edición: 2614 , Miércoles, 12 diciembre 2018
18/11/2008

Telia condenada a quedarse con Yoigo

Se seca en el escaparate en el que la propia Telia Sonera ha puesto a su hijo más caro, el vástago español que en su primer año le hizo un agujero de 153 millones de euros. Pero no es KPN la única que vuelve la mirada para otro lado. Ni Carlos Slim ni los demás rebotados de la carrera por Digital+ (France Telecom, Murdoch y Liberty) están para mucho más que mirar si acaso a ONO que, al fin y al cabo, tiene la única red alternativa a la de Telefónica capaz de servir los 100 megas. Durante meses fueron los nórdicos los que se hicieron los suecos con la venta. Ahora, si nadie se asoma al escaparate, tendrán que comenzar con otro tratamiento de choque.

Los llamados a la fiesta de los pretendientes de Yoigo se han ido cayendo de la lista. Deutsche Telekom está ocupada en digerir sus adquisiciones en Grecia y Serbia y Hutchinson, desaparecida. A los posibles ´novios´ los disuade por igual el concierto desafinado de los demás accionistas (ACS, FCC y Telvent) que representan el el 23,4% del capital, que la herencia obligada de la vinculación de Yoigo a las redes de 2G y 3G con Vodafone y Telefónica, que no vencen hasta 2010 y 2012 respectivamente.

Ya en febrero, Carlos Slim olisqueó el 76% de Telia y confió a su yerno, Daniel Hajj, los contactos con la operadora nórdica. Sobre el papel, podría ser una grieta para cumplir sus deseos -mil veces negados- de abordar el mercado español, aunque sea por una puerta de servicio, lejos del peaje demasiado caro que Cebrián y González le prepararon en Prisa. Pero el magnate azteca prefiere pisarle los pasos a ONO. Si en junio envió de nuevo a su hijo a ‘hacer las españas’ y juró que buscaría un sitio para Telmex Internacional el mercado ibérico, ahora La Torre y Asociados y el despacho de abogados Uría Menéndez son sus introductores de embajadores en España. Galdón le dio calabazas al interés de los Slim. Ahora la brecha está en los fondos de capital riesgo que tienen desde hace cuatro años en sus manos el 56% de la operadora. Las tentaciones de Slim Helu y Slim Domit no caminan solas: el despecho hacia Digital+ puede nutrir el baile de los pretendientes por ONO, ya antes de que la operadora lo abra formalmente. Y promete dejar soltera y sin compromiso, a Yoigo.

Embriagada con sus propios alardes en la guerra de precios, la operadora acumula en los nueve primeros meses ya los cien millones de euros de rojos que Telia le permitía para 2008. La ‘verdad verdadera’ le mancha la pechera de los beneficios a la matriz sueca y la lleva a sus peores resultados trimestrales, tanto como para que -por primera vez- Telia reconozca lo que desde marzo era un secreto a voces: el futuro está en el congelador y le aplicará un tratamiento de choque, para susto del resto de los socios. El cuarto operador de telefonía móvil se pincha con el azuelo de la portabilidad y no consigue piezas suficientes en las aguas de los nuevos clientes.

Adiós al proyecto de largo plazo -cinco años- que se las prometía Johan Andsjö. Yoigo se ha entregado a las rebajas, a la velocidad de la luz de Masmovil y Simyo. Pero ni sus piruetas, la oleada de tiendas propias, las muletas de la red prestada y el bucle de la portabilidad han sido suficientes para mantener vivas sus aspiraciones de cerrar el año con 1 millón de clientes (más del doble de 2007). Su cobertura para 3G es todavía del 42%, apenas alcanza a las 19 mayores provincias y no pensaba ampliarse en los próximos meses más allá del 50%. Yoigo ha desoído el eco de sus propios golpes –los de las fallidas llamadas a cero euros– y el lastre de los 98 millones de euros de rojos.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...