edición: 2828 , Viernes, 18 octubre 2019
25/11/2014
José María Álvarez Pallete, consejero delegado de Telefónica

Telefónica y EE negocian con BT la venta de sus activos en Reino Unido

Los planes del antiguo monopolio estatal para volver a la telefonía de consumo alteran el equilibrio
Carlos Schwartz

Pocos días después de que el consejero delegado de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, dijera que O2, la filial británica de la operadora española, podría venderse si la competencia se agudizaba en ese mercado, British Telecom admitió contactos con Telefónica. A la luz de los acontecimientos la declaración en Barcelona del alto ejecutivo el pasado jueves fue una bengala para anunciar el escollo. British Telecom tomó debida nota. “Qué sentido tenía esperar al desembarco en el mercado si ambas partes pueden acortar plazos y costes entrando directamente en negociaciones”, señaló una fuente del sector a ICNreport. El problema que se presenta ahora es que EE, la fusión entre Orange y Deutsche Telekom en Reino Unido, se ha ofrecido también. Hay que reconocer que al menos en las apariencias Telefónica ha jugado mejor y más rápido, y lo que ofrece es una ex filial de la propia BT reacondicionada y en beneficios lo que hace que, desde la cultura empresarial hasta el señuelo publicitario que supone volver a casa por Navidad, esté todo servido a la carta. Mientras, algunas fuentes del sector en Londres apuntan que “los contactos ya existían y lo que hizo Telefónica fue ventilar la cuestión para acelerar las negociaciones cortando el camino a EE”.

Álvarez-Pallete fue claro. El retorno de BT a la telefonía de consumo en el sector de móviles, con la posibilidad de ofrecer paquetes de valor añadido incluyendo línea fija y televisión, podía derribar los márgenes empresariales en el mercado británico. Y Telefónica no tiene un interés estratégico que le obligue a soportar una erosión de los ingresos. En todo caso sus intereses estratégicos se juegan en este momento en otros mercados. En Brasil hay una apuesta muy fuerte. La compra allí de la filial de Vivendi, Green Village Telecom (GVT) no ha hecho más que anunciar una nueva batalla esta vez asumida por OI que apuesta por adquirir al operador Telecom Italia Moveis (TIM) y trocearlo para un reparto con América Móvil y la propia Telefónica. Pero a la empresa que preside César Alierta no se le escapa que ese proceso puede acabar con una fusión América Móvil-OI, lo que puede supone para el operador español un reto que requiera fuertes inversiones en el mercado de telefonía más grande América Latina. Una constelación de intereses que se desarrolla a escala global. El otro mercado decisivo para el operador español es Alemania.

EE, la filial de Deutsche Telekon y Orange antes denominada Everything Everywhere, viene dando señales desde hace dos años de su voluntad de salir del mercado británico en el cual es el principal operador de móviles con una cuota del 33,8% medida por ingresos, comparado con el 26,5% de Vodafone y el 26,2% de O2. En reiteradas oportunidades planificó colocaciones en el mercado de Londres, pero hasta ahora no las materializó y sin dudas la posibilidad de que BT entre al ruedo en telefonía móvil completando su oferta de paquetes ha llevado a EE a acercarse a BT recientemente con oportunidad de la negociación para alquilar a ese operador infraestructura de móviles en frecuencia de radio que permita dar servicio sobre el sistema wi fi sin solución de continuidad, es decir sin que la señal se interrumpa. La complejidad de la negociación en curso y la incertidumbre sobre su desenlace la han dejado traslucir Telefónica y BT en la extrema cautela de sus comunicados emitidos ayer. Una de las opciones de la negociación, a la paridad de precios que adjudican los observadores a O2, si se hace una venta exclusivamente contra acciones de BT es que Telefónica acabe como accionista minoritaria de la sociedad resultante con un 22% del capital.

La competencia en el mercado británico se ha agudizado de forma significativa en años recientes algo que se ha hecho muy patente en la batalla por la introducción de protocolo 4G hace poco más de un año. EE ganó por la mano a sus competidores al lograr la transformación de una parte de su espectro a 4G antes de que el Gobierno convocara concurso para ceder nuevo espectro para ese protocolo. A expensas de esta jugada el operador franco alemán ganó seis meses de ventaja sobre sus competidores cuya ira se descargó sobre el ministerio de Cultura responsable de las frecuencias aptas para 4G. Pero este esfuerzo le ha supuesto a EE un fuerte aumento en los gastos de capital, es decir en infraestructuras, destinados a mantener la delantera en el mercado, cuyo efecto ha sido una erosión de sus márgenes. En abril del año pasado Orange había dado mandato para buscar comprador a EE, pero las gestiones de dos bancos de negocios no dieron resultado. Más adelante el año pasado suspèndió una salida al mercado de valores. Ahora se presenta una nueva oportunidad de hacer caja en un mercado que ha resultado más competitivo de los esperado por los actores.

BT tiene el 32% del mercado británico de banda ancha, además de telefonía fija y una oferta de televisión con 80 canales. Pero no está sola, en el mercado de banda ancha le siguen BskyB con el 22,8%, Liberty Global con el 19,8% y TakTalk con el 18,3%. Esta última negocia con Telefónica la utilización de su red para ofrecer servicios de telefonía móvil lo que abre las puertas a un acuerdo más amplio que dote a Telefónica de banda ancha fija, infraestructura que vendió el año pasado. Uno de los obstáculos para la negociación entre BT y Telefónica es el precio de O2. Telefónica pagó por el operador en 2005 17.700 millones de libras y los medios financieros valoran a O2 en la actualidad en 9.000 millones de libras. Es decir que la venta debería obligar al operador español a asumir una pérdida en la realización. De tal suerte que puede que al menos de forma transitoria le interese hacer un negocio en acciones y reservarse una salida total más adelante a mejor precio. Lo cierto es que el proceso de consolidación en el sector de la telefonía avanza a escala global.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2019 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...