edición: 2575 , Martes, 16 octubre 2018
01/07/2011

Tener el trabajo suspendido temporalmente por un ERE impide que la empresa pueda despedir a los empleados afectados

Javier Ardalán
Incluir a un trabajador en un expediente de regulación de empleo (ERE) de carácter suspensivo impide a la empresa poder despedirlo mientras tanto alegando razones económicas, organizativas o de producción, según lo establece una sentencia del Tribunal Superior de Justicia del País Vasco, de 2 de mayo de 2011.

El ponente, el magistrado Iturri Garate, estima que los despidos se producen en un periodo en el que sigue vigente el pacto empresa-trabajadores de suspender aquellos contratos de trabajo de casi todos los trabajadores de la empresa y entre ellos, de los de los demandantes.

Por ello, considera que no puede entenderse adecuado a los prototipos comunes de la conducta del buen comerciante que éste olvide que ha llegado a un acuerdo con los trabajadores -acuerdo vigente durante un concreto periodo, de suspender contratos- y no obstante el mismo y durante su vigencia, extinguir dos de ellos.

Se supone que el compromiso se alcanzó en las dos bandas sobre la idea de evitar así en ese periodo la adopción por la empresa de medidas más traumáticas. No obstante, podría considerarse que, en el curso del expediente suspensivo por el que la empresa optó, pidieron concurrir nuevas circunstancias que impusieran distinto criterio empresarial, sería necesario probar la certeza de que esa sea la cifra de baja en ventas e ingresos, sino  se parte  de un genérico descenso en ventas que también se asumió en el ERE, aparte de que se ha de suponer que durante el ERE suspensivo también la producción es menor que la ordinaria con el personal a plena producción.

Entiende el magistrado que lo razonable era esperar al vencimiento del periodo pactado y luego proceder en su caso a actuar medidas más drásticas si la situación no se viera mejorada con las previamente adoptadas.

La sentencia de instancia consideraba que la medida de amortización adoptada, más que necesaria, era una simple medida de conveniencia empresarial, no constando acreditada la conexión de aquellas medidas y la obtención de una mejor situación, considerando improcedente tal despido.

En este caso, además, considera que no encaja tampoco con esa supuesta necesidad el hecho de que, pasado escaso un trimestre, se ofrezca en la página "web" de la empresa la contratación de personal nuevo. Ante el silencio de la recurrida sobre el particular, lo cierto es que tal ofrecimiento no consta que sea para concreto personal con cualificación distinta de ingeniero, sino que es genérica.

Además, se apuntaba que había tenido lugar un descenso importante de las ventas, reiterado en el tiempo, y no puramente puntual, lo que puede justificar los despidos. Se invocaban unas mermas de entre el 60 y el 65 por ciento de producción, considerando la actividad productiva de los nueve primeros meses en los tres últimos años. Sin embargo, no consta que tal cifra sea la exacta, pues no hay prueba al efecto y si que, hemos de partir de que hay un descenso productivo sin especificar.

Noticias Relacionadas

Director
Alfonso Pajuelo ( director@icnr.es )

Redacción (redaccion@icnr.es)

  • Juan José González
  • Javier Ardalán
  • Carlos Schwartz
  • Rafael Vidal

Intelligence and Capital News Report ®
es una publicación de Capital News Ediciones S.L.
Editor: Alfonso Pajuelo
C/ Joaquín María López, 30. 28015 Madrid
Teléfono: 92 118 33 20
© 2018 Todos los derechos reservados.
Prohibida la reproducción sin permiso expreso de la empresa editora.

Optimizado para Chrome, Firefox e IE9+

loading
Cargando...