edición: 2363 , Miércoles, 13 diciembre 2017
25/09/2013

Telefónica asume el papel de árbitro en el capital de Telecom Italia y pacta una mayor participación en el operador

La decisión de la española es una jugada de alcance que puede generar una consolidación en Europa y una venta en Brasil
Cesar Alierta, presidente de Telefónica
Carlos Schwartz

Telefónica ha llegado a un acuerdo con los restantes accionistas de la sociedad Telco para adquirir de ellos acciones que dejarán la participación de la operadora española en el 66% desde su actual 46% para llegar hasta el 70% más adelante. Telco representa el 22,4% del capital de Telecom Italia, el operador de referencia y antiguo monopolio estatal que arrastra una deuda de 28.813 millones de euros. De esta forma el operador español ha asumido el papel de árbitro en el proceso de salida de los otros accionistas de Telco, los bancos Intesa San Paolo y Mediobanca y la aseguradora Generali. Desde comienzos de mes los contactos entre estos accionistas y potenciales compradores se filtraron a la prensa y generaron una fuerte especulación en las acciones de TI. Entre los candidatos a comprar las participaciones de los dos bancos y la aseguradora se mencionaron en la primer semana de septiembre a la estadounidense AT&T, América Móvil y el magnate egipcio Naguib Sawiris. No cabe la menor duda que esos contactos existieron pero no prosperaron.

En cualquier caso, la decisión de Telefónica de mantener el acuerdo de accionistas de Telco y estructurar un plan para la adquisición progresiva de los títulos de sus socios tiene el objetivo inmediato de generar estabilidad dentro de la empresa ante la decisión irreversible de los otros socios de abandonar Telco y TI aprovechando que el 28 de octubre vence el pacto societario. Los bancos y la aseguradora han procedido a la amortización del valor de sus acciones adquiridas a 2,8 euros y que tienen ahora un valor de mercado en torno a los 0,66 euros.

El acuerdo con Telefónica implica la permanencia de los restantes socios con participaciones reducidas. Sin embargo, parte del acuerdo incluye una opción de compra por el 100% de las acciones de Telco. En lo inmediato el pacto implica que los derechos políticos que Telefónica podrá ejercer dentro de Telco hasta enero de 2014 serán del 46,2% es decir equivalentes a su anterior participación. En enero próximo podrán elevar esos derechos mediante un canje de acciones hasta un máximo del 64,9% de las acciones ordinarias de Telco. El operador español ya ha desembolsado 323 millones de euros para aumentar su participación al 66%, y mediante una nueva ampliación de capital por importe de 117 millones tomará el 70% del capital de la sociedad instrumental.

Fuentes próximas a Telefónica han señalado que la operación no tiene por objetivo tomar el control de TI, posibilidad que ya ha desatado resistencias políticas en Italia. Sin embargo la opción de compra del 100% de Telco convertiría a la operadora española en el primer accionista de la italiana aunque a costa de pagar un precio alto. El acuerdo se ejercería al precio de 1,10 euros la acción. La prima sobre el precio de mercado que Telefónica pagará con los 440 millones de euros comprometidos con los socios de Telco es del 85% al asumir un precio de 1,09 euros por acción. La jugada es de largo plazo y debe aun pasar por los filtros de los reguladores italianos, pero insinúa un proceso de consolidación entre ambas empresas que puede determinar en el tiempo la acción del regulador en Brasil y forzar a que TI venda TIM su operador de móviles en Brasil. Por otra parte, esa venta permitiría reducir sensiblemente la carga de la deuda del operador italiano. Mientras que estas pueden ser las consecuencias en el medio plazo, en lo inmediato la empresa se encuentra embarcada en otras operaciones.

TI está en el proceso de encontrar partícipes para una sociedad holding en la que alojará sus activos de red. El presidente de la empresa Franco Bernabè, que obtuvo el visto bueno del Gobierno y del regulador Agcom para este objetivo, intenta cerrar la participación -en la sociedad en la cual se van a escindir los activos de red- de la entidad financiera estatal Casa Dipositi e Prestiti. Esa operación daría liquidez a TI y aliviaría las tensiones de la empresa.  Mientras, Telco -la sociedad tenedora de acciones- ha ajustado su capital por la caída en bolsa de las acciones de TI anotando una pérdida de 989,6 millones de euros, de los cuales 901 millones se corresponden con la desvalorización de los títulos. El ajuste de valor de la cartera ha reducido el capital de Telco de 1.700 millones de euros a 892 millones sumando una partida de 97 millones de las reservas.

Lo que complica aun más el escenario es que Telco tiene dos créditos, uno recientemente renovado hasta 2015 por importe de 1.700 millones y una línea de 1.200 millones de euros de la que hay dispuestos 938 millones y tiene fecha de vencimiento el 27 de noviembre próximo. Estas circunstancias han determinado en parte la estrategia de Telefónica ya que la renegociación de la deuda con vencimiento a corto plazo es más factible en bloque, es decir sin desmembrar Telco. Esto aconsejaba retener la estructura accionarial viva aunque variaran las participaciones, entre otras cosas porque dos de los accionistas, Intesa San Paolo y Mediobanca, están en ambos lados ya que forman parte del sindicato de bancos acreedores.

Telefónica y sus socios ya han bloqueado al menos dos operaciones que implicaban ampliaciones de capital de TI con dilución de la participación de Telco en el último año. Una fue propuesta por Naguib Sawiris y la otra por Hutchinson Whampoa. Lo cual demuestra que aunque los accionistas de Telco aspiraban a salir de TI no estaban por facilitar las cosas a un nuevo socio que los diluyera a ellos y devaluara aun más su participación. La salida diseñada ahora con el mantenimiento de Telco y el plan estructurado para la compra de participaciones, además de bonos en manos de los tres accionistas, dará a Telefónica en el medio plazo mayor representación en el consejo de la operadora italiana lo cual puede desembocar en un cambio de gestión.

Esto nos recuerda que buena parte del futuro del sector va a pasar por procesos de consolidación a los que hasta ahora se habían opuesto las autoridades pertinentes de la Comisión Europea.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...