edición: 2363 , Miércoles, 13 diciembre 2017
07/04/2011

Suerte de campeones y pegada depredadora del Barça

Antonio Cubero
El Fútbol Club Barça tuvo algo de eso que en fútbol se conoce como la suerte de los campeones y una pegada depredadora para dejar resuelta la eliminatoria de cuartos de final de la Liga de Campeones tras vencer por 5-1 al Shakhtar Donetsk en el Camp Nou en noche de efectividad goleadora de Iniesta, Alves, Piqué, Keita y Xavi Hernández. Salvo hecatombe en Ucrania y sorpresa mayúscula en el partido de vuelta en Londres entre el Tottenham y el Real Madrid, todo apunta a que el fútbol mundial disfrutará el espectáculo de una doble sesión del Clásico entre azulgranas y madridistas en semifinales con sabor a finalísima anticipada de la máxima competición continental.

A Pep Guardiola no le gustaba lo que estaba percibiendo en las horas previas del Barça-Shakhtar y con la prudencia que le caracteriza lanzó un aviso de atención para todos aquellos que ser apresuraron a lanzar las campanas al vuelo cuando la bola ucraniana quedó emparejada con el equipo azulgrana. Porque el Shakhtar demostró anoche que es de esos equipos extraños con poco nombre en la elite europea que, como solía decir don Santiago Bernabéu cuando al Madrid le tocaba enfrentarse a un club de los países del Este de Europa, “quitan más que dan; que son buenos equipos, te eliminan y encima no recaudas ni para pagar la iluminación del campo.”

Y no le faltaba algo de razón a Guardiola, aunque quizá se pasó un poco al catalogar al equipo ucraniano como grande de de la Champions. Es un buen conjunto, pero nada más, aunque anoche el Barça tuvo que aliarse con el factor suerte, además ponerse el mono de trabajo para doblegar a un Shakhtar veloz, agresivo y valiente, que en los primeros compases del choque sembró el pánico con dos ocasiones seguidas de gol que no subieron al electrónico sólo por la mala suerte y poca puntería de Douglas Costa y Luiz Adriano, dos de la numerosa legión brasileña de la plantilla dirigida por el rumano Mirza Lucescu y confeccionada a golpe de talonario por el Florentino Pérez de Ucrania, un tal Akhmetov, que dicen que todo lo que toca lo convierte en oro.

Pero la diferencia entre uno y otro equipo se vio enseguida. Tan solo en dos minutos cuando, aún con el susto en el cuerpo, Andrés Iniesta, se llevó un balón tras varios recortes cerca del área pequeña para batir al meta Pyatov con un disparo raso a su palo más cercano, a la derecha del guardameta. Un más difícil todavía para darle más valor al gol con el que el centrocampista internacional festejó el nacimiento de su primera hija.

En siete días, el Barça ha colgado en el perchero de la tranquilidad más de medio título de Liga y el pasaporte para las semifinales. Un tiempo de oro para que Guardiola recupere a Puyol, una pieza clave que se echa demasiado en falta en una defensa que se ha descompuesto a pesar de la encomiable labor del pluriempleado Sergio Busquest que se tiene que retrasar para acompañar a Piqué en el eje central.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...