edición: 2409 , Lunes, 19 febrero 2018
03/04/2009

Telia le vuelve a sacar brillo al escaparate de Yoigo

Ana Zarzuela

Aseguran que tienen el respaldo incondicional de todos sus accionistas, la luz verde -y la letra pequeña de los números negros- desde tierras nórdicas para los dos próximos ejercicios. Johan Andsjö y la dirección de Yoigo tratan de no tener ojos más que para los 100.000 nuevos clientes, el 44% de los usuarios de nueva incorporación en el último trimestre y las ventas multiplicadas por cuatro en el Q4 de 2008. Es la única de las cuatro grandes operadoras españolas con red propia que pudo sostener la portabilidad interanual positiva. Pero de cuando en cuando, son los vientos de su ‘matriz’ nórdica los que se empeñan en recordarle que el baile de pretendientes -o al menos de inversores- sigue abierto. Se lo ha confirmado de nuevo Lars Nyberg a un grupo de inversores finlandeses: Telia no deja de barajar opciones para su 76,6% de Yoigo.  En latitudes españolas encara la crisis del sector y el descenso del consumo pisando el acelerador de las tiendas -500 nuevas franquiciadas- y de las antenas -800 más- para obtener una cobertura con red propia del 56%. Yoigo saca brillo a sus costuras: unas, le permitirán anticipar en dos años los compromisos contraídos con el Gobierno y buscar ‘papeletas’ en el 'refarming' de la banda de 900 mhz, que Industria prometía cerrar este año y que Bruselas le acelerará. Las otras, adornan el escaparate al que el fondo Dougthy Hanson lleva asomado más de un mes sin acabar de decidirse.

Johan Andsjö se aferra a la “excepción española” -un mercado en el que aún los precios son más caros que en Europa, que está saturado pero aún no es maduro- para extender las grietas de su horizonte: quiere un 10% del mercado móvil en cinco años, fuera de números rojos. En España, Yoigo ha tocado con las manos el cielo del millón de clientes en menos de dos años. Armada en la guerra de tarifas y una distribución comercial agresiva, ha arañado casi un 2% del mercado móvil -tanto como todas las demás OMV juntas- hasta demostrar que hay vida para las low cost españolas. También, que eso no es todo: a pesar de cuadruplicar sus ventas en el último trimestre, pasea por los números rojos, sólo ha podido reducir pérdidas a la mitad, en parte por su empeño en estirar las costuras de su cobertura. En diciembre Yoigo fue la segunda operadora con más incremento en el número de clientes nuevos (14.473) y la que más arañó a los operadores tradicionales con la portabilidad en ristre, con una ganancia neta de 109.931 números. Pero debe pagar a Movistar y Vodafone, carga con la subvención de los terminales, la expansión de la red y la agresiva campaña para arañar clientes.

El cuarto operador de telefonía móvil en España se la juega al todo o nada de la cobertura, ahora que los ingresos por voz caen en la telefonía móvil y que el sector descuenta que el horizonte de precios del mercado se abaratará en un 50% en tres años y dejará en la cuneta de la rentabilidad hasta a un 75% de las OMV y low cost. A falta de una decisión definitiva sobre el 'refarming' -España tendrá que hacerlo antes de final de año, Bruselas se lo exige- Yoigo ya está preparado para operar en la frecuencia de 900Mhz, una banda que permite una mejor cobertura indoor en ciudades, especialmente para datos móviles con alta velocidad, además de precisar de un menor número de torres en zonas rurales para crear cobertura de servicios UMTS y menos impacto medioambiental. Una gran parte de los teléfonos 3G del portfolio de Yoigo ya soportan UMTS 900 Mhz

La operadora sueca ha podido nadar a contracorriente del mercado y las aguas revueltas de las grandes operadoras europeas, lo suficiente como para aumentar su beneficio un 6% en 2008, e incrementar sus ventas un 13%, el mejor horizonte en su trayectoria. Pero Yoigo sigue siendo el hijo más caro de Telia: se ha pasado en más de 20 millones de los 1.000 millones de coronas del techo de pérdidas marcado por la operadora. Y no está dispuesta a sacarlo del baile. El futuro está bajo el microscopio del replanteamiento. Es Telia Sonera la primera en recordar que, a la vista de que el beneficio potencial de Yoigo es menor que el de otros países, la sueca prefiere priorizar sus inversiones en los países, para empezar Euroasia, una zona donde logrará una mayor rentabilidad y más años para disfrutar con márgenes más altos. Y la primera, también, en contarle a todo el que se acerque al escaparate de las telecos europeas que está más que dispuesta a escuchar ofertas por su 76,6% de Yoigo.

Ganas no le faltan. Pero no es KPN la única que vuelve la mirada para otro lado. Por más que haya adornado el humo del baile a dos, a France Telecom ni las condiciones de las licencias UMTS ni el ‘Decreto Rato’ le dejan fácil poco más que la intención sobre Yoigo. Los llamados a la fiesta de los pretendientes de Yoigo se han ido cayendo de la lista. Deutsche Telekom está ocupada en digerir sus adquisiciones en Grecia y Serbia y Hutchinson, desaparecida. A los posibles ´novios´ los disuade por igual el concierto desafinado de los demás accionistas (ACS, FCC y Telvent) que representan el el 23,4% del capital, que la herencia obligada de la vinculación de Yoigo a las redes de 2G y 3G con Vodafone y Telefónica, que no vencen hasta 2010 y 2012 respectivamente. Ni Carlos Slim ni los demás rebotados de la carrera por Digital+ (France Telecom, Murdoch y Liberty) están para mucho más que mirar si acaso a ONO que, al fin y al cabo, tiene la única red alternativa a la de Telefónica capaz de servir los 100 megas. Durante meses fueron los nórdicos los que se hicieron los suecos con la venta. Ahora, si nadie se asoma al escaparate, tendrán que comenzar con otro tratamiento de choque.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...