edición: 2310 , Lunes, 25 septiembre 2017
25/03/2014

Telefónica bajo presión para acelerar su inversión en redes tras la adquisición de ONO por Vodafone

El primer operador español sale al mercado a colocar una nueva emisión de híbridos por 1.750 millones
Carlos Schwartz

La adquisición de ONO por Vodafone, aunque esté pendiente de las necesarias autorizaciones de los reguladores, comienza a pesar sobre el ánimo de los analistas extranjeros del sector de las telecomunicaciones. En las fases previas de la operación anunciada recientemente flotaba en el ambiente aun la esencia volátil del operador Liberty Global cuya ausencia del mercado local hubiera beneficiado desde el punto de vista corporativo a Telefónica. Por el contrario el desenlace de la puja supone un reto. El principal operador español tiene previsto llevar la red de fibra óptica hasta ocho millones de clientes residenciales para finales de 2015 comparado con los 3,5 millones al finalizar 2013. El tendido de fibra se ha convertido en el eje de la oferta de paquetes que incluyen servicios de valor añadido como televisión, Internet y telefonía fija. Por su parte ONO en su periodo de expansión inicial llevó fibra hasta los nodos terminales por edificios en barrios de varias ciudades. Aunque la red se vincula a las viviendas desde el nodo terminal mediante cable coaxial (red HFC), con peor señal que el tendido FTTH de Telefónica, Vodafone puede comenzar a dar servicio a sus clientes en paquetes con una oferta similar al líder del mercado.

Con esta adquisición Vodafone se ha hecho con 1,9 millones de clientes residenciales, y de una red que cubre el 70% del territorio del país. Lo cual quiere decir que ha logrado atar en España su objetivo estratégico a nivel europeo, ofrecer paquetes con servicios de valor añadido que de por si fidelizan a los clientes y hacen más difícil la migración a otras plataformas. De momento la operadora británica de móviles ha logrado iniciar esa etapa en Alemania con la adquisición de Kabel Deutschland y en España con la compra de ONO. Los paquetes de telefonía y servicios de valor añadido se han hecho populares en España, en parte por su precio moderado que refleja la fuerte competencia en el mercado.

Telefónica lanzó su paquete Fusión en el último trimestre de 2012 logrando para septiembre de 2013 2,6 millones de nuevos contratos. Es precisamente por ello que el paso adelante de Vodafone va a incrementar la competencia en el mercado español y plantea a Telefónica el reto de mejorar y extender su red de fibra óptica por encima de sus objetivos iniciales. De acuerdo con analistas del sector en Londres “el principal operador español debería escalar sus planes de inversión en bienes  de capital para conservar la ventaja comparativa que ya tiene”.

La empresa enfrenta ya esfuerzos financieros significativos como el planteado por la adquisición de e-Plus en Alemania, filial de la holandesa KPN, lo cual le llevara a disponer de activos no estratégicos tal como tenía previsto y a financiarse en los mercados aprovechando las buenas condiciones actuales. En septiembre pasado la empresa emitió deuda subordinada por 1.750 millones de euros y en diciembre otro tramo por importe de 600 millones de libras. De acuerdo con información del mercado esas operaciones estaban destinadas a financiar la adquisición de e-Plus.

En cualquier caso, el hecho que las emisiones de deuda tengan una ventanilla de descuento abierta en el Banco Central Europeo (BCE) han llevado a un interés decreciente en las emisiones corporativas. En este cuadro una buena rentabilidad permite a las empresas mejorar significativamente su perfil de deuda emitiendo instrumentos subordinados, también denominados híbridos, que virtualmente pueden ser asimilados a instrumentos de capital por ser perpetuos y redimibles a voluntad del emisor sin condiciones y con un cupón cuyo pago queda sujeto a las circunstancias financieras del emisor. De hecho las agencias de calificación consideran a esta forma de endeudamiento un despalancamiento en comparación con los bonos tradicionales y lo computan en un 50% como capital.

Telefónica ha puesto en el mercado otros 1.750 millones de euros de deuda híbrida, emisión que quedará cerrada el próximo 31 de marzo. La demanda alcanzó a los 6.000 millones de euros por parte de 410 inversores y ha sido adjudicada en un 90% a ofertas extranjeras. La emisión se divide en un tramo de 1.000 millones que se puede redimir a opción del emisor al décimo año con un interés del 5%, y otra de 750 millones amortizable a partir del sexto año con un interés del 5,875%. A finales de 2013 la deuda neta de Telefónica se situaba en los 45.381 millones de euros, pero tras las operaciones cerradas posteriormente que han permitido una gestión mayor de la cartera de deuda, como la venta de la filial de Telefónica en la República Checa, que finalizó en enero de 2014, y la venta de Telefónica Irlanda (O2) a Hutchinson Whampoa, la deuda se situaría en los 42.325 millones de euros y el ratio de endeudamiento en 2,31 veces, lo que supone una reducción de la deuda neta de 15.985 millones de euros desde junio de 2012.

La colocación de Telefónica lleva el total de emisiones de instrumentos híbridos en lo que va de este año a 19.500 millones de euros en un total de 15 emisiones corporativas. El mercado de este tipo de deuda había quedado virtualmente paralizado a partir de 2008 a causa de la crisis financiera internacional y recién comenzó a reanimarse en 2013.

Las grandes empresas de servicios públicos como las eléctricas y compañías de gas se financian de forma creciente con este tipo de instrumentos. Este año Enel emitió 2.200 millones de euros y EDF 5.500 millones de euros. En enero, el operador francés Orange emitió dos series por importe total de 3.800 millones de euros. El problema, señalan los analistas, es que la alta tasa de paro en España y la continuada debilidad de la demanda interna seguirá afectando a la venta de servicios cuyos ingresos se han visto afectados por la crisis económica.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2017 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...