de la recesión de 2009, cuando registró una contracción del PIB 1,7%. En el primer trimestre de 2011, la producción creció un 3,6% en términos interanuales y un 4,8% respecto al trimestre anterior, aumentando el gasto interno bruto un 8,3% interanual, el gasto público un 9,5% y el gasto de los hogares, que representa dos terceras partes de la demanda, un 5,2%. Las exportaciones también se recuperaron a lo largo de 2010 y en 2011,  la producción de manufacturas creció un 5%, tras una caída del 12,7% en 2009, y ha seguido creciendo en 2011. Una vez dicho esto, el crecimiento en el sector de manufacturas se frenó hasta el 0,4% en abril, en términos interanuales, tras haber alcanzado un 6% en febrero y un 4,6% en marzo.

SIGUEN SIN RESOLVERSE MUCHOS PROBLEMAS ESTRUCTURALES

A pesar de la recuperación, la economía de Sudáfrica no tiene la solidez estructural necesaria para crear suficiente empleo, ya que durante la recesión se perdieron muchos puestos de trabajo y el crecimiento del empleo desde entonces se debe principalmente a la creación de empleo en el sector público. Oficialmente el índice de desempleo en el primer trimestre de 2011 era del 25%, pero el índice no oficial se sitúa probablemente en un rango del 30-40%. 
Los sectores de la agricultura, la minería y financiero en Sudáfrica son sólidos, pero el entorno de negocios en el sector manufacturero sigue siendo problemático. A pesar del alto índice de desempleo, hay escasez de mano de obra cualificada, en particular en el sector técnico. Las rígidas leyes laborales están obstaculizando la expansión de los negocios y han provocado recientemente el cierre de muchas fábricas textiles/de confección.

Otro problema añadido es el cuello de botella de las infraestructuras, en particular la escasez de energía como consecuencia de la falta de inversiones en el pasado y de una mayor demanda. Eskom, la empresa energética pública, no será capaz de proporcionar electricidad adecuada hasta 2013/2014, cuando se hayan completado dos nuevas centrales de carbón. Además del suministro energético, los ferrocarriles y los puertos también necesitan una mejora. Aun así, las infraestructuras de Sudáfrica son mejores que las de otros países de la región.

SE MANTIENE UN ALTO DÉFICIT FISCAL

A pesar de la recuperación, el déficit fiscal se mantiene en niveles altos, previéndose que alcance el 5,4% del PIB en 2011, al haber aumentado el gobierno el gasto destinado a los programas de creación de empleo para cumplir el objetivo del presidente de crear cinco millones de puestos de trabajo en la próxima década. Al mismo tiempo, el gobierno está invirtiendo en educación, servicios sociales y prestación de servicios y en infraestructuras públicas, de manera que el déficit se puede financiar en gran medida internamente.

El South African Reserve Bank ha apoyado la recuperación económica rebajando los tipos de interés. El tipo preferente se ha reducido gradualmente, pasando del 15,5% en junio de 2008 al 5,5% en noviembre de 2010 –su nivel más bajo de los últimos 30 años– y se ha mantenido sin cambios hasta la fecha. Sin embargo, al acelerarse la inflación, el banco central podría subir los tipos este año. En mayo, la inflación se situó en el 4,6%, el mayor crecimiento en 12 meses, y, con la subida de los precios de los alimentos y el petróleo, se prevé que llegue al 4,9% interanual en 2011.

UN CRECIMIENTO LENTO PERO CON SÓLIDOS CIMIENTOS

Se aprecian indicios de una lenta erosión de algunas instituciones sudafricanas. Con el aumento del fraude y de la corrupción, la libertad de prensa puede verse limitada y la independencia del poder judicial podría encontrarse sometida a presión.

Tras un crecimiento del 3,7% este año, se prevé que el PIB aumente un 4,8% en 2012, mientras que la producción de manufacturas aumentará un 5,7% en 2011 y un 6,5% el próximo año. Sin embargo, el empleo no se ha recuperado y las medidas de estímulo provocarán un importante déficit presupuestario: un 5,4% del PIB este año y un 4,9% en 2012. En su conjunto, la recuperación depende demasiado de las políticas fiscales expansionistas. Se prevé que la inflación siga aumentando en 2012 –un 5,3% en términos interanuales–, lo que podría llevar al banco central a subir los tipos de interés.
 
Crédito y Caución prevé un modesto crecimiento en el sector de la minería, superando el carbón a otros subsectores. El sector de las infraestructuras está experimentando una caída post-Mundial con una fuerte reducción de las oportunidades en materia de contratos. Sin embargo, el sector minorista está creciendo, impulsado por la subida de los salarios.

De cara al exterior, la liquidez y la solvencia de Sudáfrica siguen siendo robustas. Sin embargo, el rápido crecimiento de las importaciones aumentará el déficit de la balanza de pagos, que se prevé se sitúe en el 5,8% del PIB en 2012, reforzando todavía más la dependencia de Sudáfrica de las entradas de capital. Sin embargo, la presión continuada del ala izquierda del CNA contra las privatizaciones e incluso a favor de la nacionalización de sectores claves, como los bancos y la minería, y de una mayor intervención en los mercados por parte del gobierno podría afectar negativamente la percepción de los inversores internacionales.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...