edición: 2612 , Lunes, 10 diciembre 2018
23/03/2018
OBSERVATORIO DE TALENTO RELACIONAL

Talento digital y marginales hominem

Julián Gutiérrez Conde
Asombra ver a los jóvenes presentar sus Start up Projects en un evento sobre impacto digital. Enseguida uno percibe que sus mentes operan y afrontan las cosas de modo diferente. Detectan los problemas, simplifican imaginativamente los procesos y localizan oportunidades apoyados en la tecnología y algoritmos matemáticos que sirven de soporte a su creatividad.
Hay mucho talento en sus cabezas, mucha Energía en sus cuerpos y una gran Innovación en sus Espíritus. Se alimentan con un combustible: La Pasión.

En el mundo arcaico y ancestral la Fuerza era imprescindible; un factor necesario para sobrevivir en aquel entorno asilvestrado. Después, y hasta no hace muchos años, se necesitaba además de esa Energía, el Conocimiento; por eso las familias y los estados más sobresalientes se preocuparon de elevar por diferentes medios el grado de Formación de sus habitantes. De la vida asilvestrada sostenida por la fuerza bruta, el mundo fue avanzando hacia un modelo rígido soportado en Ciencia y Leyes sobre los que se soporta la diferenciación y el progreso de los países.

Hoy esos dos elementos, Energía y Conocimiento, ya no son suficientes; a ellos hay que añadirles como imprescindible la Innovación. Pero además el futuro, que nos invade a gran velocidad, exigirá disponer de adiestramiento y habilidades sustentadas en la Inteligencia Relacional para ser capaz de construir acuerdos proactivos y crear una densa red colaborativa.

Las Mentes Emergentes de las nuevas generaciones aspiran al “vuelo libre”; porque la movilidad por todo el globo, superando el concepto de Estado, es su forma de entender la vida. 

Nuestros antepasados cazadores también fueron trashumantes y el asentamiento fue una muestra de progreso que les garantizó seguridad, alimentación y estabilidad. La familia y la propiedad fueron sus conceptos de desarrollo. Eso estimuló la generación de riqueza. Ahora la propiedad pesa porque asienta demasiado, y los jóvenes buscan portar mochilas livianas que les permitan moverse con rapidez y operar globalmente. 

El concepto de vínculo con el Lugar también está mudando.  El Homo Venandi u hombre cazador, al estar en permanente tránsito, estaba desvinculado o mantenía livianos vínculos con sus cuevas como propiedad para la supervivencia. Con el Sedet Hominem u hombre sedentario y estable surge el apego a su propiedad y en paralelo un creciente vínculo emocional con el lugar al que pertenece y en el que se concentran sus posesiones. Fue la Propiedad Refugio. 

¿Operarán de igual modo las Mentes Emergentes más avanzadas? ¿O quizá serán más proclives a un vínculo universal que al local porque dispondrán de amplias redes relacionales con miembros sitos a gran distancia, con algunos o muchos de los cuales ni siquiera llegará a tener contacto físico?. 

En el nuevo concepto de Hombre Disperso que aparece en el horizonte su mente parece estar más próxima al concepto de Propiedad Volatil.

Estos cambios tanto conceptuales como de comportamientos en los seres humanos que se propagarán a gran velocidad, traerán consigo igualmente nuevos y profundos cambios en la concepción del Poder. Como digo en mi libro Atrapados por el Futuro, el Poder, aunque se resista, tendrá que acabar encontrando nuevos y más inteligentes formatos para que pueda ser aceptado y reconocido por las personas que, individual o colectivamente, construirán mayores Contrapoderes.

El futuro emite desde mucho antes de invadirnos una sintomatología inequívoca. Nadie tiene claro cómo será el nuevo mundo pero tenemos la certeza de que no va a ser como lo es en la actualidad. Los Estados deben saber percibir y construir propuestas preventivas para que sus individuos se activen en la transformación. Los nuevos Estados Emergentes necesitan generar exploradores porque no se sostendrán sobre los logros históricos de sus antepasados sino en el dinamismo, creatividad, conocimiento, confianza relacional y energía para construir proyectos de sus ciudadanos. Los que permanezcan atados a modelos inadecuados y anticuados se convertirán en Estados en Retroceso y todo lo hasta ese momento construido puede derrumbarse en un instante. Veremos derrumbarse Estados al igual que contemplamos la desaparición de Mega-Corporaciones que parecían inviolables.

Pero además, en todo este tambaleo, hay otra reflexión que en forma de pregunta no me resisto a hacer. ¿Será avasallador el mundo del Nuevo Millenium? ¿Se mostrará tolerante con aquellos que, ejerciendo su derecho a ser diferentes, no quieran integrarse en la digitalización y en la tecnología? ¿Se respetará la decisión de quien simplemente aspire a una vida más natural? ¿O a quien, por decisión voluntaria o incapacidad innata no sea capaz de ser competitivo?

Ese es, también, un debate que interesa y sobre el que quizá uno de los brillantes  nuevos creadores pueda sustentar un imaginativo proyecto. ¡Cómo puede sobrevivir en ese futuro el que será Marginalis Hominem! 

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...