edición: 3010 , Miércoles, 15 julio 2020
08/05/2020

Telefónica aprovecha la puerta que dejó abierta la Ofcom en 2016 y cierra su fusión con Liberty

La operación reduce las oportunidades de Vodafone que rechazó una combinación con ese operador
Carlos Schwartz
Telefónica anunció la conclusión exitosa de sus negociaciones con Liberty Global, operador de cable residencial con una red de alta velocidad y televisión de pago global, para la fusión con su filial Virgin Media en Reino Unido. Con este acuerdo Telefónica supera el veto impuesto al operador español por la Oficina de la Competencia de Reino Unido (Ofcom) y la Comisaría de la Competencia de la Comisión Europea (CE) en 2016 al acuerdo de venta de O2 a Three, la operadora de Hutchison en ese país. La combinación de las dos empresas supone la convergencia del principal operador de móviles con Virgin Media que tiene la mayor oferta del país en servicios de banda ancha residencial, televisión de pago y entretenimiento. O2 tiene 26 millones de líneas contratadas de forma directa y 34 millones de forma indirecta si se suman los acuerdos con Tesco Mobile y los contratos corporativos. Liberty por su parte tiene 3 millones de contratos de móviles que hasta ahora operaban a través de la red de EE, adquirida en 2016 por BT a Orange y Deutsche Telekom. Fue precisamente la autorización para esa adquisición lo que dejó claro que tanto Ofcom como Competencia de la CE se oponían de forma tajante a las consolidaciones que redujeran el número de operadores de móviles en cada país, pero estaban dispuestos a aceptar la convergencia de redes fijas residenciales con operadores de móviles.
Liberty Global entabló una negociación con Vodafone para una fusión que el operador británico de móviles rechazó hace dos años y limitó a una combinación en Holanda, y la adquisición de activos de red residencial en Alemania, y algunos países del este europeo. Telefónica finalmente alcanzó un acuerdo tras cinco meses de complejas negociaciones que fueron codificadas como “Proyecto Rosa”. Esto ha cerrado una puerta decisiva a Vodafone que podría haber transformado su negocio en Reino Unido y en el resto de Europa si hubiera aceptado el envite.

l operador de móviles acudió esta semana a sus mentideros habituales para intoxicar con la especie de que intentará desestabilizar la fusión de O2 en las próximas semanas. Un extremo que recogió Financial Times, en cuyo hombro suele llorar Vodafone. Originariamente, O2 era la operadora de móviles de BT bajo el nombre de Cellnet, que fue escindida y vendida. En 2005 Telefónica se hizo con la red tras una batalla con el operador holandés KPN. El acuerdo entre Telefónica y Liberty supone el despliegue de la red de nueva generación 5G en combinación con una red de banda ancha de muy alta velocidad residencial.

De acuerdo con los términos pactados, los dos operadores serán propietarios a partes iguales de la sociedad conjunta y estudiarán la oportunidad de sacar a bolsa una parte del capital en el futuro. La operación  valorada en 31.400 millones de libras (35.800 millones de euros) va a redimensionar el mercado británico de las telecomunicaciones enfrentando a un grupo de operadores de móviles: Vodafone, Three, Sky y TalkTalk con dos grandes operadores con servicios combinados, BT y la resultante de la fusión entre O2 y Liberty. El billonario americano propietario de Liberty, Joe Malone, había manifestado desde 2016 su interés por lograr una fusión de sus operaciones en Europa. El acuerdo valora a O2 en 12.700 millones de libras y a Virgin Media en 18.700 millones computando la deuda de cada una. La empresa resultante tendrá una carga de deuda estimada en unos 18.000 millones de libras. 

Liberty es un conglomerado global de servicios residenciales de televisión por cable y banda ancha que ha basado su expansión en un fuerte apalancamiento con recursos ajenos. El pacto establece el pago en dinero a Telefónica por importe de 5.700 millones de libras que la operadora destinará a la reducción de deuda, y otro pago de 2.500 millones de libras para compensar la deuda de Virgin Media de 11.300 millones de libras. Por su parte Liberty Global recibirá en dinero 1.400 millones de libras por la escisión de su filial en Irlanda que no formará parte del conglomerado resultante. Telefónica y Liberty Global anunciaron una inversión de 10.000 millones de libras en los próximos cinco años. 

El acuerdo, que creará una empresa con ingresos del orden de los 11.000 millones de libras (12.500 millones de euros) y 46 millones de contratos por la combinación de la base de clientes en televisión de pago, telefonía y banda ancha, quedará cerrado en 2021. Las empresas prevén que la joint venture genere sinergias, valoradas en 6.200 millones de libras, en términos de valor actual neto y excluyendo los costes de integración. Esto equivale a sinergias de costes, capex e ingresos de 540 millones de libras anuales, a partir del quinto año tras el cierre de la operación. El presidente ejecutivo de Telefónica, José María Álvarez-Pallete, ha subrayado que "Combinar O2, operador móvil número uno del mercado de Reino Unido, con la red de banda ancha de alta capacidad y los servicios de entretenimiento de Virgin Media supone un punto de inflexión en el mercado británico, en un momento en que la demanda de conectividad nunca ha sido tan alta ni tan crítica. Estamos creando un competidor fuerte, con una escala significativa y con fuerza financiera para invertir en infraestructuras digitales en Reino Unido, ofrecer más opciones y aportar un mayor valor a millones de consumidores, empresas y clientes del sector público. 

De esta forma, se crea un operador líder convergente en Reino Unido, lo que es motivo de orgullo para ambos socios”. El negociador por parte de Liberty Global ha sido su presidente ejecutivo, Mike Fries, quien ha declarado que: "Virgin Media ha redefinido la banda ancha y el entretenimiento en Reino Unido, aportando la plataforma de vídeo más rápida e innovadora. O2 es reconocido en el mercado como el operador de telefonía móvil más fiable y admirado de Reino Unido”. El ejecutivo insistió en lo que supondrá el despliegue del protocolo 5G sobre la base de una red de fibra de alta velocidad en un proyecto convergente apuntado que el proyecto está en línea con los objetivos de digitalización y conectividad del gobierno de Reino Unido.

Noticias Relacionadas

Director
Juan José González ( director@icnr.es )

Esta web no utiliza cookies y no incorpora información personal en sus ficheros

Redacción (redaccion@icnr.es)

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
c/ Real, 3. 40400 El Espinar (Segovia)
Teléfono: 92 118 33 20
© 2020 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...